Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript![ ? ]

Las garrapatas del género Rhipicephalus son ixódidos de talla media, todas de origen africano pero algunas especies fueron introducidas en Europa y América. Hay unas 60 especies de este género, de las cuales las más importantes que afectan al ganado son Rhipicephalus appendiculatus y Rhipicephalus evertsi evertsi, ambas en el Centro, Este y Sur de África, y Rhipicephalus bursa desde Europa del Sudoeste hasta el Medio Oriente. Atacan también a otros mamíferos domésticos y salvajes, incluidos caballos, perros y gatos. Rhipicephalus sanguineus es una especie que ataca en todo el mundo sobre todo a los perros, su hospedador principal.

Desde hace poco se incluyen también en el género Rhipicephalus las garrapatas que antes se incluían dentro del género Boophilus. Por presentar características biológicas y epidemiológicas notablemente diferentes y por su enorme importancia para la ganadería he preferido tratar las garrapatas Boophilus por separado: pulse aquí para consultar dicho artículo.


Biología y ciclo vital de las garrapatas Rhipicephalus

Hembra repleta teleogina de Rhipicephalus appendiculatus, vista frontal

R. appendiculatus es una garrapata de 3 hospedadores. Las hembras repletas ponen unos 5000 huevos. El ciclo vital dura entre 3 y 9 meses. Dependiendo del clima puede haber hasta 3 generaciones al año en lugares con dos temporadas lluviosas. Se fijan preferentemente en las orejas, especialmente en el interior del pabellón. En casos de infestaciones graves también se fijan en torno a los ojos, en el cuello, en la región perineal y en otras partes del cuerpo. Las larvas libres pueden sobrevivir hasta 10 meses sin encontrar hospedador, las ninfas hasta 15 meses, y los adultos hasta 2 años. Todos los estadios de desarrollo pueden encontrarse en los pastos durante todo el año, pero puede darse una predominio estacional en función del clima. Así p.ej., en África del Sur las larvas de R. appendiculatus predominan de mayo a junio, las ninfas de julio a septiembre, y los adultos de noviembre a marzo. Ambas especies prefieren pastos arbustivos. Ninguna de las especies soporta climas áridos.

R. bursa tiene un ciclo de 2 hospedadores. Puede causar parálisis ovina, transmite hemoparásitos del ganado como Babesia, Theileria y Anaplasma, y es vector de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo y otros virus humanos.

Rhipicephalus evertsi, infestación bajo la cola de una res.

R. evertsi evertsi es una garrapata de 2 hospedadores. Las hembras repletas ponen hasta 7000 huevos. Las larvas y las ninfas se fijan muy al interior del canal auditivo externo. Los adultos se encuentran sobre todo alrededor del ano, en las ubres y en el escroto.

Rhipicephalus sanguineus es una garrapata que tiene a los perros como hospedador preferido, aunque puede también atacar al ganado, caballos y otros mamíferos, y también a seres humanos. Se da en todo el mundo, en Europa sobre tódo al sur de los Alpes. Puede completar su ciclo completo sobre el perro (es decir, un sólo hospedador) y en sólo tres meses bajo condiciones óptimas. Es una de las pocas garrapatas que puede instalarse al interior de edificios, y lo hace a menudo donde viven muchos perros: perreras, criaderos y pensiones de perros, etc.

Si no está familiarizado con la biología general de las garrapatas pulse aquí para consultar el artículo correspondiente en este sitio.

Consulte los artículos específicos sobre el control de las garrapatas en perros y gatos (enlace) o caballos (enlace).


Daño e importancia económica de las garrapatas Rhipicephalus

Como para todas las garrapatas, por encima de un cierto número, las infestaciones de Rhipicephalus también causan de por sí pérdida de sangre y estrés que conducen al debilitamiento general del ganado y a posibles pérdidas de peso y de fertilidad. R. appendiculatus es el vector principal de Theileria parva, un hemoparásito mortal del ganado vacuno y de otros mamíferos. También transmite otros hemoparásitos como T. lawrenci, igualmente fatal, T. mutans, más benigno, y T. Ovis que afecta al ganado ovino. R. evertsi evertsi  transmite también Borrelia theileri, responsable de la espiroquetosis de bovinos, ovinos y caprinos, y otras enfermedades menos dañinas. Las garrapatas de este género también transmiten Babesia (bigemina, ovis y motasi) y Ehrlichia (bovis y ovina), Anaplasma y otros hemoparásitos que pueden ocasionar graves enfermedades del ganado.


Prevención y control de las garrapatas Rhipicephalus en el ganado

Rhipicephalus appendiculatus en orejas de una res. El control químico de garrapatas Amblyomma y otras especies de 2 y 3 hospedadores se basa en los mismos productos comerciales que los utilizados para el control de Boophilus (enlace), si bien la eficacia de los endectocidas (ivermectina, doramectina, etc.) contra estas garrapatas suele ser insuficiente. Los más utilizados son baños de inmersión o aspersión a base de organofosforadospiretroides, amitraz o mezclas de los mismos. También procuran algún control pour-ons con piretroides o fipronil, pero de ordinario no los que contienen endectocidas. (ivermectina, doramectina, etc.).

Para el control de las garrapatas Rhipicephalus en el ganado se aplican los mismos principios y productos acaricidas que para las garrapatas Amblyomma (pulse aquí).

Para el control de éstas y otras garrapatas en perros y gatos consulte el artículo específico en este sitio (enlace).

En general, dada la gravedad de las enfermedades del ganado transmitidas por las garrapatas Rhipicephalus, especialmente de Theileria parva, el ganado europeo o mixto en zonas infestadas debe ser tratado con garrapaticidas semanalmente y durante casi todo el año. Por tratarse de regiones tropicales y subtropicales de África, medidas como reducir la fauna salvaje no son practicables.

No hay vacunas para proteger animales domésticos contra las garrapatas Rhipicephalus (otras que la vacuna contra R. microplus para bovinos).

Para consultar los artículos en este sitio sobre el control biológico de garrapatas y ácaros pulse aquí.

Puede interesarle el artículo en este sitio sobre plantas y remedios vegetales contra las garrapatas e insectos parásitos del ganado (enlace).


Resistencia de las garrapatas Rhipicephalus a los parasiticidas

Hay reportes aislados de resistencia de Rhipicephalus a algunos garrapaticidas organofosforados y piretroides, (en África y el Medio oriente) y de Rhipicephalus sanguineus en América Central y México (p.ej. al amitraz, la cipermetrina y la ivermectina) pero se puede decir que –hasta la fecha– en la mayoría de los países donde abundan las garrapatas Rhipicephalus no presentan problemas graves de resistencia que dificulten aún más su control, de por sí ya notablemente difícil.

Esto significa que si un antiparasitario no procura el control esperado contra estos parásitos, lo más probable es que no se deba a resistencia sino a uso incorrecto (p.ej. dosificación errónea), o al uso de un producto inadecuado (ineficaz contra esta garrapata o de mala calidad). El uso incorrecto es la causa más frecuente del fracaso de productos antiparasitarios.

Otros artículos en este sitio

GoogleBúsqueda personalizada