25 | 07 | 2014
Búsqueda personalizada

MEBENDAZOL: FICHA TOXICOLÓGICA para uso veterinario en el GANADO, PERROS y GATOS: intoxicación, envenenamiento, sobredosis, síntomas, tolerancia, margen de seguridad, antidoto

LEA LA ADVERTENCIA AL FINAL DE ESTA PÁGINA

MEBENDAZOL: Ficha Toxicológica


Toxicidad y tolerancia del mebendazol

  • DL50 aguda en ratón, rata: p.o. > 1280 mg/kg
  • DL50 aguda en perro, gato, conejo: p.o. >680 mg/kg
  • Margen de seguridad en ovinos >20, en caprinos <20
  • Margen terapéutico en equinos 40-90, en caninos y felinos 25
  • Dosis toleradas sin síntomas tóxicos:
    • Bovinos: 80 mg/kg p.o.
    • Equinos: 350-400 mg/kg p.o.
    • Ovinos: 320 mg/kg
  • En general, perros, gatos y el ganado toleran muy bien el mebendazol, de ordinario sin efectos indeseables.
  • Las aves domésticas terrestres (gallinas, faisanes, etc.) toleran muy bien el mebendazol. No así las aves acuáticas o silvestres: a dosis terapéuticas puede darse enteritis hemorrágica y muerte. Especialmente sensibles son palomas, cormoranes, pelícanos y rapaces. Las rapaces pueden sufrir una hepatitis tóxica.
  • En estudios subcrónicos en perros, dosis de 2,5, 10 y 40 mg/kg 6 días a la semana durante 13 semanas no causaron síntomas tóxicos.
  • Equinos toleraron sin síntomas tóxicos dosis de 5g/día/animal durante 19 a 74 días, y dosis de 52,5 mg/kg/día durante 15 días.
  • Ovinos toleraron dosis de 60 mg/kg durante 5 días sin efectos secundarios clínicos, patológicos o histopatológicos.
  • En gallinas ponedoras, 125 ppm (mg/kg) en el pienso durante 30 días no causaron daños a su salud ni disminuyeron el rendimiento ponedor.

Síntomas de intoxicación con mebendazol

  • En general son muy raros los casos de intoxicaciones agudas con mebendazol, debido sobre todo a su baja toxicidad, al amplio margen de seguridad y a la buena tolerancia en la mayoría de las especies.
  • En caso de sobredosis se observaros daños hepáticos en ratas, perros y gatos.
  • En roedores se observaron efectos teratógenos a altas dosis, pero no en caninos, equinos, ovinos y porcinos.

Contraindicaciones, incompatibilidades, efectos indeseables del mebendazol

  • No debe administrarse mebendazol a equinos debilitados o enfermos.
  • La administración de mebendazol a animales con daños hepáticos debe hacerse con suma cautela.
  • En perros, los efectos indeseables más frecuentes a dosis terapéuticas son vómito y diarrea.
  • En perros, el mebendazol puede causar daños hepáticos (necrosis aguda difusa), ya a la dosis terapéutica. Su uso prolongado o repetido aumenta la incidencia de tal efecto. Los síntomas de tales daños aparecen de 1 a máximo 14 días tras la administración, y se manifiestan en forma de ictericia (coloración amarillenta de la piel y de las mucosas), vómito, depresión, anorexia y aumento de ALT en plasma. No obstante, hay estudios que no lograron reproducir estos resultados.
  • En aves, el mebendazol a altas dosis puede tener un efecto negativo en su reproducción. A dosis terapéuticas puede perturbar la muda de las plumas.
  • En codornices y faisanes el tratamiento con mebendazol puede reducir el rendimiento ponedor y el porcentaje de eclosión de los huevos.
  • Nunca usar tabletas para perros en gatos, ni tabletas para perros medianos o grandes en perros pequeños. Ocurre que algunos usuarios pretenden ahorrar dinero usando las tabletas grandes para varios perros pequeños, o para varios tratamientos del mismo perro pequeño, o para el gato... El riesgo de sobredosis por error de cálculo o por falta de destreza es considerable.

Antídoto, tratamiento de intoxicaciones de mebendazol

  • No hay un antídoto específico para el mebendazol.
  • El tratamiento de intoxicaciones es sintomático y de apoyo.

Toxicidad medioambiental del mebendazol

  • Apenas hay información sobre posibles efectos nocivos medioambientales tras contaminación accidental.
  • El uso correcto en el ganado o en mascotas no conlleva riesgos significantes de contaminación medioambiental, tampoco para la fauna coprófaga

Otras informaciones

  • El mebendazol pertenece al gupo de los benzimidazoles (enlace).
  • El mebendazol no se emplea en la agricultura.
  • El mebendazol se emplea en medicina humana.
  • La absorción del mebendazol a sangre tras administración oral no es alta, pero depende mucho de la especie. En perros se absorbe <10%, en porcinos algo más del 30%. Por ello, en rumiantes, es especialmente importante que pueda permanecer en el rumen (panza), pues se forma allí un reservorio de mebendazol no disuelto que se va liberando lentamente, lo que aumenta el tiempo disponible para su absorción. La administración directa al abomaso o cuajar (p.ej. por inducción del reflejo de la gotera esofágica) disminuye la eficacia del mebendazol.
  • En carnívoros, por no formarse un reservorio como en la panza de los rumiantes, el efecto residual es notablemente menor que en rumiantes, lo que puede exigir administraciones repetidas o dosis mayores para lograr el efecto antihelmíntico deseado.
  • El mebendazol absorbido se distribuye por todo el cuerpo pero de modo poco uniforme. Las concentraciones mayores se detectan en el hígado y los riñones. Una vez en el hígado, el mebendazol se metaboliza rápidamente a compuestos sin eficacia antihelmíntica. La excreción del mebendazol y sus metabolitos se lleva a cabo en gran parte por vía biliar-fecal (>90% en perros) o renal (>50% en porcinos), según la especie.
  • Infestaciones altas de helmintos gastrointestinales reducen la biodisponibilidad del mebendazol.
  • Como el mebendazol se metaboliza fuertemente en el hígado, infestaciones de Fasciola hepatica (enlace) pueden afectar la farmacocinética del mebendazol. En ovejas infestadas con Fasciola hepatica se observó un aumento de la presencia del mebendazol en sangre y una disminución de la excreción fecal. Esto puede influir en los tiempos de espera.

Otros artículos relacionados en este sitio

  • Ficha técnica del mebendazol (enlace) con información adicional sobre espectro de eficacia, formulaciones, comercialización, etc.

Información general sobre:

  • Toxicología de las sustancias activas (enlace)
  • Toxicología de las formulaciones (enlace)
  • Clases de toxicidad de la OMS (enlace)
  • Residuos en el ganado (enlace)
  • Riesgos generales del uso de antiparasitarios (enlace)

¡ ADVERTENCIA !

No olvide que la formulación (es decir, el producto terminado) contiene otros ingredientes (disolventes, emulgantes, estabilizantes, etc.) que pueden ser también relevantes desde el punto de vista toxicológico. Y que la toxicidad del producto comercial depende sobre todo de su contenido en sustancia(s) activa(s).

El objetivo de esta ficha es ofrecer información sobre los aspectos toxicológicos de las sustancias activas parasiticidas veterinarias, complementaria a la que suelen ofrecer las etiquetas de los productos o las Hojas de datos de seguridad (=Material and Safety Data Sheet = MSDS), y sobre todo relativa a su administración al ganado, perros y gatos. Puede ser útil a quien no está familiarizado con el uso de los antiparasitarios veterinarios.

Por lo tanto esta ficha no sustituye a la etiqueta del producto comercial concreto, ni le exime de leerla atentamente antes de usarlo. Si piensa emplear el producto, en cualquier caso debe seguir estrictamente las indicaciones que contiene dicha etiqueta, entre otras razones porque LAS FORMULACIONES DISPONIBLES, LAS INDICACIONES ESPECÍFICAS Y LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD PUEDEN VARIAR DE UN PAÍS A OTRO, según las normativas nacionales.

En caso de duda consulte al laboratorio que fabrica o distribuye el producto concreto, o a un médico veterinario.

Búsqueda personalizada