Especies, distribución geográfica y prevalencia de garrapatas del género Amblyomma

Las garrapatas del género Amblyomma atacan fundamentalmente al ganado bovino, pero también al ovino, a caballos y a todo tipo de mamíferos domésticos y salvajes, aves y también al hombre, a perros, gatos y otras mascotas.

Macho adulto de Amblyomma variegatum

Se conocen más de 100 especies de este género de garrapatas. Las más importantes para la ganadería y las mascotas son Amblyomma cajennense en las regiones tropicales y subtropicales de América, Amblyomma americanum en los EE.UU., Amblyomma maculatum desde el sur de los EE.UU. hasta Argentina, Amblyomma hebraeum en el Sur de África, y Amblyomma variegatum en el Oeste, Este y Sur de África y en varias islas del Caribe donde fue introducida desde África en el siglo XIX. Apenas hay especies de Amblyomma de importancia veterinaria en Europa.

Su abundancia regional depende mucho de las condiciones ecológicas (p.ej. abundancia de fauna salvaje, tipo de vegetación, etc.) y climáticas.


Biología y ciclo vital de las garrapatas Amblyomma

Las garrapatas del género Amblyomma son bastante grandes (las hembras repletas hasta 2 cm de largo, como una aceituna), y del tipo de 3 hospedadores. Se caracterizan por poseer unas piezas bucales prominentes y por la presencia de un escudete con motivos específicos coloreados.

La duración del ciclo vital oscila entre 4 meses para A. americanum y 12 meses para A. cajennense y A. hebraeum, pero depende fuertemente del tiempo que los estadios libres tarden en encontrar un hospedador. Las hembras repletas ponen entre 5000 (A. cajennense) y 20000 huevos (A. hebraeum). Los estadios libres pueden sobrevivir más de un año sin encontrar un hospedador, aunque este tiempo puede reducirse considerablemente si el clima es húmedo y cálido. De ordinario no hay más de una generación anual.

Hembra adulta no repleta de Amblyomma hebraeum

Estas garrapatas se desarrollan mejor en pastos ricos en árboles y arbustos con abundante fauna salvaje (mamíferos, aves, etc.) como hospedadores alternativos. A. cayennense y A. maculatum prefieren climas calientes y húmedos, a menudo cerca de las costas. De ordinario, todos los estadios de desarrollo se encuentran libres en los pastos durante todo el año. No obstante, condiciones climáticas locales pueden causar el predominio de un estadio de desarrollo durante una estación concreta. Es lo que ocurre con A. cajennense en el Golfo de México, donde las larvas (pinolillo, mostazilla) predominan entre febrero y mayo, las ninfas entre junio y agosto, y los adultos entre octubre y diciembre. Algo similar ocurre con A. maculatum, cuyos estadio adultos predominan al final del verano y en otoño.

Los adultos de A. americanum y A. hebraeum se prenden preferentemente en zonas del cuerpo del hospedador con poco pelo. Los de A. cajennense prefieren prenderse en la parte inferior del cuerpo del hospedador, típicamente entre las patas, mientras que A. variegatum lo hace en los genitales y bajo la cola. A. maculatum se instala a menudo en las orejas. Las picaduras estas garrapatas predisponen al ganado y las mascotas al ataque de los gusanos barrenadores pues atraen a estas moscas que depositan sus huevos.

Si no está familiarizado con la biología general de las garrapatas pulse aquí para consultar el artículo correspondiente en este sitio.

Para el control de las garrapatas en perros y gatos consulte el artículo específico en este sitio (enlace).


Daño e importancia económica de las garrapatas Amblyomma

Como para todas las garrapatas, por encima de un cierto número las infestaciones causan pérdida de sangre y estrés que conducen al debilitamiento general del ganado y las mascotas y a posibles pérdidas de peso y de fertilidad. A. hebraeum y A. variegatum son además vectores de Cowdria ruminantium, un hemoparásito del ganado que causa fácilmente la muerte de los animales afectados. Otros hemoparásitos transmitidos por las garrapatas Amblyomma son Theileria mutans y Ehrlichia spp. tanto en el ganado como en perros. Además, la picadura de Amblyomma puede ser dolorosa y causa heridas profundas que atraen fácilmente a los gusanos barrenadores.


Prevención y control de las garrapatas Amblyomma sin antiparasitarios químicos

Monte sin desbrozar, típico terreno de garrapatas Amblyomma.Muchas de las medidas de control no químico de garrapatas de 2 y 3 hospedadores (p.ej. Rhipicephalus spp., Dermacentor spp., etc.) son las mismas que las descritas para Boophilus., especialmente lo que se refiere a la resistencia naturaldel ganado cebú (B. indicus) y de varias razas bovinas indígenas americanas y africanas a las garrapatas de todo tipo.

La quema de pastos y el laboreo de los campos (arado, sembrado, etc.) también pueden contribuir algo a reducir las poblaciones de todo tipo de garrapatas, incluidas Amblyomma, pero sin eliminarlas, por lo largo de su ciclo vital y por la posibilidad de que sobrevivan en hospedadores salvajes.

Reducir la fauna salvaje también contribuye a debilitar las poblaciones de garrapatas de 2 y 3 hospedadores, ya que los animales salvajes son importantes hospedadores de dichas garrapatas. Sin embargo, esto puede no ser deseable o muy difícil, e incluso imposible de lograr, p.ej. en vastas regiones de África.

La rotación de pasturas no es viable para reducir las poblaciones de garrapatas de 2 y 3 hospedadores, por la simple razón de que muchas especies son capaces de sobrevivir más de un año sin encontrar un hospedador. Para estas garrapatas tampoco tiene sentido la rotación de ganado en los pastos, pues parasitan a cualquier especie de mamífero, salvaje o doméstico.

Limpiar los pastos de árboles y arbustos ayuda a reducir las poblaciones de garrapatas de 2 y 3 hospedadores. Esto es debido a que estas garrapatas necesitan protegerse del sol buscando la sombra, sin la cual su supervivencia en los pastos se ve muy reducida, sobre todo con alta humedad. No obstante, esto puede requerir recursos considerables (trabajo, maquinaria, herbicidas, etc.) y, a su vez, puede empeorar los problemas con Boophilus que se desarrolla mejor en pastos limpios.

Algunas investigaciones reportan que las vacunas contra B. microplus muestran cierta actividad contra algunas garrapatas de 2 y 3 hospedadores.

Para consultar los artículos en este sitio sobre el control biológico de garrapatas y ácaros pulse aquí.

Puede interesarle el artículo en este sitio sobre plantas y remedios vegetales contra las garrapatas e insectos parásitos del ganado (enlace).


Prevención y control de las garrapatas Amblyomma en el ganado con antiparasitarios químicos

Macho adulto de Amblyomma hebraeum

El control químico de garrapatas Amblyomma y otras especies de 2 y 3 hospedadores se basa en los mismos productos comerciales que los utilizados para el control de Boophilus (enlace), si bien la eficacia de los endectocidas (ivermectina, doramectina, etc.) contra estas garrapatas suele ser insuficiente.

El control químico de estas especies de 2 y 3 hospedadores se complica por el hecho de también las ninfas y los adultos son estadios infestivos en los pastos. Esto significa que el ganado puede infestarse también en cualquier momento con ninfas y/o adultos de estas especies, y no sólo con larvas, como en el caso de Boophilus. Mientras que un ganado que se infesta con larvas de Boophilus tarda entre 2 y 3 semanas en mostrar hembras repletas ”visibles”, 2 o 3 días pueden bastar para que un ganado que se infesta de garrapatas de 2 o 3 hospedadores muestre la presencia de ninfas o hembras adultas repletas ”visibles”. La consecuencia es que el ganado debe ser tratado muy frecuentemente si se pretende mantenerlo libre de garrapatas ”visibles”, que es el criterio que suele seguir la mayoría de los productores para tratar al ganado en los regímenes pragmáticos de tratamiento.

Allí donde estas garrapatas muestran un desarrollo estacional (p.ej. A. cajennense en México), un régimen estratégico concentrando los tratamientos al inicio de la temporada de larvas (¡no visibles!) permite reducir substancialmente las poblaciones de adultos sucesivas, y con ello se puede lograr reducir el número total y la frecuencia de tratamientos durante toda la temporada. No obstante, aunque esta sería la opción más eficaz y menos costosa, la experiencia muestra que son pocos los productores que la siguen, por la simple razón de que no ven la necesidad de tratar el ganado cuando no ”ven” que lleve garrapatas.

Para estos productores que siguen el régimen pragmático, ”ver garrapatas sobre el ganado” es lo que de ordinario provoca la decisión de tratarlo con un producto. Por ello, el hato se tratará incluso cada semana durante la temporada de adultos ”visibles”, y no se tratará en absoluto durante la temporada de larvas "no visibles". Este régimen reduce poco o nada las poblaciones de garrapatas en los pastos.

Amblyomma cajennense, hembra repleta. Fotografía de M. Campos Pereira

La erradicación de las garrapatas Amblyommano se ha intentado en ningún lugar salvo en el caso de A. variegatum en las islas del Caribe. Teniendo en cuenta que estas garrapatas pueden utilizar cualquier tipo de mamíferos, de aves salvajes e incluso de reptiles como hospedadores, es evidente que en la aplastante mayoría de los lugares resultará imposible lograr erradicarlas: no se pueden eliminar esos hospedadores de un ecosistema ni tampoco resulta posible tratarlos a todos con productos químicos. Los intentos que se llevan a cabo en el Caribe se justifican por las enormes consecuencias negativas para la ganadería que tendría la introducción de A. Variegatum –y con ella de Cowdria ruminantium– en el continente americano partiendo de las islas del Caribe.

Donde estas garrapatas son un problema en ovinos, se puede lograr un control suficiente con los productos disponibles para el control de garrapatas en bovinos, siempre que su uso esté autorizado para ello.

Ver también el artículo en este sitio sobre garrapaticidas (enlace).


Resistencia de las garrapatas Amblyomma a los parasiticidas

Hay reportes aislados de resistencia de garrapatas Amblyomma a algunos garrapaticidas organofosforados y piretroides y al amitraz, pero se puede decir que –hasta la fecha– en la mayoría de los países donde abundan, las garrapatas Amblyomma no presentan problemas de resistencia que dificulten aún más su control, de por sí ya notablemente difícil.

Por ello puede concluirse en el 99% de los casos que, un fallo del control de esta garrapata, será debido a una aplicación errónea (p.ej. de dosificación), o al uso de un producto inadecuado (ineficaz contra esta garrapata o de mala calidad).

Para consultar los artículos sobre resistencia de parásitos a los parasiticidas pulse aquí.