Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript![ ? ]

Uncinaria stenocephala es una especie de gusano redondo(nematodo), parásito intestinal de los zorros que también puede desarrollarse en perros y más ocasionalmente en gatos.

Se da en Europa, sobre todo Central y del Norte, y en casi toda América y Asia: prefiere climas fríos o templados. El ciclo de vida es similar al de los nematodos del género Ancylostoma (enlace).

Uncinaria stenocephala se da a menudo en infecciones mixtas con otros nematodos frecuentes en perros y gatos como Ancylostoma spp, Toxocara canis, Toxocara cati, etc.

La enfermedad causada por las infecciones con este nematodo gastrointestinal se conoce como uncinariasis.

Perros y gatos infectados con Uncinaria stenocephala ¿son contagiosos para los seres humanos?

  • . Muy ocasionalmente. Pero no por contacto directo con las mascotas o sus heces, sino por andar descalzos en lugares infectados con larvas de Uncinaria  (jardines, céspedes, porches, patios, etc.). Para más información lea el capítulo sobre el ciclo vital.

Este parásito no afecta a bovinos, ovinos, caprinos, porcino, caballos ni aves.


Cabeza de Uncinaria stenocephala con cápsula bucal. Imagen tomada de www.capcvet.orgLocalización de Uncinaria stenocephala

El órgano predilecto de Uncinaria stenocephala es el intestino delgado, pero las larvas migratorias pueden hallarse en la piel, el sistema circulatorio y en los pulmones y la tráquea.


Descripción de Uncinaria stenocephala

Los adultos de Uncinaria son más bien pequeños, pues miden de 3 a 15 mm. Tienen la típica forma de gusano redondo y la parte anterior del cuerpo muestra la forma de un garfio o gancho. La gran cápsula bucal tiene placas cortantes. Los adultos se fijan a la pared intestinal del hospedador y se alikmentan de tejidos: apenas chupan sangre.

Los huevos son ovoidales, miden unas 45 x 75 micras y, al tiempo de su deposición en las heces, contienen ya de 4 a 16 células. Tienen una envoltura fina. Eclosionan 2 a 9 días tras la deposición.


Biología y ciclo vital de Uncinaria stenocephala

Uncinaria stenocephala tiene un ciclo de vida directo. Tras la excreción de los huevos en las heces, las larvas  completan el desarrollo a larvas L3 dentro de las heces en unos 2 a 10 días. Ahí esperan al paso de un hospedador adecuado. Las larvas pueden sobrevivir durante semanas en suelos húmedos y frescos, y son más resistentes al frío que Ancylostoma. Resisten poco a la sequedad.

Las larvas infectivas penetran en el hospedador final o intermediario por ingestión directa de agua, sólidos o presas contaminados, o a través de la piel.

Tras la ingestión por el perro o el gato, la mayoría de las larvas L-III llegan directamente al intestino donde completan el desarrollo a adultos, se instalan fijándose a la pared intestinal y comienzan a producir huevos. Las larvas que penetran a través de la piel alcanzan el sistema circulatorio, llegan a los pulmones y, a través de la tráquea, por tos o estornudos llegan a la boca para ser tragados. De allí prosiguen hasta el intestino delgado donde se fijan, completan el desarrollo a adultos y comienzan a poner huevos. En el intestino, los gusanos se incrustan profundamente en la pared intestinal y se nutren de los tejidos: en principo no son hematófagos, es decir, no se alimentan principalmente de sangre.

Al contrario de Ancylostoma spp (enlace), Uncinaria stenocephala no infecta las crías antes del parto (infección intrauterina) ni durante la lactancia a través de la leche.

Si no está familiarizado con la biología general de los helmintos y de los nematodos parásitos pulse aquí para consultar los artículos correspondientes en este sitio.

El tiempo de prepatencia mínimo dura de 2 a 3 semanas. Notablemente más en caso de migración somática de las larvas.


Daños y síntomas causados por infecciones de Uncinaria stenocephala

Huevo de Uncinaria stenocephala. Imagen tomada de http://vetbook.orgLa infestación con Uncinaria stenocephala es menos dañina que la producida por Ancylostoma. En perros adultos de ordinario es asintomátrica. Pueden darse ligera anemia y disturbios digestivos con pérdida de proteínas. Las larvas migratorias pueden causar inflamación de la piel (dermatitis) y de los pulmones (con tos y neumonía). En las crías puede darse además una reducción del aumento de peso y vientre hinchado.

Las larvas pueden ocasionalmente infectar a los seres humanos a través de la piel, por ejemplo por andar con pies desnudos. Las larvas migrarán a través de la piel (larva migrans cutánea): dejan un rastro bajo la piel como de líneas rojas, que pican notablemente y a veces pueden abrirse e infectarse. De ordinario las larvas acaban muriendo en pocas semanas.

El diagnóstico preciso de Uncinaria stenocephala exije el examen de materia fecal al microscopio para identificar los huevos, si bien no es siempre fácil distinguir los huevos de Uncinaria stenocephala de los de otras especies de nematodos gastrointestinales.

Para el dueño del perro no es posible determinar un diagnóstico preciso sobre qué gusanos específicos afectan a su mascota, y por tanto qué medicamento debe emplear. Es ineludible consultar a un médico veterinario.


Prevención y control de infecciones de Uncinaria stenocephala

Es muy conveniente evitar que las mascotas ingieran tierra u otra materia contaminada con huevos, pero muy a menudo esto es muy dufícil de lograr. En criaderos y pensiones de perros es esencial cuidar la higiene y desinfección regular de las jaulas y locales donde están los animales, eliminar diariamente los excrementos, etc.

A las crías conviene tratarlas de modo preventivo con un antihelmíntico a partir de las 3 semanas, cada 2 a 3 semanas hasta los tres meses. Es muy recomendable tratar al mismo tiempo a las madres.

También es muy recomendable tratar a las mascotas adultas, aunque no haya crías, según la recomendación del veterinario en base a la situación epidemiológica local y a las condiciones particulares en las que vive la mascota (apartamento, casa con jardín, entorno rural, etc.). Si es posible y económicamente viable conviene hacer un examen de materia fecal (coprológico) para diagnosticar la presencia o no de éste u otros helmintos parásitos, antes de proceder a tratamientos preventivos o curativos.

Si se han adquirido un nuevo animal es muy recomendable tratarlo inmediatamente, y si posible obtener del propietario anterior el historial médico al respecto.

Todo esto es especialmente recomendable e importante en hogares donde hay niños que juegan con las mascotas y podrían fácilmente infectarse con huevos o larvas. Hay que educar a los niños a lavarse las manos antes de comer, a evitar el contacto con los excrementos de las mascotas, etc. También es muy recomendable que las mascotas se acostumbren a no defecar donde juegan los niños.

Animales con infecciones graves, además del tratamiento entihelmíntico pueden necesitar suplementos nutritivos ricos en proteínas y hierro para recuperarse de las secuelas de las hemorragias.

Por ahora no hay vacunas que protejan a los animales domésticos haciéndolos inmunes a este parásito. Por ahora no hay tampoco métodos de control biológico de este parásito mediante sus enemigos naturales.

Antiparasitarios químicos

Como antiparasitarios contra Uncinaria stenocephala y otros nematodos se usan sobre todo antihelmínticos de amplio espectro como los benzimidazoles (p.ej. albendazol, febantel, fenbendazol), el levamisol, los endectocidas (p.ej. ivermectina, milbemicina oxima, moxidectina, selamectina) y la emodepsida. Si bien hay que precisar, que el control de Uncinaria stenocephala exige a menudo dosis mayores que el de Ancylostoma y, por ello, no todos las marcas de antihelmínticos incluyen Uncinaria en sus indicaciones: consulte atentamente la etiqueta.

Las tetrahidropirimidinas (pirantel, morantel) tienen un espectro menor pero también son eficaces contra estos nematodos.

La mayoría se están disponibles en forma de formulaciones

  • orales sólidas (enlace): tabletas, comprimidos, etc.
  • orales líquidas (enlace): suspensiones, soluciones, etc.
  • inyectables (enlace): sobre todo ivermectina y levamisol
  • pipetas o spot ons (enlace): sobre todo la selamectina y la moxidectina

Algunos de estos compuestos no son eficaces contra las larvas migratorias. Por elllo, a menudo se recomienda repetir el tratamiento a las 2 a 4 semanas, pues se supone que en ese tiempo la mayoría de las larvas dormientes se habrán reactivado y vuelto susceptibles al antihelmíntico.

Puede interesarle el artículo en este sitio sobre plantas y remedios vegetales antihelmínticos (enlace).

Consulte a un médico veterinario para obtener informaciones y recomendaciones más precisas adaptadas a las condiciones climáticas y epidemiológicas regionales.


Resistencia de Uncinaria stenocephala a los antiparasitarios

Por ahora no hay reportes de resistencia de Uncinaria stenocephala a los antihelmínticos de uso habitual.

Esto significa que si un producto no procura la eficacia esperada contra estos parásitos, lo más probable es que no se debe a un problema de resistencia, sino a uso incorrecto o a que el antiparasitario empleado no es adecuado para dicho control. El uso incorrecto es la causa más frecuente del fracaso de productos antiparasitarios.

Aprenda más sobre qué es la resistencia y cómo manejarla.

Otros artículos en este sitio

GoogleBúsqueda personalizada