LEA LA ADVERTENCIA AL FINAL DE ESTA PÁGINA

ALBENDAZOL: Ficha Toxicológica


Toxicidad y tolerancia del albendazol

  • DL50 aguda en rata: p.o. 1,55 a 3,25 g/kg
  • DL50 aguda en bovinos: p.o. 300 mg/kg
  • DL50 aguda en ovinos: p.o. 200 mg/kg
  • Margen de seguridad:
    • Bovinos 7,5 a 10; toleran sin síntomas hasta 45 mg/kg
    • Ovinos: 5 a 10; toleran sin síntomas de 40 a 100 mg/kg
  • Perros: NEL (no effect level) en ensayos de toxicidad crónica durante 1 años fue de 0,25 mg/kg/día p.o.
  • Perros: un tratamiento contra Giardia (25 mg/kg 2xdía 5 días, después 50 mg/kg 2xdía, 5 días) causó pancitopenia (reducción de células sanguíneas) reversible, tras daño a la médula ósea.
  • Gatos: un tratamiento contra Paragonimus (25 mg/kg 2xdía, 4 días) causó asimismo pancitopenia reversible, en otros casos letargia y depresión.
  • Alpacas: Una dosificación oral de 19 mg/kg durante 5 días produjo síntomas tóxicos (diarrea acuosa, deshidratación y leucopenia) con desarrollo fatal a pesar de tratamiento intensivo.


Síntomas de intoxicación con albendazol

  • Dosis elevadas en ratas, ratones y perros mostraron toxicidad hepática y testicular, con algunos síntomas gastrointestinales.

Contraindicaciones, incompatibilidades, efectos indeseables del albendazol

  • El albendazol puede tener efector teratogénicos, sobre todo en bovinos y ovinos y por ello no debe administrarse a hembras preñadas.
  • En perras preñadas, el tratamiento con albendazol puede provocar una reducción del peso de las crías al parto y palatoquisis (paladar hendido).
  • En aves el tratamiento con albendazol puede disminuir el rendimiento ponedor y el porcentaje de eclosión de los huevos.
  • No debe administrarse a animales con problemas hepáticos, ni a hembras preñadas.

Antídoto, tratamiento de intoxicaciones de albendazol

  • No hay un antídoto específico para este compuesto
  • El tratamiento de intoxicaciones es sintomático y de apoyo

Toxicidad medioambiental del albendazol

  • Apenas hay información sobre posibles efectos nocivos medioambientales tras contaminación accidental.
  • El uso correcto en el ganado o en mascotas no conlleva riesgos significantes de contaminación medioambiental, tampoco para la fauna coprófaga

Otras informaciones

  • El albendazol pertenece al gupo de los benzimidazoles (enlace).
  • El albendazol no se emplea en la agricultura
  • El albendazol se emplea también en medicina humana.
  • El albendazol apenas se absorbe a sangre tras administración oral.
  • La parte absorbida se metaboliza fundamentalmente en el hígado (mayormente al sulfóxido de albendazol) que se excreta sobre todo por la bilis, una pequeña parte por la orina.

Otros artículos relacionados en este sitio

  • Ficha técnica del albendazol (enlace) con información adicional sobre espectro de eficacia, formulaciones, comercialización, etc.

Información general sobre:

  • Toxicología de las sustancias activas (enlace)
  • Toxicología de las formulaciones (enlace)
  • Clases de toxicidad de la OMS (enlace)
  • Residuos en el ganado (enlace)
  • Riesgos generales del uso de antiparasitarios (enlace)

¡ ADVERTENCIA !

No olvide que la formulación (es decir, el producto terminado) contiene otros ingredientes (disolventes, emulgantes, estabilizantes, etc.) que pueden ser también relevantes desde el punto de vista toxicológico. Y que la toxicidad del producto comercial depende sobre todo de su contenido en sustancia(s) activa(s).

El objetivo de esta ficha es ofrecer información sobre los aspectos toxicológicos de las sustancias activas parasiticidas veterinarias, complementaria a la que suelen ofrecer las etiquetas de los productos o las Hojas de datos de seguridad (=Material and Safety Data Sheet = MSDS), y sobre todo relativa a su administración al ganado, perros y gatos. Puede ser útil a quien no está familiarizado con el uso de los antiparasitarios veterinarios.

Por lo tanto esta ficha no sustituye a la etiqueta del producto comercial concreto, ni le exime de leerla atentamente antes de usarlo. Si piensa emplear el producto, en cualquier caso debe seguir estrictamente las indicaciones que contiene dicha etiqueta, entre otras razones porque LAS FORMULACIONES DISPONIBLES, LAS INDICACIONES ESPECÍFICAS Y LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD PUEDEN VARIAR DE UN PAÍS A OTRO, según las normativas nacionales.

En caso de duda consulte al laboratorio que fabrica o distribuye el producto concreto, o a un médico veterinario.