Hemonchus es un género de gusanos redondos (nematodos) parásitos de rumiantes que se da en todo el mundo, pero es más frecuente y dañino en regiones cálidas y húmedas. Son de los gusanos intestinales más frecuentes y dañinos, sobre todo para ovinos. Se le encuentra a menudo junto con otros gusanos gastrointestinales en infecciones mixtas (p.ej. Cooperia sppOstertagia spp, Trichostrongylus spp, etc.).

Donde se da puede ser muy abundante y afectar a la mayoría de los animales de una propiedad y de una región.

Extremo posterior de una hembra adulta de Haemonchus contortusLas especias de mayor importancia veterinaria son:

  • Haemonchus contortus infecta sobre todo a ovinos y caprinos, ocasionalmente también a bovinos.
  • Haemonchus placei infecta sobre todo a bovinos, ocasionalmente también a ovinos y caprinos.

La enfermedad causada por las infecciones con este nematodo se denomina hemonquiasis, hemoncosis o haemonchosis.

Estos helmintos no afectan a perros, gatos, cerdos, caballos, aves ni a seres humanos.


Localización de Haemonchus

El órgano predilecto es el estómago (cuajar).


Descripción de Haemonchus

Los adultos son de color rojizo y de 1 a 3 cm de longitud. Las hembras son ligeramente mayores que los machos. Poseen estriaciones longitudinales. El útero se enrolla alrededor del intestino de color rojizo por la sangre ingerida, y la vulva tiene una lengüeta característica. La cavidad bucal tiene una lanceta dorsal que sirve para cortar los tejidos del hospedador. Los machos tienen 2 espículas.

Los huevos miden unas 45 x 80 micras.

 


Biología y ciclo vital de Haemonchus

Bolsa copulatriz de un macho adulto de Haemonchus contortusComo muchos nematodos, el género Haemonchus también tiene un ciclo vital directo. Los huevos se excretan por las heces. El desarrollo del huevo a larva infecciosa dura entre 4 y 6 días.

Las jóvenes larvas eclosionan del huevo, se alimentan de bacterias y se desarrollan a larvas L2. Tras la muda de L2 a L3, no se desprende la piel vieja (exuvia) sino que permanece cubriendo a la larva que no puede alimentarse pero continúa el desarrollo hasta que la ingiere el hospedador final. Las larvas L3 infecciosas son capaces de nadar hacia arriba en la película de agua que cubre las hierbas. El hospedador final ingiere las larvas infecciosas al pastar o beber aguas contaminadas.

El periodo de prepatencia dura unos 20 días, pero puede haber síntomas clínicos antes, pues tanto las larvas como los adultos chupan sangre.

Los huevos de Haemonchus son bastante sensibles a las condiciones medioambientales y apenas si logran hibernar en climas fríos. En regiones áridas las larvas L4 interrumpen su desarrollo dentro de la mucosa del cuajar durante la temporada seca y lo retoman poco antes del inicio de las nuevas lluvias.

Si no está familiarizado con la biología general de los helmintos y de los nematodos parásitos del ganado pulse aquí para consultar los artículos correspondientes en este sitio.


Daños, síntomas y diagnóstico de Haemonchus

Haemonchuses un chupador de sangre y uno de los endoparásitos más dañinos de los rumiantes, especialmente de ovinos, pero tambiénEjemplares de Haemonchus contortus en la mucosa estomacal de un ovino de bovinos. Las larvas y los adultos perforan o dañan la mucosa estomacal y chupan sangre de los vasos sanguíneos adyacentes, lo que causa inflamación (gastritis) y ulceración de la pared estomacal. Mientras chupan sangre liberan un anticoagulante en la herida lo que aumenta la pérdida de sangre y agrava la anemia. Otros daños que pueden surgir en infecciones crónicas son cambios grasos del hígado, hipoproteinemia (escasez de proteína) y adelgazamiento progresivo (emaciación).

Haemonchus puede matar a corderos jóvenes rápidamente. Si ingieren grandes cantidades de larvas, la muerte puede ser repentina, sin haber mostrado síntomas previos y sin que haya habido expulsión de huevos en las heces, pues ya las larvas L4 y preadultos empezaron a chupar sangre masivamente.

Casos de infecciones crónicas por ingestión no masiva pero continua de larvas pueden producir además edema («quijada de botella»), anemia ferro-deficiente, pérdida progresiva de lana, falta de apetito y muertes. A veces se dan autocuraciones espontáneas, pero nunca en animales debilitados.

Las infecciones de Haemonchus siempre causan anemia. Otros síntomas en caso de infecciones agudas son anemia hemorrágica, heces oscuras y edema abdominal, torácico y submandibular («mandíbula de botella»). En caso de infecciones crónicas por ingestión no masiva pero continua de larvas puede darse también edema submandibular («mandíbula de botella»), anemia por deficiencia férrica, caída progresiva de lana, falta de apetito, pérdida de peso y muerte. La diarrea no es frecuente.

El diagnóstico debe confirmarse por el examen coprológico de los huevos específicos en las heces.


Prevención y control no químicos de las infecciones de Haemonchus

Considerando lo nocivos que son estos helmintos, son especialmente importantes las medidas generales preventivas como el manejo de pastos (p.ej. rotación), evitar la sobrecarga, etc. Como estas infecciones son muy dañinas tanto para el ganado joven como para el adulto, las medidas preventivas no deben restringirse sólo al ganado joven.

También el ganado adulto estabulado puede infectarsea través de forraje natural, o de heno o cama infectados con larvas infectivas. Por ello se recomiendan vivamente aplicar medidas higiénicas que lo impidan.

Con los años, el ganado adulto puede desarrollar inmunidad a estas especies si está expuesto a ella. No obstante, hasta ahora no hay disponibles vacunas comerciales realmente eficaces y fiables, a pesar una muy abundante investigación.

Consulte los artículos sobre las medidas de prevención de infecciones en este sitio (pulse aquí).

Por ahora no hay vacunas comerciales que protejan a los animales domésticos haciéndolos inmunes a Haemonchus spp.

Por ahora no hay métodos de control biológico de Bunostomum spp mediante sus enemigos naturales, aunque es uno de los nematodos más estudiados en este contexto.

Puede interesarle el artículo en este sitio sobre plantas y remedios vegetales antihelmínticos (enlace) y sobre vacunas antihelmínticas (enlace).


Control químico de las infecciones de Haemonchus

La mayoría de los antihelmínticos de amplio espectro como los benzimidazoles (p.ej. albendazol, fenbendazol, febantel, oxfendazol), el levamisol y las tetrahiropirimidinas (pirantel y morantel) son eficaces contra adultos y larvas de Haemonchus. Pero la eficacia de algunos compuestos contra larvas inhibidas puede ser insuficiente.

Otros antihelmínticos de espectro menos amplio como el closantel, el nitroxinil y la rafoxanida son también eficaces contra Haemonchus pero no contra otros gusanos gastrointestinales que suelen aparecer asociados.

Con el aumento de la resistencia a benzimidazoles, levamisol y endectocidas, también se vuelve a recurrir a antiguos nematicidas como el triclorfón. Preparados de cobre también pueden ser útiles a algunos productores.

Los endectocidasabamectina, doramectina, ivermectina, moxidectina, etc.– son eficaces contra los adultos de Haemonchus así como contra las larvas inhibidas.

Estos antihelmínticos están disponibles en varios tipos de formulaciones orales e inyectables. Para saber más sobre las ventajas e inconvenientes de estas formulaciones consulte los artículos específicos en este sitio: suspensiones o soluciones para la administración oral o intrarruminal (enlace) o de inyectables (enlace).

En el Menú de MARCAS comerciales (Vademécum) (enlace) de este sitio puede encontrar información sobre numerosos antiparasitarios comerciales en la mayoría de países de América Latina y España, en concreto sobre:

Puede interesarle también el artículo en este sitio sobre plantas y remedios antihelmínticos (enlace).

Consulte los artículos sobre el uso correcto de productos antihelmínticos en este sitio (pulse aquí).

Consulte a un veterinario o a los servicios zoosanitarios de su región para obtener informaciones y recomendaciones más precisas adaptadas a las condiciones climáticas y ecológicas regionales y a la situación local de la resistencia.


Resistencia de Haemonchus a los antihelmínticos

La resistencia de Haemonchus a los antihelmínticos (benzimidazoles, endectocidas, levamisol, etc.) es una de las más frecuentes y graves en ovinos en muchos países, y también hay reportes de resistencia de Haemonchus a numerosos antihelmínticos en bovinos.

Esto significa que si un producto no procura la eficacia esperada contra estos parásitos, el riesgo es considerable de que se deba a resistencia, y no a uso incorrecto o a que el antiparasitario empleado no es adecuado para dicho control. No obstante, el uso incorrecto es la causa más frecuente del fracaso de productos antiparasitarios.

Para consultar el artículo en este sitio sobre la resistencia Haemonchus y otros gusanos nemátodos gastrointestinales a los antiparasitarios antihelmínticos pulse aquí.

Otros artículos en este sitio

GoogleBúsqueda personalizada