Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript![ ? ]

Alaria es un género de gusanos planos (trematodos, duelas), parásito intestinal sobre todo de perros, y también a veces de gatos, así como de otros carnívoros (otros cánidos, félidos y mustélidos).

Ejemplar adulto de Alaria alata. Imagen tomada de izan.kiev.uaSe da en Europa, Asia, y América, más bien en zonas de clima templado. La prevalencia en animales domésticos es baja, pero en carnívoros silvestres (linces, zorros, etc.) puede superar el 20% en zonas endémicas.

Es también infectiva para varios vertebrados que actúan como hospedadores de transporte (paraténicos) tales como porcinos domésticos y salvajes, así como gallinas y otras aves que pueden consumir los hospedadores intermediarios (renacuajos, ranas). También puede infectar a seres humanos, de modo grave. En tales hospedadores de transporte Alaria no completa su desarrollo, pero permanece infectiva para los hospedadores finales (perros, gatos) si éstos consumen los hospedadores de transporte. 

Las especies de mayor importancia veterinaria son:

  • Alaria alata. Se da en todo el mundo en regiones de clima moderado
  • Alaria canis = Alaria americana. Se da en América del Norte
  • Alaria marcianae. Se da en América del Norte

La enfermedad causada por las infecciones con este helminto se conoce como alariosis o alariasis, o mesocercariosis.

Esta especie no afecta a bovinos, ovinos, caprinos, caballos y otros herbívoros.

Las mascotas infectadas con Alaria ¿son contagiosas para seres humanos

  • NO. Perros o gatos infectadas no son contagiosos para los seres humanos, ni por contacto ni a través de heces u otros líquidos corporales (se supone que los seres humanos no se comen las mascotas...)
  • PERO: Cerdos, gallinas y otros hospedadores de transporte , si se consumen crudos o insuficientemente cocidos. No por contacto o a través de las heces. 

La alariosis humana es extremadamente rara, pero difícil de diagnosticar y puede ser grave. Puede afectar los pulmones y los ojos.


Localización de Alaria spp

El órgano predilecto de Alaria spp es el intestino delgado.


Descripción de Alaria spp

Alaria alata alcanza una longitud de 6 mm y un grosor de 2 mm. El cuerpo tiene dos partes claramente diferentes. La parte anterios es típicamente plana y en forma de ala (de ahí el nombre de alaria), y la parte posterior es cilíndrica. Las ventosas son pequeñas, y la ventosa ventral es menor que la cefálica.

Alaria marcianae es de longitud notablemente menor, no más de 2 mm. Alaria americana alcanza unos 5 mm de longitud.

Los huevos son ovales y operculados. Los de Alaria alata miden unas 100x65 micras y son de color gris verdáceo. Los de Alaria americana miden unas 130x70 micras y son pardo amarillentos.


Biología y ciclo vital de Alaria spp

Alaria alata tiene un ciclo de vida indirecto, con dos hospedadores intermediarios.

Caracoles acuáticos de agua dulce (p.ej. de los géneros Planorbis y Heliosoma) son los primeros hospedadores intermediarios.

En el intestino del hospedador final los adultos en el hospedador definitivo depositan huevos que se expulsan por las heces. Tras el contacto de los huevos con agua eclosionan los miracidios. Estos infectan activamente a los caracoles en cuyo interior se desarrollan a esporocistos y a cercarias infectivas que abandonan el caracol y que nadan buscando un segundo hospedador intermediario, en este caso renacuajos y ranas adultas. En su interior continúan el desarrollo a mesocercarias que dura unas 2 semanas.

Los perros, gatos y otros hospedadores definitivos se infectan al ingerir las ranas. En ellos, las mesocercarias emigran desde el intestino y a través de la cavidad peritoneal hasta los pulmones, donde se desarrollan a metacercarias. Por toses o secreciones las metacercarias alcanzan de nuevo la boca, son tragadas y regresan al intestino donde completan el desarrollo a adultos. Empiezan a poner huevos unas 3 semanas tras la infección.

Puede ocurrir que numerosos vertebrados que no son hospedadores definitivos (p.ej., aves, culebras, jabalís, cerdos, etc.), incluidos los seres humanos, se infecten por comer las ranas contaminadas. En ellos, las metacercarias se depositan sobre todo en el músculo esquelético (la "carne"), en la grasa que los rodea y en el tejido conjuntivo intermuscular, pero pueden afectar también otros órganos (p.ej. los ojos). En este caso la enfermedad se conoce como mesocercariosis. El desarrollo del parásito se interrumpe y las metacercarias entran en una especie de dormancia, que puede durar meses. Cuando uno de estos hospedadores de transporte es ingerido por un hospedador definitivo, entonces las metacercarias completan el ciclo a adultos.

Si no está familiarizado con la biología general de los helmintos y de los trematodos parásitos pulse aquí para consultar los artículos correspondientes en este sitio.


Daño, síntomas y diagnóstico de Alaria spp

En perros y gatos como hospedadores definitivos, la infección es de ordinario inocua y sin síntomas. En raros casos de infecciones masivas puede darse enteritis o daños pulmonares por las metacercarias.

Huevo de Alaria spp. Se percibe el opérculoen la parte superior. Imagen tomada de www.apacapacas.comEl problema mayor es el riesgo de infección de seres humanos por ingestión de carne insuficientemente cocida de animales domésticos contaminados (sobre todo omnívoros como cerdos y jabalís, pero también gallinas y otras aves). En varios países de Europa Central (Alemania, Polonia, Francia, Croacia) han aumentado notablemente los diagnósticos casuales de esta infección en carne de jabalís inspeccionada para la profilaxis de la triquinelosis.

Las ranas infectadas pueden también ser fuente de infección a los seres humanos, por ingestión o también por contacto directo: si alguien p.ej. corta ancas de ranas infectada, se mancha las manos con mesocercarias y se lleva repetidamente las manos a la boca o los ojos, puede infectarse.

Las infecciones en seres humanos son muy raras, pero ha habido un caso mortal en Europa.

El diagnóstico en perros y gatos se basa en la historia clínica y la detección de huevos en la materia fecal. El diagnóstico en carne de cerdos, jabalíes u otros animales que podrían contaminar al hombre exige el examen de la carne: no hay aún métodos serológicos.


Prevención y control de infecciones de Alaria spp

No es siempre posible evitar que perros y gatos ingieran presas infectadas, sobre todo en regiones rurales o en perros de caza.

Para evitar el contagio a los seres humanos, sobre todo en zonas endémicas, la medida principal es no consumir carne indebidamente cocida o tratada. Conviene saber que a una temperatura de -20°C la carne permanece contagiosa durante hasta 8 semanas. El adobado o salado mata a las metacercarias en unos 10 a 14 días.

Por ahora no hay vacunas que protejan a las mascotas haciéndolas inmunes a este parásito. Por ahora no hay tampoco métodos de control biológico de este parásito mediante sus enemigos naturales.

Antiparasitarios químicos

Por lo infrecuente que es, y el escaso daño que causa en perros y gatos, apenas hay antihelmínticos comerciales que incluyan este parásito entre sus indicaciones. Hay algunos reportes de tratamiento eficaz con praziquantel.

Puede interesarle el artículo en este sitio sobre plantas y remedios vegetales antihelmínticos (enlace).

Consulte a un médico veterinario para obtener informaciones y recomendaciones más precisas adaptadas a las condiciones climáticas y epidemiológicas regionales.


Resistencia de Alaria a los antihelmínticos

Por ahora no hay reportes de resistencia de Alaria a los antihelmínticos habituales.

Esto significa que si un producto no procura la eficacia esperada contra estos parásitos, lo más probable es que no se debe a un problema de resistencia, sino a uso incorrecto o a que el antiparasitario empleado no es adecuado para dicho control. El uso incorrecto es la causa más frecuente del fracaso de productos antiparasitarios.

Aprenda más sobre qué es la resistencia y cómo manejarla.

Otros artículos en este sitio

GoogleBúsqueda personalizada