Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript![ ? ]

Gastrodiscus aegyptiacus es un trematodo (duela) que tiene a equinos (caballos, asnos, mulas, cebras, etc.) y porcinos (cerdos, jabalís, etc.) como hospedadores finales. Se da sobre todo en África, en India y otros países asiáticos. Se sabe muy poco sobre la prevalencia de este parásito. En un estudio en Egipto se halló que el 22% de 156 asnos y el 15% de 40 caballos investigaso evacuaron huevos de este parásito.

Adultos de Gastrodiscus aegyptiacus. Imagen tomada de http://luccia85.skyrock.comEstos trematodos no infectan a bovinos, ovinos, caprinos, aves, perros o gatos.

Gastrodiscus hominis es una especie próxima que infecta a seres humanos.

Los animales infestados con Gastrodiscus aegyptiacus ¿son contagiosos para seres humanos

  • No. No hay ninguna evidencia de que estos gusanos infecten a seres humanos.

Localización de Gastrodiscus aegyptiacus

Los órganos predilectos de Gastrodiscus aegyptiacus son el intestino delgado y el colon.


Descripción de Gastrodiscus aegyptiacus

Los adultos de Gastrodiscus aegyptiacus miden unos 1,5 cm de largo y 0,5-0.7 cm de ancho. Tienen el cuerpo aplanado y dividido en dos partes, una cónica anterior, y una ensanchada posterior con numerosas papilas alineadas transversalmente.

Como todos los trematodos no muestran signos externos de segmentación. La boca se prolonga en la faringe, un tubo muscular que les permite chupar. El sistema digestivo es ciego (es decir, sin una salida al exterior por el ano) y no linear, sino con ramificaciones que terminan en conductos ciegos. Como la mayoría de las duelas, Gastrodiscus aegyptiacus es hermafrodita simultáneo, es decir contiene órganos reproductivos de ambos sexos.

Los huevos de Gastrodiscus aegyptiacus son de forma oval y bastante grandes ((~110x180 micras), con membrana fina y de color parduzco.


Ciclo vital de Gastrodiscus aegyptiacus

Caracol del género Bulinus, hospedador intermediario de Gastrodiscus aegyptiacus. Imagen tomada de wikipedia.commonsGastrodiscus aegyptiacus tiene un ciclo vital indirecto con caracoles de agua dulce (sobre todo de los géneros Bulinus y Cleopatra) como hospedadores intermediarios.

Las duelas adultas desovan en el intestino y los huevos se evacuan con las heces del hospedador. Una vez al exterior (miracidios) emergen de los huevos en unos pocos días. Estas larvas pueden sobrevivir durante semanas fuera del hospedador, siempre que haya suficiente humedad: mueren rápidamente en un entorno seco. Los miracidios pueden nadar y penetran activamente a través de la piel de los caracoles. En su interior se desarrollan sucesivamente a esporocistos, redias y cercarias, los estadios de desarrollo habituales de los trematodos.

Las cercarias maduras abandonan los caracoles, se adhieren a la vegetación y se enquistan formando las así llamadas metacercarias, que son infectivas para los hospedadores finales. Los caballos se infectan al consumir pasto contaminado de metacercarias.

Si no está familiarizado con la biología general de los trematodos parásitos del ganado pulse aquí.


Daño, síntomas y diagnóstico de infecciones de Gastrodiscus aegyptiacus

La mayoría de las infecciones de Gastrodiscus aegyptiacus son benignas y no muestran síntomas clínicos. En caso de infecciones masivas puede darse diarrea, pérdida de sangre (anemia), edema, pérdida de peso y rendimiento.

El diagnóstico se confirma en examen fecal con la detección de huevos o duelas inmaduras en las heces, o tras necropsia por presencia de las duelas adultas en el intestino. En regiones endémicas, con acceso habitual de los caballos a pastos pantanosos, estos síntomas pueden indicar infecciones con Gastrodiscus aegyptiacus.


Prevención y control de infecciones de Gastrodiscus aegyptiacus

La mejor y más importante prevención es mantener a caballos y cerdos alejados de zonas pantanosas o que se inundan regularmente, que es donde abundan los caracoles. Es muy importante también asegurar que los animales tengan acceso a agua no contaminada en bebederos.

Medidas para reducir la población de caracoles vectores contribuyen a reducir la infección de caballos y cerdos. Como son caracoles acuáticos, un drenaje eficaz que mantenga los pastos secos reducirá el número de caracoles.

La mayoría de los fasciolicidas para rumiantes (bovinos, ovinos, etc.) no están autorizados para uso en caballos o cerdos, por la simple razón de que los trematodos son raramente un problema para ellos. Pero se pueden emplear en caballos y cerdos bajo la supervisión de un médico veterinario, p.ej. triclabendazol (a ~10 mg/kg), closantel (a ~10 mg/kg), clorsulón (a ~7 mg/kg), y nitroxinil (a ~15 mg/kg).

Los endectocidas (lactonas macrocíclicas: ivermectina, moxidectina, etc.) y los benzimidazoles no son eficaces contra estos trematodos.

El control químico de los caracoles con molusquicidas tales como sulfato de cobre, pentaclorofenato de sodio, niclosamida, etc. puede tener sentido en casos específicos, p.ej. para tratar lugares donde se congregan los caballos (bebederos, comederos, etc.) y así mantenerlos libres de caracoles. No obstante, intentar erradicar los caracoles de una propiedad es de hecho imposible. Porque no se pueden tratar todos los lugares donde pueden sobrevivir, y porque se reproducen muy rápidamente: pastos tratados se reinfestarían en pocas semanas. Además tales tratamientos químicos serían muy perjudiciales para el medio ambiente. De hecho tales, molusquicidas están aprobados para ese uso en pocos países como ayuda para la prevención de la esquistosomiasis humana (también llamada bilharziasis).

Por ahora no hay vacunas que protejan a los caballos haciéndoles inmunes a Gastrodiscus aegyptiacus.

Por ahora no hay métodos de control biológico de Gastrodiscus aegyptiacus mediante sus enemigos naturales.

Pulse aquí si está interesado en plantas medicinales para controlar los parásitos internos del ganado, caballos y mascotas.

Consulte a un médico veterinario para obtener informaciones y recomendaciones más precisas adaptadas a las condiciones climáticas y epidemiológicas regionales.


Resistencia de Gastrodiscus aegyptiacus a los antiparasitarios

Por ahora no hay reportes de resistencia de Gastrodiscus aegyptiacus a los antihelmínticos de uso habitual.

Esto significa que si un producto no procura la eficacia esperada contra estos parásitos, lo más probable es que no se debe a un problema de resistencia, sino a uso incorrecto, o a que el antiparasitario empleado no es adecuado para dicho control. El uso incorrecto es la causa más frecuente del fracaso de productos antiparasitarios.

Aprenda más sobre qué es la resistencia y cómo manejarla.

Otros artículos en este sitio

GoogleBúsqueda personalizada