Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript![ ? ]

Los piojos son pequeños insectos (1 a 5 mm de largo) sin alas. Algunas especies chupan sangre (piojos chupadores) y pertenece al orden llamado Anoplura. Otras especies no chupan sangre (piojos masticadores) y pertenecen al orden Mallophaga. Se dan en todo el mundo, sin preferencia por una región particular.

Son parásitos obligados, es decir, no pueden sobrevivir ni completar su ciclo vital sin parasitar a sus hospedadores.

Haematopinus asini, piojo chupador de caballos. Imagen tomada de wikipedia commons.Las especies de piojos más importantes para los caballos y otros equinos en América y Europa son:

  • Werneckiella equi equi
  • Werneckiella equi asini
  • Werneckiella ocellatus
  • Haematopinus asini

Los caballos infestados con piojos, ¿son contagiosos para el hombre

  • No, porque los piojos que infectan a los caballos y asnos son específicos de esos hospedadores y no infectan a los seres humanos. 

Las infestaciones con piojos se denominan técnicamente pediculosis.


Biología y ciclo vital de los piojos equinos

Los piojos pasan por una metamorfosis incompleta. El ciclo vital dura cerca de 1 mes. Cada hembra deposita unas pocas docenas de huevos (liendres) durante su vida. Los pega uno a uno a los pelos del hospedador. Su incubación dura entre 4 y 20 días. Las jóvenes ninfas se asemejan a los adultos pero son menores. La vida de los adultos dura entre 3 y 6 semanas. Fuera del hospedador sobreviven de ordinario sólo unos pocos días.

Los piojos del género Werneckiella (también conocido como Damalinia, o Bovicola) son piojos masticadores que infectan caballos, asnos, mulas y otros equinos en todo el mundo. Se les encuentra sobre todo en el cuello y en la base de la cola, y en todo el cuerpo en caso de infestaciones masivas. Los adultos son bastante pequeños (no más largos de 2 mm) y tienen el cuerpo aplanado. Como todos los piojos masticadores se alimentan de detritus de piel y pelos y de secreciones cutáneas. El desarrollo de huevo a adulto pasa por tres estadios ninfales y dura unas 3 semanas. Todo el desarrollo tiene lugar sobre el mismo hospedador. Las hembras ponen huevos (liendres) que pegan a los pelos del hospedador. La vida de los adultos no pasa de los 2 a 3 meses.

Haematopinus asini es la especie mayor entre los piojos equinos y alcanza de 3 a 4 mm de largo. Es un piojo hematófago, es decir chupa sangre y afecta a caballos, asnos mulas y otros equinos en todo el mundo. En el hospedador se le encuentra sobre todo en la cabeza, cuello, lomo, pecho y entre las piernas. Todos los estadios de desarrollo tienen piezas bucales picadoras que les permiten atravesar la piel y chupar sangre y otros fluidos corporales del hospedador. El desarrollo es similar al de Werneckiella. Algunos autores lo consideran como más dañino que Werneckiella.

Los piojos pasan toda su vida sobre el mismo hospedador: la transmisión de un hospedador a otro es por contacto. De una manada a otra la contaminación suele ocurrir por introducir animales infestados, si bien puede ocurrir que algunos piojos de diseminen agarrados a moscas.

En regiones de clima tempadlo o fría (Europa, Sur de Argentina y Chile, etc.) las infestaciones de piojos se desarrollan sobre todo en la estación fría y culminan al inicio de la primavera. De ordinario remiten durante el verano. La estabulación del ganado durante la temporada fría favorece el hacinamiento y con él la transmisión por contacto entre los animales; y la alimentación más floja debilita las defensas naturales del ganado. El pelaje más denso también ofrece mejores condiciones de desarrollo para los piojos.

En primavera, la alimentación mejora cuando los animales empiezan a pastar hierba nueva; el pelaje más corto y la exposición al sol reducen la humedad de la piel, y la ausencia de hacinamiento dificulta la transmisión de los piojos, si bien hay algunas especies que pueden transmitirse mediante otros insectos. Por todo ello las infestaciones desaparecen casi siempre espontáneamente. No obstante, algunos piojos logran sobrevivir en unos pocos animales que reinfestarán a todo el hato cuando vuelva a ser estabulado para el próximo invierno.

Si no está familiarizado con la biología general de los insectos pulse aquí para consultar el artículo correspondiente en este sitio.


Daño causado por los piojos equinos

Caballo infestado de piojos. Imagen tomada de www.pferde-tierarzt.deLos piojos no suelen se un problema grave en caballos sanos. De ordinario, infestaciones leves o moderadas apenas causan daños.

Pero pueden ser bastante molestas para los caballos. Las picaduras de piojos chupadores son notablemente irritantes y los animales afectados sufren intenso picor. Se rascan, frotan contra objetos e incluso muerden las partes afectadas. Esto puede resultar en caída de pelo (alopecia) y heridas de la piel que pueden infectarse con bacterias secundarias y atraer gusanos barrenadores u otras moscas que ponen sus huevos en las heridas. 

Infestaciones graves pueden afectar especialmente a jóvenes animales jóvenes y manifestarse en pelo áspero, caída de pelo, pérdida de peso, etc. además de que los animales afectados son más propensos a sufrir otras enfermedades. Un gran número de Haematopinus asini también puede causar anemia por pérdida de sangre. 

Werneckiella spp puede actuar como vector de la anemia infecciosa equina , una enfermedad viral específica de los caballos y otros equinos.

El diagnóstico se basa en la determinación de los piojos hallados en la piel. Al contrario de los ácaros de la sarna, las infestaciones con piojos no causan la formación de costras o escamas en la piel de los animales infectados. 


Prevención y control de los piojos equinos

Prevención y control no químicos

En regiones de clima templado o frío (e.g. Europa, Sur de Argentina y Chile, etc.), las infestaciones de piojos son de ordinario un problema invernal . El hacinamiento durante el período de estabulación implica un contacto físico más estrecho entre los animales, lo que facilita la transmisión de piojos. También conlleva una mayor humedad en la piel, que favorece igualmente el desarrollo de los piojos. Además, la alimentación de los caballos suele ser peor en invierno, y el confinamiento significa más estrés para los animales. Todo ello hace a los animales menos resistentes a la infestación.

Por ello, mantener a los animales bien alimentados y en condiciones buenas de salud e higiene es crucial para reducir el riesgo de infestaciones invernales de piojos, o al menos para reducir el daño que tales brotes pueden causar.

En cuanto los animales vuelven a los pastos naturales en primavera los síntomas se reducen rápidamente. La exposición al sol reduce la humedad en el pelaje, lo que frena el desarrollo de los piojos. Y sin hacinamiento la transmisión apenas tiene lugar. Pero en manadas infectadas algunos ácaros piojos sobrevivirán las condiciones desfavorables durante el estío en algunos animales de una manada, sin que dichos animales muestren síntomas clínicos. Cuando la manada regresa a los establos para invernar, tales animales transmiten los piojos al resto de la manada si no se toman medidas preventivas.

Si una manada está libre de piojos, la contaminación solo puede venir de animales introducidos de fuera. Para evitarlo, hay que tratar preventivamente contra los piojos a todos los animales que se introducen de fuera, especialmente durante los meses de invierno.

Peinar o cepillar frecuentemente a los caballos puede reducir el número de piojos, pero no los controlará. Y puede servir para transmitir piojos de un animal a otro si no se limpian muy bien los cepillos o peines empleados.

Por ahora no hay vacunas que protejan a los caballos haciéndoles inmunes a los piojos.

Y no hay trampas para atrapar piojos, por la simple razón de que se transmiten directamente por contacto entre animales, es decir, no hay piojos "volando o corriendo por ahí" susceptibles de ser atrapados en una trampa. Por la misma razón no hay repelentes que alejen los piojos de los caballos.

Por ahora no hay métodos de control biológico de los piojos mediante sus enemigos naturales.

Pulse aquí si está interesado en plantas medicinales para controlar los parásitos externos del ganado, caballos y mascotas.

Prevención y control químicos

En la mayoría de los países hay multitud de antiparasitarios tópicos piojicidas para controlar la sarna del ganado, pero a menudo sólo unos pocos están también autorizados para uso en caballos y otros equinos. La razón es que el mercado equino es menor que el ganadero y, por ello, para los laboratorios veterinarios no suele ser lo suficientemente atractivo como para invertir en el desarrollo de indicaciones para equinos.

Algunos concentrados clásicos para baños de inmersiónaspersión con piojicidas tradicionales como organofosforados (clorpirifós, cumafós, diazinón, etc.) y piretroides (cipermetrina, deltametrina, permetrina, etc.) pueden controlar los piojos en caballos. Algunos de estos productos contienen mezclas, típicamente de organofosforados + piretroides.

En la mayoría de los países también hay pour-ons listos para el uso que controlan piojos, ácaros y otros parásitos externos de los caballos. La mayoría contienen piretroides (cipermetrina, deltametrina, permetrina, etc.).

Los piojicidas tópicos tienen un efecto residual relativamente corto, es decir su protección contra la reinfestación no suele durar más de una semana, en todo caso. Y no matan los huevos (liendres) de los piojos, de los que eclosionarán nuevos piojos que sobreviven así el tratamiento previo. Por ello se recomienda vivamente repetir el tratamiento unas 2 a 3 semanas después.

Los preparados a base de endectocidas (lactonas macrocíclicas) como la ivermectina o la moxidectina administradas por vía oral (pastas, geles, suspensiones) pueden lograr cierta eficacia contra piojos chupadores, pero no contra piojos masticadores. Y la mayoría de estos productos no están indicados para el control de piojos.

Si le interesa, puede visitar el artículo en este sitio sobre las propiedades generales de los antiparasitarios externos y sus clases químicas.

  1. ATENCIÓN. NUNCA USE productos con AMITRAZ en CABALLOS, porque es TÓXICO para los EQUINOS y los GATOS. Hay muchos productos con amitraz para el ganado (bovino, ovino, etc.) y para perros.  No deben usarse nunca en caballos ni en gatos.

Consulte a un médico veterinario para obtener informaciones y recomendaciones más precisas adaptadas a las condiciones climáticas y epidemiológicas regionales.


Resistencia de los piojos equinos a los antiparasitarios

Hay unos pocos reportes de tolerancia de Werneckiella (Bovicola) ocellatuspiretroides en Gran Bretaña. Pero parecen ser casos aislados, y la resistencia de piojos equinos a los antiparasitarios no es aún un problema extendido.

Esto significa que si un producto concreto no procura el control esperado, lo más probable es que se deba a su uso incorrecto, o a que el producto es inadecuado para tal control de piojos, no a problemas de resistencia. El uso incorrecto es la razón más frecuente del fracaso de productos. 

Aprenda más sobre qué es la resistencia y cómo manejarla.

Otros artículos en este sitio

GoogleBúsqueda personalizada