Los tábanos constituyen una gran familia de más de 3500 especies a nivel mundial (Tabanus spp., Hematopota spp., Chrysops spp., etc.). Atacan al ganado (bovino, ovino, caprino, porcino), caballos y a todo tipo de mamíferos domésticos y salvajes, incluido el hombre y también a perros y gatos.

Se dan en todo el mundo, si bien la abundancia de cada especie difiere mucho regionalmente.


Biología y ciclo vital de los tábanos

Tábano (Tabanus spp.). Fotografía de M. Campos PereiraLos adultos son corpulentos (hasta 2,5 cm). Son las hembras las que chupan sangre y producen una dolorosa picadura. Ponen los huevos en varios tipos de vegetación. Las larvas de algunas especies son acuáticas. Habitualmente hay sólo una generación al año. Afortunadamente, no se suelen dar infestaciones masivas, sino que se trata siempre de relativamente pocos individuos, comparado con las moscas de los cuernos o del establo.

Si no está familiarizado con la biología general de los insectos pulse aquí para consultar el artículo correspondiente en este sitio.


Daño e importancia económica de los tábanos

Los tábanos no suelen ocasionar problemas económicos de envergadura en explotaciones ganaderas. No obstante, la producción de vacas lecheras en pastoreo puede verse reducida de hasta el 25%. Las dolorosas picaduras son muy molestas y estresantes para los animales y puede ser aconsejable proteger los ejemplares de gran valor (sementales, caballos de competición, mascotas, etc.).

Los tábanos pueden transmitir numerosas enfermedades protozoarias (p.ej. anaplasmosis, tripanosomiasis), bacterianas y virales, pero de ordinario no son los vectores más importantes de estas enfermedades.

Para las mascotas (y sus dueños...), los tábanos pueden ser especialmente molestos por lo doloroso de la picadura.


Prevención y control de los tábanos

Tábano (Haematopota spp.). Fotografía de Jarmo Holopainen tomada de www.pbase.com/holopain/fliesNo hay hasta la fecha ningún método satisfactorio para proteger al ganado o a las mascotas de los tábanos. Esto se explica por varias razones:

  • el gran tamaño de los tábanos y el breve tiempo que permanecen sobre el hospedador requeriría altas dosis de insecticidas para matarlos antes de que pudieran picar;
  • su capacidad de volar grandes distancias desde sus hábitats de desarrollo en búsqueda de un hospedador hace que el control en una propiedad ganadera resulte casi inútil porque llegan los tábanos de otros lugares;
  • el gran número de hábitats posibles de desarrollo hace virtualmente imposible el control ambiental.

Los productos a base de piretroides (aspersión manual, pour-ons, etc.) pueden proteger al ganado y a caballos durante varios días. Se han investigado numerosos repelentes y trampas pero con escasos resultados. Estudios con trampas mostraron que cada especie tiene un perfil diferente con respecto a sustancias atrayentes (p.ej., octenol, orina de asno, de vaca o humana, acetona, amoniaco, etc.). Como en todos los sitios hay numerosas especies de tábanos que atacan al ganado, es prácticamente imposible reducir las poblaciones con trampas.

Para perros y gatos pueden dar algún alivio los collares con piretroides. Otros productos (pipetas, champús, jabones, etc.) no darán ningún resultado.

No hay repelentes realmente eficaces para el ganado, caballos, o mascotas contra los tábanos, que protejan más allá de unas horas, si acaso. Pero si le interesa puede consultar el artículo en este sitio sobre los repelentes (enlace).

Puede interesarle los artículos en este sitio sobre el uso de plantas y otros remedios vegetales contras las moscas del ganado (enlace), aunque no debe esperar soluciones geniales contra los tábanos.

Consulte también el artículo en este sitio sobre mosquicidas - insecticidas (enlace).


Resistencia de los tábanos a los parasiticidas

No hay reportes de resistencia de poblaciones de tábanos a los insecticidas.

Esto  significa, que si un producto para el control de tábanos fracasa, no se deberá a un problema de resistencia sino a uso incorrecto o a que el producto empleado no es adecuado para el control de estos parásitos. El uso incorrecto es la causa más frecuente del fracaso de productos antiparasitarios

Para consultar los artículos sobre resistencia de parásitos a los parasiticidas pulse aquí.

Otros artículos en este sitio