El término «sarnicidas» o «antisánicos» se usa comúnmente en la ganadería para denominar a los antiparasitarios externos (ectoparasiticidas) con actividad contra los ácaros de la sarna. A veces se usa también el término «acaricidas», pero, estrictamente hablando, este término no se aplica sólo a los sarnicidas, sino también a los garrapaticidas, pues las garrapatas también son ácaros.

Además de ser eficaces contra la sarna, la mayoría de los sarnicidas son también «piojicidas», es decir, controlan también los piojos; y algunos son asimismo garrapaticidas e incluso mosquicidas al mismo tiempo. Por ello se incluyen en este artículo.

Los dermanisos y ornitonisos de las gallinas son un caso especial, porque son ácaros, pero ni garrapatas, ni aradores de la sarna. Biológicamente están más cercanos a las garrapatas, pues chupan sangre y no se incrustan en la piel.

Vaca afectada de sarna. Imagen tomada de Marcelo Campos PereiraLa mayoría de los sarnicidas y piojicidas actúan por simple contacto (efecto tarsal) del compuesto con el parásito. Cuando se trata el ganado (por baño, pour-on, etc.) con un producto de contacto el compuesto se extiende por la piel del animal, entra en contacto con el parásito y lo mata más o menos rápidamente y durante más o menos tiempo tras la aplicación (periodo residual)

Algunos compuestos actúan de modo sistémico, es decir, tras ser aplicados al animal penetran en su flujo sanguíneo y a través de la sangre u otros fluidos corporales alcanzan a los parásitos.

Si no está familiarizado con la biología de los ácaros puede consultar el artículo correspondiente en este sitio (enlace). Para los piojos consulte el artículos sobre la biología general de los insectos (enlace)

Para controlar los ácaros o los piojos hay que tratar siempre el ganado porque estos parásitos pasan toda su vida sobre el ganado hospedador y se transmiten por contacto: no tienen estadios de vida libre fuera del hospedador (a excepción de los dermanisos de las gallinas).

Existe la alternativa del control biológico renunciando al uso de sarnicidas o piojicidas, pero las posibilidades son muy escasas contra la sarna y los piojos. Puede consultar la sección de control biológico en este sitio (enlace).


Ácaros y piojos del ganado bovino (resumen)

Hay varias especies de ácaros y de piojos que parasitan al ganado bovino. Los detalles sobre su biología y los modos de combatirlos pueden consultarse en los siguientes artículos en este sitio:

  • Ácaros de la sarna (roña) del ganado bovino (enlace)
  • Piojos del ganado bovino (enlace)

Ácaros y piojos del ganado ovino y caprino (resumen)

Ejemplar de Damalinia ovis
 

Hay varias especies de ácaros y de piojos que parasitan a los lanares. Los detalles sobre su biología y los modos de combatirlos pueden consultarse en los siguientes artículos en este sitio:

  • Ácaros de la sarna (roña) del ganado ovino (enlace)
  • Piojos del ganado ovino (enlace)

Como se menciona en el artículo correspondiente, la sarna psoróptica de los ovinos (causada por Psoroptes ovis) es especialmente dañina y peligrosa, y exige medidas de prevención y control mucho más estrictas que para el resto de los ácaros y piojos ovinos y que para otro tipo de ganado. Numerosos productos y métodos de aplicación que procuran control aceptable de la sarna en bovinos o porcinos no son suficientes para el control de la sarna psoróptica en ovinos.

Ácaros y piojos del ganado porcino (resumen)

Los detalles sobre la biología y el control de ácaros y piojos en cerdos pueden consultarse en los siguientes artículos en este sitio:

  • Ácaros de la sarna (roña) del ganado porcino (enlace)
  • Piojos del ganado porcino (enlace)

Ácaros y piojos del ganado pen gallinas y otras aves domésticas (resumen)

Masas de ácaros rojos
 

Los detalles sobre la biología y el control de ácaros y piojos en cerdos pueden consultarse en los siguientes artículos en este sitio:

  • Ácaros del ganado aviar (enlace)
  • Piojos del ganado aviar (enlace)

Como ya se ha indicado, los dermanisos y los ornitonisos son un caso particular, y el dermaniso es especialmente dañino para las gallinas (sobre todo ponedoras), pues presenta frecuentemente alta resistencia a los acaricidas más comunes.


Métodos de aplicación de los sarnicidas y piojocidas (resumen)

Los métodos más extendidos para la aplicación de garrapaticidas sobre el ganado son los siguientes:

  • baños de inmersión (enlace)
  • baños de aspersión (enlace)
  • bolos intraruminales (enlace)
  • inyectables (enlace)
  • pour-ons (spot-on, concentrados de vertido dorsal) (enlace)
  • tratamientos del entorno (enlace)
  • aditivos (enlace)

Para información más detallada sobre cada método de aplicación consulte el artículo correspondiente en este sitio.

Ni las orejeras impregnadas de insecticidas, ni los rascaderos y polveras sirven para controlar ácaros de la sarna o piojos.


Sustancias activas más comunes de los sarnicidas y piojicidas (resumen)

Seguidamente se resumen las características más destacadas de las sustancias activas garrapaticidas más empleadas. Pertenecen a las clases químicas de los organofosforados, amidinas, piretroides, fenilpirazoles, endectocidas (lactonas macrocíclicas) y benzoilureas.

En este sitio hay también artículos sobre las clases químicas (enlace) más importantes de antiparasitarios externos: para consultarlas pulse el enlace correspondiente.

También en este sitio hay una sección sobre Sustancias activas de A a Z (enlace) que presenta fichas técnicas de la gran mayoría de las sustancias activas antiparasitarias externas o internas empleadas hoy en día en la ganadería.

Organofosforados (enlace)

En ovinos hay resistencia de los ácaros de la sarna prosóptica y de algunas especies de piojos a los organofosforados, pero por ahora sólo en pocos países y no es un problema generalizado.

Algunos organofosforados están autorizados para uso en ganado lechero en producción para el consumo humano, pero con periodos de espera para la leche de algunos días.

■  Coumaphós (enlace). Se usó mucho en los años 80-90 del siglo pasado, pero hoy en día menos como sarnicida y piojicida, más como garrapaticida. El control de la sarna psoróptica en ovinos no es completo.

■  Diazinón (enlace).  Se emplea aún abundantemente en baños de inmersión y aspersión contra la sarna y los piojos en ovinos, porcinos y bovinos. Tiene una gran afinidad por la grasa de la lana de los ovinos, lo que le procura un poder residual muy largo en lanares (hasta varios meses contra piojos, según el parásito) y, usado correctamente, garantiza un control completo de la sarna psoróptica en ovinos.

■  Fosmet (enlace). Se emplea sobre todo en forma de pour-on como sarnicida y piojicida para porcinos y bovinos.

■  Foxim (enlace).Se emplea sobre todo en forma de pour-on como sarnicida y piojicida para porcinos.

Piretroides (enlace)

En ovinos hay resistencia de los ácaros de la sarna prosóptica y de algunas especies de piojos a los piretroides, pero por ahora sobre todo en países anglosajones y no es un problema generalizado en los países de habla castellana.

■  Cipermetrina (enlace).Siempre que no haya resistencia es un buen sarnicida y acaricida de contacto, si bien la eficacia contra la sarna psoróptica de los ovinos no es completa. Se empleó y sigue usándose abundantemente en baños de aspersión e inmersión, y en pour-ons. También se usa en muchas mezclas (con amitraz, con organofosforados, etc.). Es el piretroide genérico por antonomasia para uso en ganado: prácticamente todos los laboratorios tienen algún producto con cipermetrina. También es mosquicida y garrapaticida.

■  Deltametrina (enlace). Siempre que no haya resistencia es un buen sarnicida y acaricida de contacto, si bien la eficacia contra la sarna psoróptica de los ovinos no es completa. Se empleó y sigue usándose abundantemente en baños de aspersión e inmersión, y en pour-ons.También es mosquicida y garrapaticida.

■  Flumetrina (enlace ). Siempre que no haya resistencia es un excelente sarnicida de contacto, probablemente el mejor sarnicida entre los piretroides. Se empleó y sigue usándose abundantemente en baños de aspersión e inmersión y en pour-ons para bovinos y ovinos. También es un excelente garrapaticida, pero mediocre mosquicida.

Amidinas (enlace )

No hay reportes de resistencia de loa ácaros de la sarna ni de los piojos a las amidinas.

■  Amitraz (enlace). Es un buen sarnicida y piojicida de contacto, además de garrapaticida, pero no mosquicida. Se emplea sobre todo en baños de inmersión y de aspersión, y en algunos pour-ons para porcinos. Un inconveniente del amitraz es que los baños de inmersión deben ser estabilizados con carbonato cálcico. Esto no es necesario en los baños de aspersión. Hay numerosas mezclas con piretroides y organofosforados.

El amitraz suele estar autorizado para uso en ganado lechero en producción para el consumo humano.

Endectocidas (lactonas macrocíclicas,enlace)

Los endectocidas son eficaces contra numerosos parásitos externos e internos del ganado, incluidos los ácaros de la sarna y los piojos. Los principales son:

De todas las formulaciones de estos compuestos disponibles para la ganadería (inyectables, pour-ons, bolos o cápsulas intraruminales, aditivos, etc.) todos son eficaces contra ácaros de la sarna y contra piojos, a excepción de la sarna psoróptica en ovinos que requiere de ordinario el uso de inyectables.

Los pour-ons de endectocidas suelen controlar además algunas especies de moscas, casi todas las miasis (gusano barrenador, tórsalo, etc.) y los gusanos helmintos gastrointestinales.

Es importante saber, que si se impide el lamido del ganado (p.ej. porque están atados) previamente tratado con un pour-on de endectocida, la eficacia del producto disminuye, pues los endectocidas actúan tanto por contacto como a través de la sangre (efecto sistémico), y si los animales no se pueden lamer, la cantidad que penetra en la sangre puede ser insuficiente.

A excepción de la eprinomectina, los endectocidas no están autorizados para uso en ganado lechero en producción para el consumo humano.

Benzoilureas (enlace). Las benzoilureas (o dimiloides) son inhibidores del desarrollo que interrumpen la síntesis de quitina. No matan a los parásitos directamente –no tienen efecto de derribo– sino que impiden que los estadios inmaduros completen su desarrollo. Lo que hacen de ordinario es «controlar la población» de parásitos. No sirven para nada contra los ácaros de la sarna, pero se usan abundantemente para el control de piojos en lanares en los países anglosajones donde ha aparecido ya una notable resistencia de los piojos a dichos compuestos.

■  Diflubenzurón (enlace) y triflumurón (enlace). Son inhibidores del desarrollo de amplio espectro que interrumpen el desarrollo de los piojos y de muchos otros insectos. Como piojicidas se emplean fundamentalmente en lanares en forma de pour-on, también eficaces contra las miasis por califóridos.


Resistencia de los ácaros de la sarna y de los piojos a los sarnicidas-piojicidas (resumen)

Como ya se ha mencionado más arriba, en ovinos hay resistencia de los ácaros de la sarna prosóptica y de los piojos a algunos organofosforados y piretroides, y de piojos ovinos además a las benzoilureas. Pero aparte de los países anglosajones y de Argentina, la prevalencia y el nivel del resistencia es menor que en la resistencia de garrapatas y moscas.

Solucionar problemas de resistencia no es siempre sencillo y exige conocer los mecanismos que entran en juego en la resistencia. Para ello es muy aconsejable consultar los siguientes artículos en este sitio sobre la resistencia de los parásitos a los parasiticidas:

  • detección y diagnóstico de la resistencia (enlace)
  • prevención y control de la resistencia (enlace)
  • manejo integrado de parásitos (enlace)
  • piojos resistentes (enlace)

Otros artículos en este sitio

GoogleBúsqueda personalizada