Sustancia Activa: D-LIMONENO

Otras denominaciones: Limoneno
Denominaciones en inglés: d-limonene
Tipo de antiparasitario: INSECTICIDA, REPELENTE

Algunas plantas que lo contienen:

  • Cilantro, culantro europeo, dania, perejil chino (Coriandrum sativum)
  • Cítricos, sobre todo la cáscara: limones, naranjas, mandarinas, etc.
  • Comino de prado, alcaravea, alcarabia, alcarahueya, alcaraveta (Carum carvi)
  • Eneldo (Anethum graveolens)
  • etc.


Estructura química

 Estructura del D-Limoneno. Imagen tomada de https://cfpub.epa.gov


Eficacia antiparasitaria

Tipo de acción: INSECTICIDA. En veterinaria sobre todo contra pulgas y piojos de mascotas.
Eficacia principal contra: INSECTOS

Mecanismo de acción. Se sabe poco sobre el mecanismo de acción insecticida del d-limoneno. Se piensa que es neurotóxico y que actúa sobre las células sensoriales aumentando su actividad. Estas células envían señales falsas a los músculos que provocan sacudidas, descordinación y convulsiones. También parece que puede afectar al sistema nervioso central con hiperestimulación de neuronas motoras. Todo esto puede causar rápidamente la paráslisis de los insectos afectados. Pero estos pueden recuperarse con cierta facilidad, salvo que el d-limoneno se administre junto con PBO (butóxido de piperonilo), un sinergista que potencia la eficacia. También puede tener un cierto efecto repelente.

Las indicaciones específicas de formulaciones que contienen este principio activo y su dosificación dependen de regulaciones nacionales. Consulte las etiquetas de los productos para uso veterinario disponibles en su país.

No obstante, no ha de esperarse una eficacia de este y otros productos naturales comparable a la de los insecticidas sintéticos modernos, mucho más contundentes y persistentes que los compuestos naturales. Simplificando puede decirse que este y otros productos naturales pueden ser útiles en lugares o épocas del año con poco desafío parasitario, pero resultarán del todo insuficientes para controlar infestaciones elevadas de parásitos (pulgas, garrapatas, moscas, ácaros, piojos, etc.) en mascotas, y menos aún en el ganado.


Seguridad

LD50 oral aguda ratas*: 4400-5100 mg/kg (macho, hembra)
LD50 dermal aguda ratas*: >5000 mg/kg

* Estos valores se refieren sólo a la sustancia activa. Cada formulación debe tener determinados sus propios LD50, de ordinario notablemente superiores (es decir menos tóxicos) que la sustancia activa.

Usado en sprays o baños a 5–10 veces la concentración recomendada puede causar síntomas tóxicos como hipersalivación, temblores musculares, ataxia (descoordinación de movimientos) e hipotermia incluso severa.

El d-limoneno es moderadamente irritante para la piel, los ojos y mucosas. El d-limoneno oxidado en el aire puede ser sensibilizante y causar alergias. Si no, el d-limoneno se considera poco tóxico para los seres humanos, los animales domésticos o el medio ambiente.

Se olvida muy a menudo que los compuestos químicos naturales son tan "químicos" como los sintéticos y que pueden ser tan tóxicos o más si se usan indebidamente. ¡Todo depende de la dosis!

Puede consultar los artículos en este sitio relacionados con la seguridad de los antiparasitarios (enlace)


Comercialización

El D-limoneno se obtiene fundamentalmente a partir del aceite de la cáscara de cítricos (>90% en aceite de naranja, ~65% en aceite de limón), productos secundarios de la fabricación de zumos naturales. Aunque la síntesis química industrial no sería complicada por la simplicidad de la molécula, la abundancia del material natural premite bajos costos de producción.

Uso en ganadería: SÍ, escasísimo
Uso en equinos: SÍ, escasísimo
Uso en mascotas: SÍ, escaso

Uso en humanos:
Uso en higiene pública/doméstica: SÍ
Uso en agricultura: SÍ, relativamente abundante

Formulaciones más comunes para uso veterinario:


Resistencia

Reportada en ganado y mascotas: NO
Reportada en otros usos: NO

Puede serle útil consultar otros artículos en este sitio relacionados con la resistencia (enlace)


Particularidades

Naranjas, de las que se extrae el d-limoneno. Imagen tomada de Wikipedia CommonsEl d-limoneno es uno de los dos isómeros ópticos (el dextrógiro) del limoneno. El limoneno es un terpenoide natural producido por muchas plantas, sobre todo los cítricos. El d-limoneno posee un característico olor a naranja. El l-limoneno (el otro isómero óptico, levógiro) huele a terpentina y es más abundante en los aceites de otras plantas que los de los cítricos (p.ej. aceites de menta, de pino, etc.

El uso del d-limoneno como insecticida es mínimo comparado con otros usos industriales como aroma o fragancia en la cosmética, la industria alimentaria o en productos para el ambiente. El d-limoneno se emplea también bastante como disolvente biodegradable. Se usa también en la medicina tradicional, sobre todo en forma de aceites de las plantas correspondientes.

El d-limoneno, como la mayoría de los compuestos insecticidas naturales es bastante volátil y se descompone rápidamente cuando está expuesto a los rayos UV de la luz solar. Por ello, su efecto sobre animales expuestos al sol, como ocurre con el ganado, es de corta duración, a lo máximo unos pocos días, a menudo sólo unas horas. Para su uso veterinario esto implica que, si bien mata o repele los parásitos inmediatamente tras el tratamiento, apenas protege contra la reinfestación, es decir, fundamentalmente carece de efecto residual. Esto resulta particularmente desventajoso en la ganadería, pues significa que habría que tratar al ganado muy a menudo. No obstante, por esa misma razón no deja a penas residuos químicos significativos en los tejidos del animal tratado (carne, leche, cueros, pelaje, etc.), lo que puede tener ventajas para su uso o comercialización (p.ej. en la ganadería ecológica).

Otra desventaja de la mayoría de los químicos naturales no sintéticos, es decir extraídos directamente de plantas, es que la calidad puede variar y con ello la eficacia, aunque se usen correctamente según las instrucciones del fabricante.

Finalmente hay que señalar que por tratarse de "productos naturales", no de "plaguicidas" ni de "medicamentos veterinarios", los requisitos de eficacia, calidad y seguridad para productos de este tipo exigidos para otorgar el permiso de comercialización en algunos países son mínimos, por no decir inexistentes. Esto significa que tales productos no han sido a menudo estudiados seriamente en estudios de campo, es decir, la eficacia o la inocuidad (también en relación con los ingredientes no activos) no está siempre garantizada.

Otros artículos en este sitio

GoogleBúsqueda personalizada