Pastas y geles son formulaciones listas para el uso que se usan mucho, junto a los aditivos) para la administración de antihelmínticos a caballos. Mientras que los aditivos se emplean también abundantemente en el ganado, las pastas y los geles no.

Pastas y geles pertenecen a las llamadas formulaciones semisólidas (es decir, ni líquidas ni sólidas, sino entre medio). Se usan también abundantemente en cremas, pomadas, ungüentos y similares para la administración tópica (es decir, sobre la piel), tanto en animales como en seres humanos.

La mayoría de estas pastas y geles se comercializan en jeringas o tubos precargados, de fácil uso, y que alcanzan para uno o pocos más tratamientos, en función de la dosis y el peso del caballo. Están básicamente pensados para tratar a uno o pocos animales, no a rebaños enteros, como es siempre el caso de los antiparasitarios ganaderos. En este sentido, los productos para caballos se asemejan más a productos para mascotas que para el ganado. Y al igual que los productos para las mascotas, son sustancialmente más costosos que los productos para el ganado con contenidos comparables de sustancias activas. Los  aditivos antiparasitarios equinos representan de ordinario la alternativa barata a las pastas y geles, pero no todas las sustancias activas están disponibles en forma de aditivos.

Pastas y geles antiparasitarios para equinos son casi exclusivamente antihelmínticos para el control de gusanos redondos (nematodos) y/o gusanos cinta (cestodos, tenias). Es muy inusual que los equinos sufran problemas de trematodos (duelas), de ahí que apenas haya un desparasitante equino que sea eficaz contra las duelas.

Muchos propietarios de caballos se quejan de los elevados precios de las formulaciones equinas de ivermectina (pasta, gel) comparadas con los inyectables del mismo compuesto para bovinos y otro ganado, que no suelen estar autorizadas para caballos, y se preguntan el porqué. La razón por la que estos inyectables no suelen estar autorizados para caballos es que poco después de su introducción, hace ya más de 30 años, se vio que los caballos desarrollaban a menudo infecciones graves de clostridios en el lugar de la inyección (debida a la contaminación de las agujas, no a la ivermectina) y otros efectos secundarios que no se daban en bovinos u ovinos. Además, el comportamiento farmacocinético de la ivermectina en caballos es diferente que en rumiantes. Es por ello por lo que se desarrollaron las formulaciones orales (pastas, geles) que no muestran esos efectos secundarios, pero que son mucho más costosas, a menudo por razones comerciales.


Sustancias activas de pastas y geles equinos

Las sustancias activas más empleadas en pastas y geles antihelmínticos son:

Mezclas de varias sustancias activas son también frecuentes para asegurar la eficacia tanto contra nematodos como contra cestodos.

Las lactonas macrocíclicas (ivermectina, moxidectina) empleadas en caballos no están de ordinario autorizadas para el control de parásitos externos tales como piojos y ácaros, contra los que tales compuestos también son teóricamente eficaces. Esto, al contrario de muchas formulaciones (inyectables, pour-ons) de lactonas macrocíclicas para el ganado que también están indicadas contra tales parásitos externos. La razón es que la dosis administrada a caballos es de ordinario insuficiente para controlar piojos y/o ácaros.

La administración correcta es esencial para asegurar la eficacia. Incluye la determinación precisa del peso del animal, así como asegurar que el caballo trague efectivamente la dosis administrada. Para ello, la boca del animal debe estar vacía al administrar el producto. Aplique la jeringa al final de la apertura bucal (ahí no hay dientes) y con unos 45° de inclinación con respecto a la cabeza. Introduzca lentamente la jeringa en la boca, apriete el émbolo y al mismo tiempo haga oscilar la jeringa a lo largo de la lengua para evitar depositar toda la dosis junta en un sólo lugar: esto haría más fácil que el caballo la escupa. Después levante la cabeza del caballo hasta que haya tragado la pasta. En cualquier caso, siga con precisión las instrucciones de uso.

Para una visión de conjunto sobre marcas comerciales más difundidas de pastas y geles orales para equinos pulse aquí.


Seguridad de pastas y geles orales

Las pastas y geles desparasitantes administrados correctamente son de ordinario seguras para los caballos. Los animales toleran bien las sustancias activas que contienen y el margen de seguridad de los productos suele ser bastante alto, es decir, el riesgo de reacciones adversas inesperadas en caso de ligera sobredosis es bastante bajo.

No obstante, cada sustancia activa tiene sus propias características toxicológicas. Para más información al respecto consulte las fichas toxicológicas de las sustancias activas más empleadas en pastas y geles desparasitantes para caballos: 


Resistencia de los parásitos a pastas y geles desparasitantes

La resistencia de los pequeños estrongílidos (ciatostómidos) está muy extendida y puede ser elevada, especialmente a los benzimidazoles (p.ej. fenbendazol, mebendazol, oxibendazol). Estudios recientes han confirmado la resistencia a los benzimidazoles en >80% de las propiedades investigadas en Alemania y Gran Bretaña. Se sabe también que es frecuente en Australia, los EE.UU. y otros países. También se ha reportado resistencia a las tetrahidropirimidinas (fundamentalmente pirantel) en Europa y los EE.UU., pero no tan alta y frecuente como a los benzimidazoles y a menudo se logra obtener un cierto control con estos compuestos. La tolerancia a las lactonas macrocíclicas (endectocidas; sobre todo ivermectina y moxidectina) manifestada como expulsión baja pero significativa de huevos tras tratamiento (determinada por conteo de huevos en materia fecal) no está muy extendida pero ha sido reportada en Brasil, Europa (Alemania, Gran Bretaña, Italia) y los EE.UU.

La resistencia de Parascaris equorum a los antihelmínticos más comunes está aumentando. Hay reportes de resistencia a las lactonas macrocíclicas (endectocidas; sobre todo ivermectina y moxidectina) en Australia, Gran Bretaña y los EE.UU. También se ha reportado tolerancia (es decir eficacia reducida) a los benzimidazoles (p.ej. fenbendazol, mebendazol, oxibendazol) en los EE.UU. y la resistencia al pirantel se ha confirmado en varios países (p.ej. Australia, Brasil, Japón y EE.UU.). También hay casos de resistencia múltiple a las lactonas macrocíclicas y al pirantel, p.ej. en los EE.UU.

Otros artículos interesantes