Ollulanus tricuspis es una especie de gusanos redondos (nematodos) parásito estomacal específico de gatos y otros felinos (linces, jaguares, pumas), muy ocasionalmente de porcinos. Se da en todo el mundo. En Europa central hay regiones con hasta el 40% de los gatos callejeros y el 6% de los gatos domésticos infectados.

Ollulanus tricuspis pertenece a la familia Trichostrongylidae, un grupo con muchas especies (p.ej. Haemonchus spp, Cooperia spp, Ostertagia spp, Trichostrongylus spp, etc.)  muy dañinas para el ganado (bovino, ovino, caprino, porcino). Ollulanus tricuspis es una de las poquísimas especies de esta familia que parasita a carnívoros, y no es muy patógena para ellos.

Hembra de Ollulanus tricuspis. Imagen tomada de www.kmle.co.kr Este parásito no afecta a perros, ni al ganado (bovinos, ovinos, caprinos), ni a caballos, ni a aves domésticas.

La enfermedad causada por las infecciones con este nematodo pulmonar se conoce como olulaniasis u ollulaniasis.

Los gatos infestados con Ollulanus tricuspis ¿son contagiosos para seres humanos

  • No. No hay ninguna evidencia de que estos gusanos infecten a seres humanos. Se trata de nematodos específicos de los gatos.

Localización de Ollulanus tricuspis

El órgano predilecto de Ollulanus tricuspis es el estómago.


Descripción de Ollulanus tricuspis

Ollulanus tricuspises muy pequeño, con 0,7 a 1 mm de longitud. Las hembras tienen de tres a cinco puntas características (por ello el nombre de tri-cuspis) en el extremo posterior. Las hembras son vivíparas, es decir, no ponen huevos, sino que estos se desarrollan hasta el estadio L2 en el útero de las hembras.


Biología y ciclo vital de Ollulanus tricuspis

Ollulanus tricuspis tiene un ciclo de vida directo, pero singular. Las larvas L2 depositadas por las hembras completan su desarrollo a L3 y L4 ya en el estómago del hospedador. Unas larvas llegan al exterior a través del vómito del hospedador -pudiendo infectar de este modo a las crías-, y otras completan el desarrollo a adultos sin salir del hospedador.

Los adultos viven en el estómago, en el mucus o en las aperturas de las glándulas de la mucosa.

Si no está familiarizado con la biología general de los helmintos y de los nematodos parásitos pulse aquí para consultar los artículos correspondientes en este sitio.


Daño, síntomas y diagnóstico de Ollulanus tricuspis

Las infecciones con Ollulanus tricuspis de gatos domésticos son casi siempre asintomáticas, más bien benignas y de ordinario se curan espontáneamente. Sólo en casos de infecciones masivas pueden darse inflamación de la mucosa gástrica y vómitos. En animales callejeros o salvajes y ocasionalmente en cerdos, el cuadro puede ser más grave con inapetencia y pérdida de peso.

El diagnóstico se confirma por la detección microscópica de las larvas o adultos en el vómito. La presencia de tales larvas o adultos en las heces es muy rara, por lo que el análisis de materia fecal no tiene valor diagnóstico.


Prevención y control de infecciones de Ollulanus tricuspis

Es muy conveniente evitar que los gatos y sus crías ingieran vómitos potencialmente infectivos, especialmente en criaderos y pensiones de gatos.

Por ahora no hay vacunas que protejan a los perros haciéndoles inmunes a este parásito. Por ahora no hay tampoco métodos de control biológico de este parásito mediante sus enemigos naturales.

Antiparasitarios químicos

Hay pocos antihelmínticos comerciales que incluyan este parásito entre sus indicaciones, lo cual puede dificultar la dosificación correcta. Hay reportes de eficacia contra Ollulanus tricuspisde algunos benzimidazoles (p.ej. fenbendazoloxfendazol), el levamisol y algunos endectocidas (p.ej. ivermectina).

La mayoría se están disponibles en forma de formulaciones

  • orales sólidas (enlace): tabletas, comprimidos, etc.
  • orales líquidas (enlace): suspensiones, soluciones, etc.
  • inyectables (enlace): sobre todo ivermectina y levamisol

Puede interesarle el artículo en este sitio sobre plantas y remedios vegetales antihelmínticos (enlace).

Consulte a un médico veterinario para obtener informaciones y recomendaciones más precisas adaptadas a las condiciones climáticas y epidemiológicas regionales.


Resistencia de Ollulanus tricuspis a los antiparasitarios

Por ahora no hay reportes de resistencia de Ollulanus tricuspis a los antihelmínticos de uso habitual.

Esto significa que si un producto no procura la eficacia esperada contra estos parásitos, lo más probable es que no se debe a un problema de resistencia, sino a uso incorrecto o a que el antiparasitario empleado no es adecuado para dicho control. El uso incorrecto es la causa más frecuente del fracaso de productos antiparasitarios.

Aprenda más sobre qué es la resistencia y cómo manejarla.

Otros artículos interesantes