18 | 04 | 2014
Búsqueda personalizada

HYPODERMA spp. (Hipodermosis, barros) del ganado BOVINO: biología, prevención y control

Hypoderma spp. mosca adulta. Fotografía tomada de www.mairie-emerainville.fr

Las hipodermas (fam. éstridos) son moscas peludas grandes (12 a 15 mm) que se asemejan a los moscardones. Hay dos especies principales que afectan al ganado, Hypoderma bovis (ataca sobre todo a los bovinos) y Hypoderma lineatum (ataca también a equinos). Ambas se dan sólo en el hemisferio Norte. Hay otras especies que atacan sobre todo a cérvidos. Causan la hipodermosis en los bovinos y ocasionalmente en ovinos y equinos, y muy raramente en seres humanos. No afectan ni a perros ni a gatos. La incidencia regional es muy variable.


Biología y ciclo vital de las hipodermas

El ciclo vital dura cerca de un año. Las hembras ponen huevos en el pelo de las reses. Las larvas atraviesan la piel del hospedador y emigran durante varios meses a través de su cuerpo hasta alcanzar el lomo. Una vez en el lomo, producen una cavidad con un orificio respiratorio en la que permanecen entre 5 y 11 semanas. Durante este tiempo maduran y alcanzan un tamaño considerable (3 cm). Una vez maduras abandonan la cavidad a través del orificio, caen al suelo y mudan a pupas en pocas horas.

Las moscas adultas emergen entre 10 y 90 días después. Suelos muy húmedos o pantanosos no son favorables para su desarrollo. Inviernan de ordinario como larvas en el interior del hospedador. Las moscas adultas no toman ningún alimento y viven sólo unas 2 semanas, durante las cuales ponen varios centenares de huevos.

H. lineatum es la menor de ambas especies. Los adultos alcanzan un tamaño de unos 13 mm. La hembra pone huevos en las partes inferiores de patas y cuerpo del hospedador. No suele provocar la huída de los hospedadores, pues apenas hace ruido al volar y suele recorrer los últimos metros a pié por el suelo. Enseguida pone los huevos (unos 20 cada vez) sobre un pelo del hospedador sin que éste lo advierta. Tras la eclosión, las larvas atraviesan la piel sólo raramente: lo más frecuente es que el hospedador mismo las transporte hasta su cavidad bucal al lamerse. Una vez allí alcanzan la musculatura del esófago donde permanecen varios meses antes de migrar hacia el lomo del hospedador a través del diafragma y la musculatura intercostal.

Los adultos de H. bovis alcanzan un tamaño de unos 15 mm. Atacan al hospedador y ponen un huevo en cada incursión, de ordinario en las patas o en el vientre inferior. Las larvas penetran al interior del hospedador a través de la piel. Una vez en el interior, las larvas emigran hacia el lomo a través de la espina dorsal.

Si no está familiarizado con la biología general de los insectos pulse aquí para consultar el artículo correspondiente en este sitio.


Daño e importancia económica de la hipodermosis

La hipodermosis es muy perjudicial para el ganado. Los ataques de H. bovis asustan a las reses que huyen alocadas a pesar dePiel dañada por hipodermosis. Crown Copyright. Fotografía tomada del sitio www. defra.gov.uk que la mosca ni pica ni muerde. Este estrés reduce mucho la producción lechera y el engorde, y puede provocar abortos en vacas preñadas.

Las larvas migratorias de H. bovis pueden dañar la espina dorsal y penetrar en el cerebro causando parálisis y muertes. Pero de ordinario, las larvas migratorias no causan mucho daño a los hospedadores. Una vez en el lomo, las cavidades que albergan las larvas (también llamadas barros o reznos) producen unos nódulos prominentes de hasta 20 cm. Estos nódulos y sus orificios disminuyen notablemente el valor de los cueros.


Prevención y control de la hipodermosis

Hacia 1970, la introducción de productos sistémicos eficaces a base sobre todo de organofosforados larvicidas (p.ej. coumafós, fentión, fosmet, triclorfón, etc.) dio lugar a campañas de erradicación de la hipodermosis en muchos países, sobre todo europeos. Estos productos venían formulados para la aplicación sobre el animal por aspersión, pour-ons o spot-ons . Una vez aplicados sobre las reses impiden el desarrollo de la hipodermosis al matar a las larvas migratorias. Más tarde también se utilizaron nuevas formulaciones para la mezcla con el pienso, el agua o las sales minerales.

El desarrollo posterior de endectocidas sistémicos añadió otra arma poderosa al arsenal disponible contra las hipodermas. Estos productos, formulados como inyectables o pour-ons ofrecen entre uno y varios meses de protección eficaz.

Las campañas de erradicación en Europa tuvieron un éxito considerable y redujeron masivamente la incidencia de la hipodermosis. No obstante, la erradicación completa es muy difícil de lograr y en algunos países aparecen regularmente nuevos brotes.

Se ha demostrado que las reses afectadas por la hipodermosis adquieren una cierta inmunidad que reduce significativamente la incidencia de la enfermedad en años sucesivos. Estudios con vacunas experimentales han logrado reducir la incidencia de la hipodermosis, pero no existe aún ninguna vacuna comercial.

En algunas campañas locales de erradicación de la hipodermosis en América del Norte se ha usado también la técnica de liberación de machos estériles combinada con el uso de productos sistémicos, pero sin éxito hasta la fecha

Pueden interesarle los artículos en este sitio sobre plantas y remedios vegetales contra las bicheras, gusaneras y otros inectos parásitos del ganado (enlace) o sobre repelentes (enlace).

Resistencia de las Hypodermas a los pesticidas

No hay reportes de resistencia de las hipodermas a insecticidas o larvicidas.

Búsqueda personalizada