Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript![ ? ]

Heterakis es un género de gusanos redondos (nematodos), parásitos gastrointestinales de numerosas especies de aves (gallináceas, pavos, gansos).

Cabeza de Heterakis gallinarum adulto. Imagen tomada de www.vet-parasitology.comSon gusanos intestinales muy frecuentes en aves en todo el mundo: hasta el 90% de las poblaciones pueden estar infectadas.

Las especies de mayor importancia veterinaria son:

  • Heterakis gallinarum que afecta a gallináceas y pavos (guajolotes), sobre todos en explotaciones tradicionales con acceso al exterior. La más abundante e importante en todo el mundo.
  • Heterakis dispar, afecta a patos y gansos.
  • Heterakis isolonche, afecta a faisanes y otras aves silvestres.

La enfermedad causada por las infecciones con estos nematodos se denominan heterakiasis.

Heterakis no afecta a bovinos, ovinos, caprinos, porcinos, caballos, perros ni gatos.

Las aves infectadas con Heterakis ¿son contagiosas para seres humanos

  • No. No hay ninguna evidencia de que estos gusanos infecten a seres humanos.

A continuación se describen sobre todo las características de Heterakis gallinarum.


Localización de Heterakis gallinarum

El órgano predilecto de Heterakis gallinarum es el ciego.


Descripción de Heterakis gallinarum

Los adultos miden de 7 a 15 mm de longitud. Las hembras son ligeramente mayores que los machos. Poseen alas caudales especialmente grandes en los machos. Los machos tienen 2 espículas desiguales.

Los huevos miden unas 45 x 75 micras, con una envuelta lisa y gruesa.


Biología y ciclo vital de Heterakis gallinarum

Huevo de Heterakis spp. Picture from http://www.wageningenur.nlHeterakis gallinarum tiene un ciclo vital directo. Las hembras depositan hasta 900 huevos al día que llegan al exterior con las heces. En el medio ambiente, al interior de estos huevos se desarrollan a larvas infectivas L2 en unos 7 a 70 días, dependiendo de la humedad y temperatura ambientales (2 a 4 semanas a 27°C). Estos huevos son pues infectivos. Lombrices terrestres y moscas domésticas pueden también ingerir estos huevos y actuar como vectores secundarios (hospedadores paraténicos) al ser ingeridas por las aves.

Las aves se infectan al ingerir alimentos o agua contaminados con huevos infectivos. Estos huevos permanecen viables en el suelo durante varios meses, y resisten a la sequía durante hasta 3 semanas. Tras ser ingeridos, los huevos liberan las larvas que se instalan en el ciego, sobre todo en su luz, pero a veces también en la pared intestinal.

El periodo de prepatencia es de 3 a 4 semanas.

Si no está familiarizado con la biología general de los helmintos y de los nematodos parásitos del ganado pulse aquí para consultar los artículos correspondientes en este sitio.


Daños, síntomas y diagnóstico de Heterakis gallinarum

Intestino ciego (disecado) de faisán con infección de Heterakis. Imagen tomada de www.parasites-world.com Heterakis gallinarumno chupa sangre del hospedador. El daño mayor es consecuencia de que transmite Histomonas meleagridis, un protozoario flagelado, el agente responsable de la enterohepatitis infecciosa o histomoniasis (cabeza negra), muy común y dañina para todas las aves. Este protozoo puede permanecer viable en los huevos de Heterakis durante años.

Aparte de la transmisión de la enterohepatitis, infecciones leves de Heterakis suelen ser asintomáticas. En caso de infecciones masivas pueden proliferar los nódulos en las mucosas del intestino ciego, con marcada inflamación y engrosamiento de la pared intestinal. En ponedoras puede llevar a una reducción notable del rendimiento ponedor.

El diagnóstico se lleva a cabo por detección de huevos en las heces mediante el sistema de flotación. Los huevos son similares a los de Ascaridia galli, pero casi siempre son menores de 77 micras de longitud.


Prevención y control de las infecciones de Heterakis gallinarum

Como medidas preventivas se recomiendan mantener seca la paja o cama de las aves, o su cambio frecuente en explotaciones intensivas.

La prevención química sistemática de infecciones de Heterakis está muy recomendada en poblaciones con historial u otros riesgos de brotes de histomoniasis.

La mayoría de los antihelmínticos clásicos de amplio espectro como los benzimidazoles (p.ej. albendazol, fenbendazol, febantel, flubendazol, mebendazol, oxfendazol, oxibendazol) y el levamisol son eficaces contra Heterakis. Los endectocidas – p.ej. la ivermectina– también son eficaces contra Heterakis.

La piperacina y las tetrahidropirimidinas no son eficaces contra Heterakis.

Estos antihelmínticos están disponibles sobre todo en forma de aditivos o premezclas (enlace) para añadir al pienso o al agua de bebida . Hay también algunos pocos productos en forma de tabletas o comprimidos (enlace) sobre todo para el tratamiento de animales individuales (típico p.ej. para gallos de pelea).

Por ahora no hay vacunas que protejan a las aves haciéndolas inmunes a este parásito. Por ahora no hay tampoco métodos de control biológico de este parásito mediante sus enemigos naturales.

En el Menú de MARCAS comerciales (Vademécum) (enlace) de este sitio puede encontrar información sobre numerosos antiparasitarios comerciales en la mayoría de países de América Latina y España, en concreto sobre:

  • Aditivos - premezclas (enlace)
  • Tabletas y comprimidos orales (enlace)

Consulte a un veterinario o a los servicios zoosanitarios de su región para obtener informaciones y recomendaciones más precisas adaptadas a las condiciones climáticas y ecológicas regionales.

Consulte los artículos sobre las medidas de prevención de infecciones (pulse aquí) y sobre el uso correcto de productos antihelmínticos (pulse aquí) en este sitio.

Puede interesarle el artículo en este sitio sobre plantas y remedios vegetales antihelmínticos (enlace) y sobre vacunas antihelmínticas (enlace).


Resistencia de Heterakis gallinarum a los antihelmínticos

Por ahora no hay reportes de resistencia de Heterakis a los antihelmínticos de uso habitual.

Esto significa que si un producto no procura la eficacia esperada contra estos parásitos, lo más probable es que no se debe a un problema de resistencia, sino a uso incorrecto o a que el antiparasitario empleado no es adecuado para dicho control. El uso incorrecto es la causa más frecuente del fracaso de productos antiparasitarios.

Aprenda más sobre qué es la resistencia y cómo manejarla.

Otros artículos en este sitio

GoogleBúsqueda personalizada