Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript![ ? ]

Parafilaria es un género de gusanos redondos (nematodos) del grupo de las filarias que afectan la piel del ganado bovino y caballos.

Las especies de mayor importancia veterinaria son:

  • Nódulos de Parafilaria bovicola, también sangrientos, en la piel de una res. © J. Kaufmann / Birkhäuser VerlagParafilaria bovicola, afecta a bovinos domésticos y salvajes. Se da en todo el mundo, pero es más frecuente en África, Asia y en algunas regiones europeas (p.ej. Rusia, Escandinavia, países mediterráneos).
  • Parafilaria multipapillosa, afecta a equinos (caballos, asnos, mulas, etc.), particularmente frecuente en Europa del Este.

La abundancia varía mucho según las regiones y la dinámica de las moscas vectoras, hospedadores intermediarios. Estudios en África del Sur mostraron que hasta un 50% de los bovinos investigados estaban infectados. En otro estudio en Bélgica sólo el 15% de los bovinos invetigados estaban infectados.

La enfermedad causada por la infección con este nematodo se conoce como parafilariasis o parafilariosis.

Estos helmintos no afectan a ovinos, caprinos, porcinos, aves domésticas, perros o gatos, ni tampoco a seres humanos.


Localización de Parafilaria

Los órganos predilectos son la piel y tejido conjuntivo intramuscular, sobre todo en forma de nódulos en la parte superior del cuerpo.


Descripción de Parafilaria

Los machos adultos miden de 2 a 3 cm, y las hembras de 4 a 5 cm.

Los huevos tienen un diámetro de 30 x 45 micras, con una fina envuelta y una larva (microfilaria) en el interior.


Biología y ciclo vital de Parafilaria

El ciclo vital indirecto usa moscas del género Musca como hospedadores intermediarios, pero no está del todo esclarecido. Las moscas se infectan con los huevos (que contienen microfilarias) al chupar sangre u otros fluidos en las heridas del ganado o caballos. El desarrollo a larvas infectivas tiene lugar en el intestino de las moscas.

Las moscas transmiten la infección al ganado o a los caballos cuando chupan alrededor de los ojos o en heridas de la piel, donde depositan larvas infectivas que atraviesan la piel y se establecen en el tejido subcutáneo. El organismo del hospedador reacciona con un engrosamiento de la piel alrededor de los gusanos, lo que da lugar a los nódulos. Estos nódulos acaban por reventar y expulsan sangre contaminada de huevos.

Si no está familiarizado con la biología general de los helmintos y de los nematodos parásitos del ganado pulse aquí para consultar los artículos correspondientes en este sitio.


Daños, síntomas y diagnóstico de Parafilaria

Esta enfermedad presenta un desarrollo estacional paralelo al ciclo de las moscas vectoras. En zonas de clima templado el máximo se da en primavera y verano, y en las zonas cálidas tras las lluvias. Los nódulos que contienen los gusanos adultos resultan dolorosos para el hospedador. También puede darse edema cutáneo. Los nódulos reventados causan dermatitis hemorrágica y pueden infectarse con bacterias trasmitidas por las moscas atraídas a las heridas. Las canales y cueros de animales infectados pueden ser decomisados en matadero.

En caballos, la dermatitis puede interferir con los arreos de manejo.

Los criterios diagnósticos principales son hemorragia cutánea, nódulos en la piel con gusanos en el interior, y presencia de microfilarias en el exudado. En algúnos países hay disponibles métodos de serodiagnóstico (ELISA).


Prevención y control no químicos de infecciones de Parafilaria

La medida principal para prevenir o reducir las infecciones con Parafilaria es controlar las moscas que actúan como vectores y hospedadores intermediarios. Esto exige una gestión estricta del estiércol (eliminarlo o mantenerlo seco) y asegurar la limpieza general de las instalaciones eliminando los lugares húmedos y cualquier tipo de basura orgánica reduce los lugares en los que se desarrollan las moscas vectoras.

Puede interesarle los artículos en este sitio sobre moscas domésticas (enlace), moscas de la cara (enlace) y otras moscas chupadoras (enlace). 

Por ahora no hay vacunas que protejan a los animales domésticos haciéndoles inmunes a este parásito. Por ahora no hay tampoco métodos de control biológico de este parásito mediante sus enemigos naturales.


Control químico de infecciones de Parafilaria

Dosis elevadas y repetidas de fenbendazol o levamisol pueden controlar infecciones establecidas. La ivermectina y el nitroxinil a dosis estándar también son eficaces.

Estos antihelmínticos están disponibles en varios tipos de formulaciones orales o inyectables. Para saber más sobre las ventajas e inconvenientes de estas formulaciones consulte los artículos específicos en este sitio: suspensiones o soluciones para la administración oral (enlace) o inyectables (enlace).

En el Menú de MARCAS comerciales (Vademécum) (enlace) de este sitio puede encontrar información sobre numerosos antiparasitarios comercialesen la mayoría de países de América Latina y España, en concreto sobre:

Se pueden aplicar larvicidas al estiércol y a los lugares donde pueden desarrollarse las larvas de las moscas para reducir su población. Pero aplicar mosquicidas al ganado no es de ordinario eficaz para el control de moscas no picadoras.

Puede interesarle el artículo en este sitio sobre plantas y remedios vegetales antihelmínticos (enlace).

Consulte los artículos sobre el uso correcto de productos antihelmínticos en este sitio (pulse aquí).

Consulte a un veterinario o a los servicios zoosanitarios de su región para obtener informaciones y recomendaciones más precisas adaptadas a las condiciones climáticas y ecológicas regionales.


Resistencia de Parafilaria a los antiparasitarios

Por ahora no hay reportes de resistencia de Parafilaria a los antihelmínticos de uso habitual.

Esto significa que si un producto no procura la eficacia esperada contra estos parásitos, lo más probable es que no se debe a un problema de resistencia, sino a uso incorrecto o a que el antiparasitario empleado no es adecuado para dicho control. El uso incorrecto es la causa más frecuente del fracaso de productos antiparasitarios.

Aprenda más sobre qué es la resistencia y cómo manejarla.

Otros artículos en este sitio

GoogleBúsqueda personalizada