Capillaria es un género de gusanos redondos (nematodos), parásitos de perros y gatos, pero también del ganado, aves y numerosos mamíferos, aves y peces salvajes. Se han descrito unas 300 especies, con una sistemática compleja y controvertida.

Se dan en todo el mundo, pero con diferente importancia regional.

Las especies de mayor importancia veterinaria para perros y gatos son las siguientes (denominaciones modernas en color naranja).

  • Adulto de Capillaria putorii = Aonchotheca putorii. Imagen tomada de www.vetbook.orgCapillaria aerophila = Eucoleus aerophilus, afecta ocasionalmente a perros y gatos. Principales hospedadores definitivos son carnívoros salvajes (zorros, coyotes, lobos, linces, mapaches, etc.). Se da en todo el mundo.
  • Capillaria boehmi = Eucoleus boehmi, afecta ocasionalmente a perros. Principales hospedadores definitivos son mamíferos salvajes.
  • Capillaria feliscati = Pearsonema feliscati, afecta ocasionalmente a gatos, muy raramente a perros. Principales hospedadores definitivos son carnívoros salvajes (zorros, coyotes, lobos, linces, mapaches, etc.). Se da en todo el mundo.
  • Capillaria hepatica = Calodium hepaticum, afecta ocasionalmente a perros y gatos. Principales hospedadores definitivos son pequeños mamíferos (ratas, ratones, conejos) rabbits) y simios. Se da en todo el mundo.
  • Capillaria plica = Pearsonema plica, afecta ocasionalmente a perros, muy raramente a gatos. Principales hospedadores definitivos son pequeños mamíferos (ratas, ratones, conejos) y simios. Se da en todo el mundo en regiones templadas y tropicales, excepto en Australia.
  • Capillaria putorii = Aonchotheca putorii, afecta ocasionalmente a gatos. Principales hospedadores definitivos son mamíferos salvajes como tejones, nutrias, jabalís, etc. Se da en todo el mundo.

Capillaria hepatica y Capillaria phillipinensis pueden infectar también a los seres humanos.

Perros y gatos infectados con Capillaria ¿son contagiosos para los seres humanos?

  • No directamente. La mayoría de las especies de Capillaria no afectan a seres humanos. Capillaria hepatica y Capillaria aerophila se han reportado en humanos, pero son muy raras y los estadios infectivos no se transmiten directamente de las mascotas a los seres humanos, sino que necesitan pasasr un tiempo en el entorno. Capillaria philippinensis, la especie de Capillaria más común y dañina en seres humanos no parasita a perros ni a gatos.

Capillaria bovis infecta el intestino delgado de bovinos, ovinos, caprinos y otros rumiantes. Capillaria longipes el intestino delgado de ovinos y caprinos. Se sabe poco de la patogenicidad de estas especies para el ganado, pero parece que las infecciones son de ordinario benignas para rumiantes.

Si le interesa el artículo sobre Capillaria en gallinas y otras aves pulse aquí.

La enfermedad causada por las infecciones con estos nematodos se conocen como capilariasis o capilariosis


Localización de Capillaria

El órgano predilecto de Capillaria feliscati y de Capillaria plica es la vejiga.
El órgano predilecto de Capillaria aerophila son las vías respiratorias.
El órgano predilecto de Capillaria hepatica es el hígado
El órgano predilecto de Capillaria putorii es el estómago
El órgano predilecto de Capillaria boehmi son las fosas nasales


Descripción de Capillaria

Los adultos de Capillaria son filiformes miden entre 1 y 8 cm de largo y son muy finos, con menos de 1 mm de espesor (el nombre de Capillaria hace referencia a los pelos o cabellos). El color varía según las especies.

Los huevos tienen una forma típica en forma de tonel, similares a los de Trichuris, y miden unas 20-30 x 50-65 micras.


Biología y ciclo vital de Capillaria

No se conocen detalladamente los ciclos vitales de todas las especies. Uns especies (p.ej. Capillaria hepatica) siguen un ciclo directo. Otras (p.ej. Capillaria aerophila y Capillaria plica) un ciclo indirecto con lombrices de tierra como hospedadores intermediarios. Éstas ingieren los huevos y en ellas se desarrollan las larvas infectivas. Otras especies (p.ej. Capillaria putorii, Capillaria feliscati y tal vez Capillaria aerophila) pueden seguir ambos ciclos. Las mascotas se infectan por consumir huevos directamente con comida o agua contaminada con larvas infectivas, o bien lombrices u otros hospedadores secundarios de transporte o paraténicos (p.ej. pájaros), infectados a su vez directa o indirectamente. 

Huevo típico de Capillaria. Imagen tomada de www.dpd.cdc.govEn las mascotas las larvas infectivas emigran por diversas vías a sus órganos predilectos donde completan su desarrollo a adultos de ambos sexos y se reproducen. Los periodos de prepatencia se conocen sólo para algunas especies y oscilan de 25 a 60 días, según la especie y la migración en cada hospedador.

Las hembras ponen huevos que alcanzan el exterior por diversas vías, en función de los organos predilectos respectivos. A través del intestino y las heces en el caso de C. hepatica y C. putorii; por la orina en el caso de C. feliscati y C. plica, o por la tos y expectoraciones o las heces (huevos reingeridos) en el caso de C. aerophila.

Si no está familiarizado con la biología general de los helmintos y de los nematodos parásitos del ganado pulse aquí para consultar los artículos correspondientes en este sitio.


Daños, síntomas y diagnóstico de Capillaria

Las infecciones con Capillaria son poco frecuentes y casi siempre leves y asíntomáticas. En caso de infecciones masivas pueden darse complicaciones por infecciones bacterianas secundarias. C. aerophila puede causar tos y bronquitis. C. hepatica puede provocar depresión, vómitos, sed e ictericia. C. feliscati y C. plica pueden producir inflamaciones de la vejiga y las vías urinarias, y anemia. C. putorii puede causar vómitos, diarrea, úlceras gástricas y anemia. C. boehmi puede causar estornudos y descarga nasal purulenta.

El diagnóstico no es siempre sencillo y debe confirmarse por el examen de los huevos específicos en las heces, la orina o las expectoraciones, según la especie, si bien siempre pueden darse falsos negativos.


Prevención y control de infecciones de Capillaria

Los huevos de Capillaria no son muy resistentes en el exterior y son especialmente susceptibles a la sequedad. Por ello, las medidas higiénicas del entorno de las mascotas y mantener todo lo más seco posible puede reducir el riesgo de infección. También, en la medida de lo posible, impedir que las mascotas ingieran animales salvajes (pájaros, ratones, conejos, etc.) o sus cadáveres que son los portadores principales de estos helmintos.

En la mayoría de los casos las infecciones de Capillaria se curan pos si solas. En casos graves pueden emplearse algunos benzimidazoles (p.ej. albendazol, fenbendazol, mebendazol), levamisol o ivermectina, si bien algunas marcas comerciales no incluyen Capillaria (o en su caso no necesariamente todas las especies) entre las indicaciones, y puede no ser evidente determinar la dosis conveniente.

Estos antihelmínticos están disponibles sobre todo en formulaciones orales (p.ej. tabletas) o inyectables. Para saber más sobre las ventajas e inconvenientes de estas formulaciones consulte los artículos específicos en este sitio: tabletas (orales sólidos) (enlace), inyectables (enlace).

Por ahora no hay vacunas que protejan a los animales domésticos haciéndolos inmunes a Capillaria. Por ahora no hay tampoco métodos de control biológico de Capillaria mediante sus enemigos naturales.

Puede interesarle el artículo en este sitio sobre plantas y remedios vegetales antihelmínticos (enlace).

Consulte a un veterinario o a los servicios zoosanitarios de su región para obtener informaciones y recomendaciones más precisas adaptadas a las condiciones climáticas y ecológicas regionales.

Consulte también el artículo sobre el uso correcto de productos antihelmínticos (pulse aquí) en este sitio.


Resistencia de Capillaria a los antiparasitarios

Por ahora no hay reportes de resistencia de Capilllaria a los antihelmínticos de uso habitual.

Esto significa que si un producto no procura la eficacia esperada contra estos parásitos, lo más probable es que no se debe a un problema de resistencia, sino a uso incorrecto o a que el antiparasitario empleado no es adecuado para dicho control. El uso incorrecto es la causa más frecuente del fracaso de productos antiparasitarios.

Aprenda más sobre qué es la resistencia y cómo manejarla.

Otros artículos en este sitio