Taenia es un género de gusanos cinta (cestodos) que parasira a muchísimas especies de animales, perros y gatos, y también al ganado y numerosos vertebrados salvajes.

Se da en todo el mundo. La incidencia varía según las regiones y depende de la abundancia de los hospedadores intermediarios. En general es mayor en regiones rurales ganaderas, donde tanto perros como gatos tienen fácil acceso a carnes y órganos contaminados de hospedadores intermediarios infectados, domésticos o silvestres.

Adulto de Taenia taeniaeformis.Las especies de mayor importancia veterinaria son:

Perros como hospedador principal:

  • Taenia hydatigena: hospedadores intermediarios: bovinos, ovinos, caprinos y porcinos en los que los cisticercos se conocen como Cysticercus tenuicollis (enlace).
  • Taenia krabbei: hospedador intermediario: cérvidos.
  • Taenia multiceps: hospedador intermediario: ovinos, en los que los cisticercos se conocen como Coenurus cerebralis
  • Taenia ovis: hospedador intermediario: ovinos y caprinos, en los que se conoce como Cysticercus ovis (enlace)
  • Taenia pisiformis y Taenia serialis: hospedador intermediario: roedores (p.ej. ratones, ratas), conejos, liebres.

Gatos como hospedador principal:

  • Taenia taeniaeformis: hospedador intermediario: roedores.

Seres humanos como hospedador principal:

  • Taenia solium: hospedador intermediario: porcinos en los que los cisticercos se conocen como Cysticercus cellulosae (enlace)
  • Taenia saginata: hospedador intermediario: bovinos en los que los cisticercos se conocen como Cysticercus bovis (enlace)

La enfermedad causada por estos helmintos en los hospedadores finales se denomina teniasis, en los hospedadores intermediarios cisticercosis.


Localización de Taenia spp

El órgano predilecto de todas las especies mencionadas en el hospedador principal (perros o gatos) es el intestino delgado. Los cisticercos en los hospedadores intermediarions infectan numerosos órganos, según la especies: músculos, cerebro, corazón, hígado, etc.


Descripción de Taenia spp

Segmentos de Taenia taeniaeformisLos adultos alcanzan varios metros de longitud (hasts 50 metros!) y hasta 6 cm de ancho, según la especie. Son de color blanquecino. La cabeza tienen garfios y ventosas para fijarse a la pared intestinal. El cuerpo tienen hasta varios millares de segmentos, según la especie, cada vez más grandes según se alejan de la cabeza.

Los huevos de Taenia spp tienen una forma casi esférica y son bastante pequeños ( (30 a 40 micras). Cada huevo contiene una larva ya formada (oncosfera o hexacanto) dotada de 3 pares de ganchos, y está rodeado por una envuelta gruesa y estriada. Es imposible distinguir visualmente los huevos de las diferentes especies de Taenia bajo el microscopio, y son también muy siimlares a los huevos de Echnicoccus granulosus  (enlace) y Echinococcus multilocularis (enlace).


Biología y ciclo vital de Taenia spp

En el hospedador definitivo (perros y gatos), los huevos se excretan por las heces, a menudo dentro aún de los segmentos grávidos. Ocurre también que se excrete toda una cadena de varios segmentos grávidos que puede verse a simple vista en las heces o en la piel alrededor del ano.

Los huevos son directamente infectivos tras la excreción y pueden sobrevivir durante meses en el exterior, según las condiciones ambientales y la especie. Los huevos tienen forma esférica con un diámetro de unas 30 a 35 micras, y poseen una cutícula gruesa estriada radialmente. Es muy difícil distinguir al microscopio los huevos de las diferentes especies.

El hospedador intermediario ingiere los huevos con alimento o agua contaminada. En su intestino se liberan las larvas, que atraviesan la pared intestinal, alcanzan el flujo sanguíneo y se dejan llevar por la sangre hasta sus órganos predilectos, donde se desarrollan a cisticercos. Pueden permanecer infectivos durante años en el hospedador intermediario y producen daños mayores o menores segúin la especie y el grado de infestación

El hospedador definitivo se contagia a su vez al ingerir carne u otros órganos contaminados de las presas salvajes o cadáveres de los hospedadores intermediarios infectados. En su intestino se liberan las cabezas (una o más) contenidas en los cisticercos que se desarrollan a adultos, se fijan a la pared intestinal y comienzan a producir segmentos que van madurando y empiezan a poner huevos. En el hospedador final los adultos pueden vivir durante varios años.

Si no está familiarizado con la biología general de los cestodos (tenias) pulse aquí.


Daños, síntomas y diagnóstico de Taenia spp

Huevo de Taenia spp. En el centro pueden observarse varios garfios. Imagen tomada de www.dpd.cdc.govLas infecciones en los hospedadores definitivos (perros y gatos) son casi siempre benignas, a menudo sin síntomas clínicos. Si el número de tenias aumenta, pueden producir diarrea o estreñimiento, pérdida de peso, inquietud, dolores abdominales, picor anal y, en caso de infecciones masivas, obstrucción intestinal. Las tenias adultas se alimentan de lo que el hospedador mismo está digeriendo, es decir, impiden que el hospedador aproveche lo que ha comido.

La presencia de cadenas de segmentos en las heces o alrededor del ano es un síntoma adicional.

El diagnóstico se confirma con la detección al microscopio de huevos en la materia fecal, si bien es casi imposible determinar la especie concreta con este método.

El daño indirecto es notablemente mayor para el ganado, sobre todo económico, por la condena de órganos o carne en matadero.


Prevención y control de infecciones de Taenia spp

La mejor prevención consiste en impedir que los perros y gatos se infecten por consumir órganos o carnes contaminadas del ganado infectado o de presas salvajes. Para lograrlo hay que cocer a conciencia la carne y órganos que se dan a los perros y gatos (que no queden partes rojas o rosadas) o congelarla al menos a -20°C durante 7 a 10 días para matar los cisticercos.

En zonas endémicas conviene reducir el número de perros vagabundos y los perros domésticos deben tratarse regularmente (p.ej. cada mes) con cestodicidas para evitar que sean portadores de estos helmintos susceptibles de contaminar al ganado.

Hay que considerar que pequeños roedores salvajes también son hospedadores intermediarios de algunas especies de Taenia, y que los perros y gatos pueden infectarse comiendo órganos contaminados de estos animales. Por ello, el control de ratas y ratones con rodenticidas puede ser recomendable en zonas endémicas.

Por ahora no hay vacunas que protejan a los animales domésticos haciéndolos inmunes a este parásito. Por ahora no hay tampoco métodos de control biológico de este parásito mediante sus enemigos naturales.

Como antiparasitarios contra las tenias (tenicidas) en perros y gatos se usan sobre todo antihelmínticos de amplio espectro como los benzimidazoles (p.ej. albendazolfenbendazol, mebendazol, oxfendazol), o tenicidas específicos (praziquantel, epsiprantel, bunamidina). Éstos últimos se comercializan a menudo en mezclas con nematicidas como los endectocidas (p.ej. milbemicina oxima), el levamisol, o las tetrahidropirimidinas para aumentar el espectro de acción a los gusanos gastrointestinales.

La mayoría de estos compuestos están disponibles en formulaciones orales sólidas (enlace) en forma de tabletas, comprimidos, etc.; o líquidas (enlace): suspensiones, soluciones, etc.; o en formulaciones inyectables.

Los antiparasitarios de uso externo (pipetas, collares, champús, etc.) no controlan las tenias.

Puede interesarle el artículo en este sitio sobre plantas y remedios vegetales antihelmínticos (enlace).

Consulte a un veterinario o a los servicios zoosanitarios de su región para obtener informaciones y recomendaciones más precisas adaptadas a las condiciones climáticas y ecológicas regionales.

 


Resistencia de Taenia sppa los antiparasitarios

Por ahora no hay reportes de resistencia de Taenia spp a los antihelmínticos de uso habitual.

Esto significa que si un producto no procura la eficacia esperada contra estos parásitos, lo más probable es que no se debe a un problema de resistencia, sino a uso incorrecto o a que el antiparasitario empleado no es adecuado para dicho control. El uso incorrecto es la causa más frecuente del fracaso de productos antiparasitarios.

Aprenda más sobre qué es la resistencia y cómo manejarla.