31 | 07 | 2014
Búsqueda personalizada

MOSCA DE LOS CUERNOS - Haematobia irritans - (mosca de la paleta) en el ganado bovino: biología, prevención y control

Distribución geográfica y prevalencia de la mosca de los cuernos

Mosca de los cuernos (Haematobia irritans), cabeza y tórax. Fotografía de M. Campos Pereira.

La mosca de los cuernos (Haematobia irritans o Lyperosia irritans), también llamada mosca de la paleta o mosca paletera, es uno de los insectos más perjudiciales del ganado vacuno en Europa, África y toda América.

Es más abundante en bovinos en pastoreo extensivo y de engorde que en lecheros. También ataca ocasionalmente a caballos y ovejas. Muy rara vez pica también al hombre.

No ataca ni a perros ni a gatos.


Biología y ciclo vital de la mosca de los cuernos

Las moscas de los cuernos adultas son pequeñas (3 a 5 mm) y pasan casi todo el tiempo sobre el hospedador, normalmente mirando hacia abajo. Sus lugares preferidos son el lomo, los flancos, la panza, y la base de los cuernos. Tanto las hembras como los machos chupan sangre intermitentemente durante las 24 horas del día. Se alejan del hospedador casi exclusivamente para poner huevos.

El máximo poblacional se da en primavera y verano. La duración de la temporada depende de las condiciones climáticas. Abundan especialmente con tiempo cálido y húmedo.

El ciclo de vida en verano dura un promedio de 9 a 12 días. Las hembras adultas ponen huevos sobre excremento vacuno fresco. Una sola hembra pone unos 360 huevos durante su vida, que dura de 6 a 8 semanas. Las pupas de las últimas generaciones superan el invierno y producen la primera generación de moscas de la temporada siguiente. En una temporada pueden sucederse diez y más generaciones.

Si no está familiarizado con la biología general de los insectos pulse aquí para consultar el artículo correspondiente en este sitio.


Daño e importancia económica de la mosca de los cuernos

Moscas de los cuernos (Haematobia irritans) sobre un bovino: infestación masivaNo es raro que cada res porte millares de moscas de los cuernos. Por ello, tales infestaciones causan enormes daños económicos a la ganadería. No ocasionan muertes del ganado pero las pérdidas de sangre y el estrés de las picaduras pueden reducir los incrementos de peso en más del 30%. Infestaciones de 200 moscas pueden reducir la producción de leche en unos 0,5 litros diarios. La mosca de los cuernos es vector de Stephanofilaria stilesi, un helminto parásito del ganado vacuno.


Prevención y control de la mosca de los cuernos sin productos químicos

Las moscas de los cuernos necesitan una boñiga intacta para poder desarrollarse. Por lo tanto, cualquier medida encaminada a destruir o eliminar las boñigas contribuirá a reducir la población de moscas de los cuernos. Esto es lo que ocurre espontáneamente en los engordes intensivos y en las explotaciones lecheras, donde la gran densidad de animales por hectárea conlleva que las boñigas sean pateadas y aplastadas en buena parte, haciéndose así inadecuadas para el desarrollo de las larvas de estas moscas.

En el pasado se usaron algunas trampas atrapamoscas, pero su empleo es muy raro en la actualidad.

Se ha investigado mucho sobre los enemigos naturales de la mosca de los cuernos, especialmente sobre los predadores dMosca de los cuernos (Haematobia irritans), mirando típicamente hacia abajo. Fotografía de la Univ. de Florida.e los estadios inmaduros que se desarrollan en las boñigas (p.ej. Spalangia spp., un himenóptero). Sin embargo, los índices de parasitismo obtenidos en el campo son del todo insuficientes para garantizar un control significativo de las moscas adultas. En Australia se han empleado con cierto éxito los escarabajos peloteros que destruyen la boñiga y la hacen inadecuada para el desarrollo de esta y otras especies.

Puede interesarle el artículo en este sitio sobre el uso de plantas y otros remedios vegetales contras las moscas del ganado (enlace), aunque no debe esperar soluciones geniales contra estas moscas.

Para consultar los artículos en este sitio sobre el control biológico de moscas y otros insectos pulse aquí.


Prevención y control de la mosca de los cuernos con productos químicos

Las moscas de los cuernos susceptibles (es decir, no resistentes a mosquicidas) son relativamente fáciles de controlar usando alguno de los muchos insecticidas disponibles en la actualidad. Una de las razones es que permanecen todo el tiempo sobre el hospedador, de tal modo que, si éste es tratado con un producto químico, las moscas quedan expuestas al mismo durante un largo período de tiempo. No es este el caso de otras moscas (p.ej. las del establo, los tábanos, etc.) que permanecen sólo brevemente sobre el hospedador.

Donde no hay aún resistencia, un gran número de baños de inmersión o aspersión a base de organofosforados, carbamatos o piretroides ofrecen un buen control y protegen contra la reinfestación durante algunas semanas. Pour-ons con piretroides, endectocidas o fipronil protegen durante varias semanas, y numerosas orejeras (caravanas, crotales) durante 3 y más meses.

En lugares donde los productos con piretroides ya no trabajan, se puede obtener un buen control con orejeras (aretes, crotalos, caravanas)de organofosforados, que protegen contra la reinfestación por más de 3 meses. En muchos países estas orejeras también están autorizadas para uso en vacas lecheras.

Los pour-ons a base de endectocidas o de fipronil también son eficaces contra las moscas resistentes y protegen por 4 y más semanas.

Boñiga de vaca intacta: lugar ideal para el desarrollo de moscas de los cuernosUna alternativa al control de las moscas adultas es atacar a los estadios inmaduros en las boñigas del ganado. Los endectocidas inyectables tienen relativamente poco efecto sobre las infestaciones de moscas de los cuernos, sea contra las moscas adultas sobre el ganado, sea contra las larvas en las boñigas, pero en caso de infestaciones leves puede bastar para reducirlas por debajo del umbral de daño económico.

En algunos países existen también bolos orales con inhibidores del desarrollo (p.ej. diflubenzurón, metopreno, etc.) con un efecto similar. Tambien se usan para ello larvicidas para añadir al pienso o al agua (p. ej. con tetraclorvinfos), o incluidos en bloques minerales (p.ej. metopreno). No obstante, al aplicar el control larvario, moscas adultas de propiedades vecinas pueden fácilmente reinfestar el hato. Por lo tanto, para ser eficaz, el control larvario debe ser aplicado por varios propietarios vecinos y cubrir una gran extensión.

Consulte también el artículo en este sitio sobre mosquicidas - insecticidas (enlace).

No hay realmente repelentes eficaces para el ganado contra estas moscas. Pero si le interesa puede consultar el artículo en este sitio sobre los repelentes (enlace).


Resistencia de la mosca de los cuernos a los mosquicidas

Las moscas de los cuernos son capaces de desarrollar resistencia a los insecticidas mosquicidas muy rápidamente. De hecho está muy extendida en toda América, África meridional y Australia. Como consecuencia, muchos productos han perdido gran parte de su eficacia y poder residual.

La resistencia más extendida es a los piretroides en todas sus formas de aplicación (baños de inmersión y aspersión, pour-ons, orejeras). También abunda la resistencia a algunos organofosforados. Hasta ahora no hay reportes de resistencia a los inhibidores del desarrollo, a los endectocidas y al fipronil.

Para consultar el artículo sobre moscas de los cuernos y otras especies de parásitos externos resistentes a los ectoparasiticidas pulse aquí.

Búsqueda personalizada