Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript![ ? ]

Baylisascaris procyonis es una especie de gusano redondo (nematodo) parásito intestinal de los mapaches (oso lavador), su hospedador definitivo, pero que tiene a perros y otros vertebrados (ardillas, ratones, aves, etc.) como hospedadores ocasionales (de transporte o paraténicos), incluidos los seres humanos. Está relacionado con Toxocara canis (enlace) y tiene un cilo de vida similar.

Ejermplar de Mapache. Imagen tomada de Wikipedia CommonsBaylisascaris procyonis es original de Norteamérica, pero se introdujo en Europa a mediados del siglo XX con la importación de mapaches para la industria peletera. En zonas endémicas, más del 80% de las poblaciones de mapaches pueden estar infectadas. En los EE.UU., las infecciones de seres humanos y perros han aumentado en los últimos años, muy probablemente por el progresivo acercamiento adaptativo de las poblaciones de mapaches a las zonas urbanas y periurbanas, y con ello la mayor facilidad de contagio.

Hay otras especies del género Baylisascaris que infectan a tejones (Baylisascaris melis), osos (Baylisascaris transfuga) o mofetas (Baylisascaris columnaris) que también pueden afectar a las mascotas y a los seres humanos, pero mucho más ocasionalmente.

No obstante, el riesgo de contagio humano por larva migrans es mucho mayor en el caso de nematodos parásitos propios de los perros y gatos (como Toxocara canis y Toxocara cati), que de éstos otros ascáridos de animales salvajes.

De ordinario estas especie no es un problema para gatos, el ganado (bovinos, ovinos, caprinos, porcinos), caballos o aves domésticas.

Los perros infestados con Baylisascaris procyonis ¿son contagiosos para seres humanos

  • No. Porque los perros actúan sólo de hospedadores de transporte de esta especie; es decir, los gusanos que infectan al perro no evacuan huevos o larvas en sus heces, vómitos, expectoraciones, etc., que podrían contaminar a seres humanos. PERO: si un ser humano ingiere accidentalmente huevos de Baylisascaris procyonis evacuados por un mapache, sí que puede infectarse. Para mayor información lea el capítulo sobre el ciclo vital.


Localización de Baylisascaris procyonis

El órgano predilecto deBaylisascaris procyonis en el mapache es el intestino delgado. En perros, puede afectar a diversos órganos, el sistema nervioso central y los ojos


Descripción de Baylisascaris procyonis

Ejemplares adultos de Bayiliascaris procyonis. Imagen tomada de www.dpd.cdc.govBaylisascaris procyonis tiene la forma típica fusiforme de los ascáridos y puede alcanzar hasta unos 15 a 20 cm de longitud y algo menos de 1 cm de grosor. Son de color tostado a blanquecino.

Los huevos son ovoides, de color pardo, miden unas 60x75 micras, tienen una cutícula gruesa y rugosa y, a la expulsión, contienen una sola célula.


Biología y ciclo vital de Baylisascaris procyonis

Baylisascaris procyonis tiene un ciclo de vida directo. Las hembra adultas en el intestino del hospedador final ponen millones de huevos al día que se expulsan con las heces. En estos huevos se desarrollan las larvas infectivas en 1-3 semanas tras la expulsión. Pueden permanecer viables en el entorno durante hasta 6 años. El hospedador definitivo se contagia ingierendo estos huevos infectivos o bien hospedadores intermediarios infectados. En él, las larvas eclosionan de los huevos y alcanzan el intestino donde completan el desarrollo a adultos.

En los hospedadores ocasionales, como el perro o el hombre, las larvas que eclosionan de los huevos ingeridos atraviesan la pared intestinal y comienzan una emigración errática (larva migrans visceralis) que puede conducirles a numerosos órganos. Durante la migración van aumentando de talla. Cerca del 10% de estas larvas alcanzan el cerebro. Otras alcanzan los ojos, o pasan por el hígado, los pulmones, etc.

Huevo de Bayliascaris procyonis. Imagen tomada de www.dpd.cdc.govEl desarrollo a adultos sólo tiene lugar en los mapaches, si éstos consumen presas infectadas.

Si no está familiarizado con la biología general de los helmintos y de los nematodos parásitos pulse aquí para consultar los artículos correspondientes en este sitio.


Daño, síntomas y diagnóstico de Baylisascaris procyonis

En los mapaches, Baylisascaris procyonis apenas produce síntomas ni daños, salvo en casos de infestaciones masivas que pueden llegar a obstruir el intestino.

Pero en los hospedadores secundarios como el perro y los seres humanos, las larvas en migración dañan los organos afectados que se inflaman considerablemente. Muchas infecciones siguen un curso beningno y las larvas acaban siendo neutralizadas por las defensas naturales del hospedador. Pero en casos de infecciones masivas, y según los órganos afectados, las muertes son posibles.

Los síntomas observables dependen de los órganos más afectados. Si se trata del sistema nervioso central, pueden darse pérdida de coordinación y del equilibrio, letargia, parálisis, etc. Si se ven afectados los ojos puede seguirse fotofobia y ceguera. También puede haber estados febriles, y cuadros hepáticos o respiratorios.

El diagnóstico en los mapaches se basa en la detección de huevos en el examen microscópico de la materia fecal. En perros y seres humanos, pueden a veces detectarse larvas migrantes en el examen de los ojos. De otro modo el diagnóstico se basa en la historia clínica, los síntomas y en pruebas serológicas


Prevención y control de infecciones de Baylisascaris procyonis

En zonas endémicas, es muy conveniente evitar que los perros tengan acceso a lugares visitados por los mapaches, y extremar las medidas higiénicas en tales lugares. Asímismo, evitar todo lo que podría atraer a los mapaches y fomentar lo que los mantiene alejados. En criaderos de mapaches o si se tienen como mascotas, es fundamental seguir estrictas medidas de higiene, eliminando los excrementos inmediatamente, desinfectando las jaulas, nunca usando los mismos lugares para otras mascotas, etc.

Por ahora no hay vacunas que protejan a los perros haciéndoles inmunes a este parásito. Por ahora no hay tampoco métodos de control biológico de este parásito mediante sus enemigos naturales.

Antiparasitarios químicos

Numerosos antihelmínticos (benzimidazoles, endectocidas) son eficaces contra esta especies en los mapaches, si bien prácticamente ningún producto comercial incluye esta indicación en su etiqueta.

Lamentablemente no hay recomendaciones del todo fiables para el tratamiento de las larvas en migración o instaladas ya en algún organo. Hay indicaciones de que los antihelmínticos habituales para la desparasitación regular de las mascotas (benzimidazoles, tetrahidropirimidinas, endectocidas, etc.) son también eficaces contras las larvas que están aún en el intestino del perro, antes de que hayan iniciado la migración, lo que debería reducir el riesgo de que inicien la migración.

Puede interesarle el artículo en este sitio sobre plantas y remedios vegetales antihelmínticos (enlace).

Consulte a un médico veterinario para obtener informaciones y recomendaciones más precisas adaptadas a las condiciones climáticas y epidemiológicas regionales.


Resistencia de Baylisascaris procyonis a los antiparasitarios

Por ahora no hay reportes de resistencia de Baylisascaris procyonis a los antihelmínticos de uso habitual.

Esto significa que si un producto no procura la eficacia esperada contra estos parásitos, lo más probable es que no se debe a un problema de resistencia, sino a uso incorrecto o a que el antiparasitario empleado no es adecuado para dicho control. El uso incorrecto es la causa más frecuente del fracaso de productos antiparasitarios.

Aprenda más sobre qué es la resistencia y cómo manejarla.

Otros artículos en este sitio

GoogleBúsqueda personalizada