Los piojos son pequeños insectos (1 a 2 mm de largo) desprovistos de alas que afectan a los ovinos en todo el mundo. La mayoría de las especies ovinas son específicas de ovejas o cabras.

La especie más importante para ovinos es Bovicola ovis (=Damalinia ovis), el piojo masticador del pelo de las ovejas, que se encuentra allí donde se crían ovinos. Además de Bovicola ovis, hay varias especies de piojos hematófagos chupadores que atacan a los ovinos. Las especies principales son Linognathus pedalis, el piojo del pie de las ovejas, que se encuentra sobre todo en las patas y en el vientre, y Linognathus ovillus, el piojo de la oveja. Sus efectos sobre las ovejas son similares a los del piojo masticador.

Las  infestaciones de piojos se conocen científicamente como pediculosis.


Biología y ciclo vital de los piojos ovinos

Ejemplar adulto de Bovicola ovis, piojo masticador ovinoLos piojos pasan por una metamorfosis incompleta, es decir, los estadios inmaduros no tienen forma de gusanillos sino que se asemejan a los adultos pero son de talla menor.

El ciclo vital de Bovicola ovis puede completarse en 1 mes. Cada hembra pone unos 20 huevos (liendres) durante su vida. Los deposita uno por uno pegándolos fuertemente a fibras de lana. La incubación dura unos 10 días, tras los cuales emergen las jóvenes ninfas. El desarrollo a adultos pasa por varios estadios ninfales con sus correspondientes mudas. Los adultos viven unas 6 semanas. Se alimentan de detritos de la piel y de secreciones. En la lana, los piojos se suelen situar cerca de la piel, sobre todo en el lomo.

Los piojos permanecen toda su vida sobre el hospedador y se transmiten de un animal a otro por contacto. Las infestaciones de piojos se desarrollan de ordinario durante la temporada fría y culminan al inicio de la primavera para disminuir durante el verano.

Si no está familiarizado con la biología general de los insectos pulse aquí para consultar el artículo correspondiente en este sitio.


Daño e importancia económica de los piojos ovinos

Los piojos son muy activos y causan una fuerte irritación al ganado que reacciona rascándose, mordiéndose y restregándose contra todo tipo de objetos. Esto daña la lana lo que resulta en pérdidas considerables de producción. Si no, los piojos no parecen causar otros detrimentos a la salud de las ovejas, salvo en casos de infestaciones masivas. L. ovillus puede transmitir el hemoparásito Eperythrozoon ovis.


Prevención y control de los piojos ovinos

La mayoría de los rebaños ovinos del mundo entero se ven más o menos afectados por los piojos. El daño causado afecta sobre todo a la producción de lana: los piojos pueden mermar substancialmente tanto la cantidad como la calidad de la lana producida.

La esquila, efectuada a menudo en primavera, es una de las mejores medidas para disminuir las poblaciones de piojos. Una gran parte de los piojos se elimina sin más con la lana cortada, y la mayoría de los que permanecen sobre el hospedador no sobrevive sin el microclima húmedo y cálido de la larga lana invernal. Pero siempre hay algunos piojos que logran sobrevivir en zonas protegidas del cuerpo y que originan las infestaciones durante el próximo invierno.

Donde los rebaños ovinos se tratan de modo habitual con insecticidas o acaricidas en primavera y/o en otoño para prevenir infestaciones más dañinas (p.ej., sarna, garrapatas, etc.) la mayoría de los productos empleados en estos casos suelen ser también eficaces contra los piojos.

Donde se requieren medidas específicas de control de piojos, sea para su prevención periódica, sea para atajar un brote ocasional, se pueden emplear numerosos productos. Diversos baños de inmersión o aspersión a base de organofosforados, piretroides o amidinas son bastante eficaces. Lo mismo ocurre con varios pour-ons de piretroides. Pueden lograrse 12 y más semanas de protección que pueden verse fuertemente acortadas si se dan problemas de resistencia.

Los endectocidas aplicados como inyectables también controlan las infestaciones de piojos, pero son substancialmente más costosos que los piojicidas de contacto.

En Australia y Nueva Zelanda se emplean también inhibidores del desarrollo aplicados en baño o pour-on, así como fluorosilicato de magnesio en forma de polvos mojables, un producto mineral que provoca la desecación de los piojos. También se ha logrado controlar piojos masticadores con Bacillus thuringiensis.

Consulte también el artículo en este sitio sobre sarnicidas - piojicidas (enlace).

No hay repelentes que mantengan a los piojos alejados del ganado, por la simple razón de que permanecen toda su vida en el mismo hospedador y no andan buscando otro. Por ello tampoco hay trampas para atraparlos.

No hay vacunas que protejan al ganado haciéndolo inmune a estos piojos.

Y por ahora no hay métodos de control biológico de estos piojos mediante sus enemigos naturales.

Puede interesarle el artículo en este sitio sobre plantas y remedios vegetales contra los ácaros, garrapatas e insectos parásitos del ganado (enlace), aundue apenas hay remedios reralmente eficaces contra la sarna.


Resistencia de los piojos ovinos a los parasiticidas

La resistencia de Bovicola (Damalinia) ovis a los insecticidas está muy extendida en Australia y Nueva Zelanda. Afecta sobre todo a organoclorados, organofosforadospiretroides y benzoilureas (inhibidores del desarrollo).

Fuera de esos lugares, por ahora puede concluirse que un fallo del control de estos parásitos será sobre todo debido a una aplicación errónea (p.ej. de dosificación), o al uso de un producto inadecuado (ineficaz contra estos piojos o de mala calidad), no a un problema de resistencia. El uso incorrecto es la causa más frecuente del fracaso de productos antiparasitarios. 

Para consultar los artículos sobre resistencia de parásitos a los parasiticidas pulse aquí.

Otros artículos en este sitio

GoogleBúsqueda personalizada