Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript![ ? ]

Las especies de insectos ectoparásitos con problemas más graves de resistencia son:

  • en bovinos: la mosca de los cuernos (Haematobia irritans)
  • en mascotas y el ganado: las pulgas (sobre todo Ctenocephalides felis)
  • en ovinos: los piojos masticadores (Damalinia o Bovicola ovis)
  • en ovinos: las miasis por califóridos (Lucilia cuprina y Lucilia sericata).
  • en explotaciones bovinas lecheras, porcinas y aviares: la mosca doméstica (Musca doméstica)


Moscas de los cuernos (Haematobia irritans) resistentes en bovinos

Moscas de los cuernos: otro ectoparásito con problemas de resistencia en rápido aumentoLa resistencia de la mosca de los cuernos (Haematobia irritans irritans) en América y la de su parienta australiana, la denominada buffalo fly (Haematobia irritans exigua), constituye, por su extensión, los niveles alcanzados y los daños que ocasiona el segundo problema más grave de resistencia de ectoparásitos veterinarios en el mundo, inmediatamente después de las garrapatas Boophilus. Se trata sobre todo de resistencia a los piretroides y en menor medida a los organofosforados. Hasta ahora no hay reportes de resistencia a los endectocidas, al fipronil y a los inhibidores del desarrollo, si bien los dos primeros no llevan muchos años siendo empleados de modo masivo.

A mediados de los años 80 del siglo pasado la resistencia de la mosca de los cuernos a los piretroides surgió bastante rápidamente en los EE.UU., sobre todo tras la introducción de esta clase química en forma de orejeras (caravanas), y es en dicho país donde más exhaustivamente se estudió. Tardó algo más en aparecer en México, en América Central, los países del Pacto Andino y en Australia, pero ya a mediados de los años 90 estaba muy extendida en estas regiones, en las que se utilizaban mucho los piretroides para su control, pero no en forma de orejeras sino como pour-ons o en baños de aspersión o inmersión. Hasta finales de los años 80 del siglo XX el cono sur estaba prácticamente libre de moscas de los cuernos, pero la invasión se intensificó en los años 90 y para finales de siglo ya surgieron los primeros casos de resistencia a los piretroides.

Al igual que lo que ocurre con las garrapatas, las resistencia de las moscas de los cuernos a los piretroides alcanza tales niveles, que el producto ya no sirven para nada, pues se pueden alcanzar factores de resistencia de 500 y hasta más de 1000. No parece ocurrir lo mismo con los organofosforados. Por otro lado hay investigaciones que sugieren que las moscas de los cuernos resistentes a los piretroides son más susceptibles a los organofosforados.

Al contrario de lo que ocurre con las garrapatas, si en una región aparece la resistencia a estas moscas, al poco tiempo afecta a todas las propiedades de la región en mayor o menor medida. Esto se explica probablemente por la gran facilidad con la que pueden desplazarse las moscas de los cuernos de una propiedad a otra. Pero también tal vez, porque a partir de los años 80 del siglo pasado y hasta bien entrado este siglo, en la mayoría de los lugares, su control se basaba casi exclusivamente en piretroides, sea en baño, pour-on u orejeras (caravanas).

Consulte también el artículo en este sitio específico de la mosca de los cuernos (enlace).


Resistencia de las pulgas a los pulguicidas en mascotas y el ganado

Ejemplares adutos de la pulga del gato (Ctenocephalides felis): hembra (izda.) y macho (dcha.)La resistencia de la pulga del gato (Ctenocephalides felis) y de otras pulgas a insecticidas clásicos de vieja generación (carbamatos, organoclorados, organofosforados, piretroides, etc.) está bastante extendida en todo el mundo, sea en productos para uso directo sobre las mascotas, sea en productos para el control medioambiental.

Como en otros parásitos, la resistencia a los piretroides puede alcanzar niveles tan altos que puede hacer del todo ineficaz el producto en afectado. La resistencia a productos de otras clases químicas puede permitir un cierto nivel de eficacia, pero notablemente menor que si no hubiera resistencia, y acortará el periodo de protección.

Con respecto a las mascotas, aún no hay reportes de resistencia de las pulgas a los pulguicidas de última generación (fenilpirazoles, neonicotinoides, inhibidores del desarrollo, metaflumizona, selamectina, spinosad). Muchos de estos nuevos pulguicidas no están aún disponibles para el ganado.

Puede especularse que, para perros y gatos, como hoy en día hay tantos productos pulguicidas de tantas clases químicas diferentes, esto puede retardar la aparición de resistencia; y si apareciera resistencia a un producto, bastará cambiar a otro de otra clase química diferente de los muchos disponibles.

¡ Ojalá sea así ! Pero se recomienda cautela, pues las pulgas son en principio capaces de desarrollar resistencia a cualquiera de esos productos. Por ello, también en las mascotas es razonable proceder a la rotación preventiva de pulguicidas; es decir, cambiar a un producto de otra clase química cada 2-3 años, al menos durante un año, antes de volver a usar el producto inicial.

Consulte el artículo en este sitio sobre las pulgas en perros y gatos (enlace) o en el ganado (enlace)


Piojos masticadores (Bovicola o Damalinia ovis) resistentes en ovinos

Bovicola ovis: serios problemas de reistencia en Australia y Nueva Zelanda. Fotografía tomada de WikipediaLa resistencia del piojo masticador (Bovicola = Damalinia ovis) de los lanares a los piretroides está muy extendida en Australia, Nueva Zelanda y Gran Bretaña, hasta el punto de resultar ya totalmente inútiles en muchos lugares de estos países. También se ha reportado resistencia a los organoclorados y organofosforados, si bien ésta última está menos extendida. Es indicativo que muy pocos años tras la introducción en Australia y Nueva Zelanda de los inhibidores del desarrollo (diflubenzurón, triflumurón) como piojicidas aparecieron ya los primeros casos de resistencia: al parecer, debida en parte a mecanismos de detoxificación amplificada que ya causaban la resistencia a otros compuestos.

Si bien en estos países esta resistencia y su futura expansión es una amenaza para la productividad del ganado lanar, en el resto de países y en concreto en los de habla castellana no constituye aún un problema grave. No obstante, la amenaza de que surja esta resistencia en otros lugares es real.

Consulte el artículo en este sitio sobre los piojos ovinos (enlace)


Califóridos (Lucilia cuprina y Lucilia sericata) resistentes en ovinos, «blowflies»

Para las larvas de estos califóridos, que son las que causan el daño al ganado, se ha descrito resistencia a los organoclorados, organofosforados eLucilia: serios problemas de resistencia en Austraia y Nueva Zelanda inhibidores del desarrollo (diflubenzuron) en Australia y Nueva Zelanda. No se han descrito hasta la fecha resistencia a los piretroides ni a los endectocidas, pero apenas se han utilizado en el pasado para el control de las miasis por califóridos.

Un caso particular que merece mención es el de la ciromazina, un inhibidor del desarrollo con mecanismo de acción poco conocido pero diferente al de las benzoilureas. Curiosamente, han debido pasar más de 30 años de uso muy intenso en ovinos contra las miasis por califóridos, hasta la aparición del primer reporte de resistencia (2012) en campo. No obstante la cepa de Lucilia cuprina descrita presenta un factor de resistancia de 3, muy bajo comparado con los factores de resistencia a otros compuestos, casi siempre >10. Esto a pesar de que los califóridos sí que han desarrollado resistencia a organofosforados, piretroides y benzoilureas usadas para el mismo propósito. Aún no no se ha encontrado una explicación del todo satisfactoria a esta excepción.

Consulte el artículo en este sitio sobre los califóridos (enlace).


Moscas domésticas (Musca domestica) en establos, granjas, cuadras, lecherías, etc.

Las moscas domésticas (Musa domestica) no son parásitos propiamente dichos sino más bien «comensales» en las explotaciones ganaderas. Pero su capacidad de transmitir todo tipo de bacterias y gérmenes patógenos es considerable, y las consecuencias para la higiene pueden ser graves en Musca domestica, la campeona de la resistencia a los antiparasitariosexplotaciones lecheras, porcinas y aviares, que es donde más fácilmente proliferan y donde más necesario es su control.

Pues bien, Musca domestica es probablemente el artrópodo que más rápidamente desarrolla resistencia. De hecho se han descrito poblaciones o cepas de moscas domésticas resistentes a prácticamente todos los insecticidas imaginables, con todo tipo de mecanismos de resistencia, con resistencia cruzada y múltiple, etc. tanto de los estadios adultos, como de los larvarios. Es, por así decirlo, la campeona mundial de resistencia y también una de las especies en las que mejor se han estudiado los mecanismos de la resistencia.

En concreto se ha reportado ya resistencia de las moscas domésticas a organoclorados, organofosforados, carbamatos, piretroides, benzoilureas, avermectinas, fenilpirazoles (fipronil), neonicotinoides (imidacloprid, tiametoxam), ciromazina, spinosad, etc.

Consulte el artículo en este sitio sobre las moscas domésticas (enlace).


Puede serle útil consultar los artículos en este sitio sobre la prevención y el manejo de la resistencia:

  • métodos de detección y diagnóstico de la resistencia (enlace)
  • cómo prevenir la resistencia y cómo manejarla (enlace)
  • manejo integrado de parásitos (MIP o IPM) (enlace)

Otros artículos en este sitio

GoogleBúsqueda personalizada