¿Qué son las amidinas?

Las amidinas (o formamidinas) son una clase especial de sustancias activas ectoparasiticidas con actividad de contacto sobre todo contra garrapatas, ácaros y piojos. Su actividad insecticida-acaricida se descubrió en los años sesenta del siglo XX.

Fórmula molecular del amitraz

La sustancia activa principal de esta clase es el amitraz que se siguen usando abundantemente hoy en día en la ganadería contra parásitos externos del ganado bovino, ovino, porcino y aviar, y de los perros. Otra amidina garrapaticida pero mucho menos utilizada es el cimiazol.


Mecanismo de acción y propiedades de las amidinas

Las amidinas son antagonistas de los receptores de la octopamina en el cerebro de los parásitos: provocan hiperexcitabilidad y seguidamente parálisis y muerte. La excitación hace también que las garrapatas no logren fijarse al hospedador para chupar sangre. También poseen un cierto efecto repelente lo que hace que muchas garrapatas se desprendan del hospedador antes de morir, o que ni siquiera se suban al animal tratado.

Actúan sobre los parásitos externos fundamentalmente por contacto. No son eficaces contra los dípteros(moscas, mosquitos, etc.) ni contra las gusaneras y miasis causadas por sus larvas. Esto hace que, si hay problemas serios de moscas y garrapatas al mismo tiempo, el ganado tenga que ser tratado además con un mosquicida.


Sustancias activas de las amidinas

Las amidinas más usadas como antiparasitarios externos en la ganado son las siguientes:

* LD50 oral agudo ratas en mg/kg usando agua como vehículo: indicador de la toxicidad; cuanto menor la cifra, tanto más tóxico.

Un inconveniente del amitraz es que es inestable en los bañaderos de inmersión y debe ser estabilizado con cal apagada, o bien, tras su uso se ha de recargar el baño como si tratase de la carga inicial. El cimiazol en cambio es estable en los bañaderos de inmersión pero tiene un efecto residual menor que el amitraz.

El amitraz se emplea también en agricultura; el cimiazol  también se ha usado en la apicultura contra las infecciones del Varroa, un ácaro parásito de las abejas.


Formulaciones de las amidinas

Las amidinas están disponibles para el ganado sobre todo como concentrados (EC) para baños de inmersión o aspersión. También hay unos pocos productos pour-on de vertido directo listos para el uso, sobre todo para porcinos, aunque también para bovinos en algunos pocos países.

En los años 70-80 del siglo pasado se intentó insitentemente introducir pour-ons de amitraz a gran escala para bovinos, pero la mayoría de los intentos fracasaron al no ser tolerados por el ganado, sobre todo por el efecto sedativo mencionado más adelante, mayor en el caso de los pour-ons que en el de los baños de inmersión o aspersión.

Para perros, el amitraz también está disponible en pipetas o spot-ons, en collares y en algunos pocos concentrados para baños.


Marcas comerciales con amidinas (amitraz)

Puede consultar en este sitio las fichas técnicas de marcas comerciales de antiparasitarios con amitraz más extendidas en la ganadería: con muy pocas excepciones se trata de concentrados para baños de inmersión o aspersión.


Seguridad de las amidinas

Las amidinas nunca deben aplicarse a los caballos porque no las toleran, y el amitraz es también tóxico para gatos y roedores.

A dosis próximas a las de aplicación, las amidinas puede tener un efecto sedativo en bovinos. Tras los baños con amitraz o cymiazol es típico que algunos animales –sobre todo terneros y reses previamente debilitadas–  se echen al piso y queden somnolientos durante algún tiempo. De ordinario basta con rociar los animales con agua (lo que puede alejar parte del producto aplicado por el baño) y esperar a que se recuperen.

Consulte la ficha toxicológica del amitraz (enlace) para más detalles sobre toxicidad, tolerancia, síntomas y tratamiento de envenenamiento, antídoto, etc.


Resistencia de los ectoparásitos a las amidinas

Al tener el amitraz y las amidinas en general un mecanismo de acción diferente que los organofosforados, carbamatos, piretroides y endectocidas, no tienen resistencia cruzada con estas otras clases químicas empleadas en la ganadería.

Pero hay poblaciones de garrapatas Boophilus resistentes al amitraz, sobre todo en Australia. Y también son cada vez más numerosas en América Latina, donde, tras su introducción, el amitraz se usó relativamente poco y fue sustituido pronto por los piretroides. Esto hace que en estas regiones la resistencia de las garrapatas al amitraz esté menos extendida que a los organofosforados o los piretroides. Con el aumento general de la resistencia de las garrapatas a los piretroides, el uso del amitraz ha vuelto a aumentar, y con el uso crece también el número de casos de resistencia de garrapatas al amitraz reportados.