20 | 04 | 2014
Búsqueda personalizada

PIPETAS para PERROS y GATOS - SPOT-ONS - para el control de PULGAS, GARRAPATAS, ÁCAROS, PIOJOS y otros parásitos externos e internos

¿Qué son las pipetas o spot-ons?

Un spot-on es un concentrado líquido de un antiparasitario listo para el uso (no hay que diluirlo) y para la administración tópica (es decir sobre la piel). Comercialmente se les denomina a menudo pipetas, a veces tubos u ampollas.

Popularmente, muchos dueños de mascotas hablan de vacunas contra las pulgas, garrapats, piojos, etc., pero de hecho se refieren casi siempre a las pipetas o spot-ons. Si le interesa saber más sobre las verdaderas vacunas, pulse aquí.

Aplicando una pipeta a un perro. Imagen tomada de www.bockonline.chEl término «spot-on» viene del inglés, del verbo «to spot» (= manchar, salpicar) + «on» (~encima). Está en relación con el término «pour-on», del verbo «to pour» (= verter, echar) + «on». Ambos describen modos de administrar productos de uso externo a los animales, sobre todo al ganado: «spot-on» y «pour-on».

Los «spot-ons» se aplican en uno o varios puntos (o manchas), en el lomo de la mascota. Una vez aplicado el producto, la sustancia activa se distribuye por todo el cuerpo del animal: más o menos, mejor o peor, antes o después, según la sustancia activa, los vehículos o disolventes de la formulación, el pelaje del animal, su comportamiento, etc.

Para la administración hay que asegurar que el lomo del animal no esté excesivamente cubierto de suciedad o mojado, pues el producto aplicado allí podría no extenderse correctamente por el cuerpo del animal, o podría simplemente escurrirse y caer al suelo; o si es sistémico, su absorción a través de la piel podría quedar disminuida.

La inmensa mayoría de los spot-ons son para perros y gatos y se comercializan en ampollitas de tamaño diferente según el peso de la mascota. Estas ampollitas han acabado por recibir la denominación de «pipetas», introducida por algunos laboratorios, en sí impropia, pues las pipetas son instrumentos de laboratorio que sirven para trasladar pequeñas porciones de líquido de un recipiente a otro. Unos pocos spot-ons no vienen en ampollitas, sino en frascos goteros.

Aunque ya había algún spot-on para el ganado y las mascotas hace unos 30 años (p.ej. con triclorfón, un organofosforado) este modo de administración se impuso en el mercado de las mascotas a partir de mediados de los años 90 del siglo pasado. Hoy en día los spot-ons son la forma der administración de antiparasitarios más extendida para las mascotas. Han desplazado en buena medida a los collares, champús, jabones y otros productos. Eso sí, también son las más caras...


Espectro de acción de los spot-ons o pipetas

Los spot-ons se usan abundantemente para el control de parásitos externos como garrapatas, ácaros, piojos, etc., también pero menos para el control de parásitos internos como gusanos gastrointestinales, gusano cardíaco, etc. Su espectro de acción depende de la composición: hasta la fecha ningún spot-on controla todo el espectro de parásitos mayores posibles de las mascotas como son pulgas, garrapatas, ácaros, piojos, nematodos y tenias.


Composición de los spot-ons o pipetas

Los spot-ons contienen sobre todo ectoparasiticidas del gupo de lospiretroides, inhibidores del desarrollo, amitraz,fenilpirazoles, neonicotinoides, metaflumizona, etc. y endectocidas (p.ej. selamectina, moxidectina) o mezclas de sustancias activas de varias clases químicas.

Las concentraciones de estas sustancias activas en la formulación puede ser muy elevadas, de hasta el 40%, lo que a veces puede ser problemático desde el punto de vista de la tolerancia para la mascota, sobre todo para gatos y perros pequeños.

En casi todos los productos, la dosificación correcta se asegura administrando pipetas de volumen diferente para diferentes rangos de peso de las mascotas. Pero también hay productos en los que no sólo varía el volumen según el peso, sino que varía también la concentración de la sustancia activa.

 


Marcas comerciales de pipetas o spot-ons para perros y gatos

Puede consultar en este sitio las fichas técnicas de las marcas comerciales de pipetas más extendidas, agrupadas en las siguientes categorías según el espectro de acción:

 

  • Contra PULGAS (enlace): y otros insectos, pero no contra garrapatas
  • Contra PULGAS y GARRAPATAS (enlace): además de otros insectos y ácaros
  • ENDECTOCIDA (enlace) es decir contra parásitos externos e internos: pulgas, garrapatas, etc. y helmintos (sobre todo Dirofilaria spp, el gusano del corazón)
  • OTROS (enlace): sólo antihelmíntico, o no indicado contra pulgas, etc.

Eficacia de los spot-ons contra pulgas y garrapatas

Casi todos los spot-ons están diseñados para procurar un buen efecto curativo (terapéutico) de infestaciones ya establecidas, dentro de 1 a 3 días tras la administración: la mayoría ofrecen >90% de eficacia, según el parásito y el producto. El efecto preventivo (profiláctico) para prevenir las re-infestaciones suele der de unas 4 semanas, si bien el % de eficacia hacia el final de estas 4 semanas suele ser notablemente menor (70-85%) que al inicio, y tras las 4 semanas disminuye rápidamente. Por ello se suele recomendar volver a tratar la mascota a las 4 semanas si persiste la exposición al parásito.

En principio, la distribución de la sustancia activa en el cuerpo de la mascota suele ser lo suficientemente completa para que se controlen los parásitos en cualquier parte del cuerpo de la mascota. Pero esto depende en parte de la formulación, que de ordinario varía de una marca a otra: puede haber diferencias no despreciables entre marcas de diferentes laboratorios con el mismo contenido de sustancia activa pero diferentes vehículos. Si se trata de un producto con efecto sólo de contacto, la distribución insuficiente puede mermar la eficacia.

En algunos spot-ons (p.ej. los de endectocidas), la sustancia activa actúa tanto por contacto directo con el parásito, como de modo sistémico, es decir, porque penetra en el interior del cuerpo del hospedador y a través de su sangre alcanza al parásito. Esto presenta la ventaja de que no le afectan la lluvia, el lavado, o el lugar del cuerpo donde está el parásito, como puede ocurrir con algunas sustancias activas de efecto de contacto.

Los spot-ons suelen ser bastante resistentes al agua (lluvia, chapuzones, etc,) y al lavado. Aparte de la alta eficacia, son muy fáciles y cómodos de aplicar. Su inconveniente mayor suele ser el elevado costo y el hecho de que las mascotas quedan impregnadas del producto químico, pues hay usuarios que no quieren que sus mascotas estén “contaminadas” con plaguicidas.


Resistencia de las pulgas a los insecticidas

Está muy extendida la resistencia de las pulgas a los "viejos" insecticidas, sobre todo a los organofosforados, carbamatos y piretroides. Si el spot-on contiene una de estas sustancias activas, su eficacia puede ser mucho menor que la esperada, incluso nula. El dueño de las mascotas casi nunca tiene modo de averiguar si las pulgas que afectan a su mascota son resistentes o no. Por ello, si se comprueba que la pipeta que se le ha puesto a la mascota no da resultado, lo razonable es cambiar de producto y probar una de una clase química diferente.

Para la mayoría de las sustancias activas pulguicidas más modernas (p.ej. fipronil, imidacloprid, piriprol, metaflumizona, spinosad) no hay aún reportes de problemas de resistencia. Pero hay rumores en los EE.UU. de que el fipronil ya no trabaja como cuando se introdujo en los años 90 del siglo pasado.

Por ahora la resistencia de las garrapatas que afectan a las mascotas a las sustancias activas de los spot-ons es muy rara: de ordinario no debería haber un problema.


Seguridad de los spot-ons (pipetas) para seres humanos y mascotas

Para los propietarios de las mascotas, los spot-ons no presentan de ordinario un problema de seguridad. Pero si los niños pequeños juegan mucho con las mascotas, las agarran, abrazan, etc., es recomendable evitar que no lo hagan algunos días tras el tratamiento de la mascota con una pipeta.

¡ MUY IMPORTANTE !

1. No administrar á los gatos los productos para los perros: no pocos de los productos para perros contienen sustancias activas tóxicas para los gatos (p.ej. la permetrina, el amitraz).

2. No usar pipetas para un peso definido de mascotas, en animales de peso menor. Las pipetas para animales de un tamaño contienen demasiado producto para animales menores, y a veces no solo la cantidad de producto es excesiva, sino también la concentración de sustancia activa. El riesgo de toxicidad o intolerancia es considerable, sobre todo para gatos y para perros pequeños.

En los EE.UU. ha habido problemas serios de intoxicación de mascotas tras el uso de algunos spot-ons, especialmente en gatos y en perros pequeños. Según un informe de la EPA del 2010, la mayoría de los problemas han ocurrido con spot-ons a base de permetrina, fenotrina (=sumitrina), cifenotrina (los tres de la clase de los piretroides) y amitraz, no autorizados para gatos, pero usados indebidamente en ellos, tal vez por despiste o confusión. También ha habido casos en perros, sobre todo pequeños, por dosis excesivas, p.ej. porque el usuario ha comprado pipetas para mascotas más grandes (salen más baratas...) con la intención de usarlas varias veces en animales más pequeños, y luego ha aplicado demasiado producto al animal más pequeño. Parece también que los perros pequeños tienen simplemente la piel más sensible que los grandes y pueden reaccionar negativamente al tratamiento.

Otra causa de intoxicaciones e intolerancias parece que debe atribuirse a los vehículos inertes (disolventes) de algunas formulaciones, no investigados lo suficiente y que parecen no ser tan inocuos como ingenuamente se suponía.

¿Sospecha de intoxicación o envenenamiento tras el uso de une pipeta?

Consulte las fichas toxicológicas detalladas de las sustancias activas pulguicidas, garrapaticidas o nematicidas más usadas en las pipetas, con información adicional sobre toxicidad, síntomas de intoxicación, antídoto o tratamiento de las intoxicaciones, etc.:

Algunas pipetas contienen también inhibidores del desarrollo (enlace) como fenoxicarb, metopreno o piriproxifén que son ampliamente inocuos para perros y gatos: no son de esperar intoxicaciones debidas a estos compuestos.


Pueden interesarle los artículos en este sitio sobre:

  • Control de pulgas en perros y gatos (enlace)
  • Control de garrapatas en perros y gatos (enlace)
Búsqueda personalizada