EMODEPSIDA: Ficha Toxicológica


Toxicidad y tolerancia de la emodepsida

  • DL50 aguda en rata: p.o. >500 mg/kg
  • DL50 aguda en rata: dermal >2000 mg/kg
  • La toxicidad aguda de la emodepsida es muy baja.
  • Gatos adultos y jóvenes toleraron sin síntomas tóxicos 6 tratamientos con la combinación de emodepsida + praziquantel cada 2 semanas a dosis de hasta 5x la dosis terapéutica.
  • En gatos, a 10x la dosis terapéutica se obervaron ligera salivación, temblor y depresión que se resolvieron 24 horas tras el tratamiento.
  • Tras administración oral a gatos (el producto comercial se administra a gatos por vía tópica) todos los animales mostraron salivación y vómito.
  • Los perros toleran muy bien la emodepsida por vía oral. En perros Collies sensibles a la ivermectina el margen terapéutico de la emodepsida es notablemente menor. Ya a 2x la dosis terapéutica pueden darse síntomas de intolerancia como malestar y marcha incierta.


Síntomas de intoxicación con emodepsida

  • Lo síntomas más frecuentes de intoxicación por sobredosis son salivación, vómito, temblor y depresión
  • Intoxicaciones graves pueden afectar sobre todo al sistema nervioso central.

Contraindicaciones, incompatibilidades, efectos indeseables de la emodepsida

  • En el lugar de aplicación pueden observarse a veces restos pegajosos o blanquecinos pasajeros.
  • La selamectina puede ser irritante para la piel y los ojos. Si se contaminan los ojos, enjuagar abundantemente.
  • A dosis terapéuticas pueden darse también ocasionalmente salivación, vómito, diarrea, anorexia (falta de apetito), ligeros temblores y letargia.
  • También se ha observado alopecia (caida del pelo), ocasionalmente persistente, a veces asociada con irritación de la piel y prurito (picor) en el lugar de administración.
  • En caninos con la mutación MDR-1 persiste el riesgo de que la emodepsida presente problemas de tolerancia más o menos graves. Por ello la dosificación debe hacerse lo más exactamente posible. Se trata sobre todo de los Collies y razas próximas, que tienen una mutación (en el gen MDR-1) que afecta a la barrera sangre-cerebro que hace que ciertos medicamentos de ordinario no entren en el cerebro de los mamíferos. En estas razas, la mutación hace que sí atraviesen la barrera sangre-cerebro, al menos en parte. Además de los Collies también otras razas han mostrado problemas similares: Bobtail, Border Collie, Collie Barbudo, McNab, Galgo Silken, Galgo Whippet, Pastor Australiano, Pastor Blanco Suizo, Pastor Inglés, Pastor Shetland, Wäller, si bien la mutación defectuosa no se ha confirmado aún en todas estas razas.
  • La emodepsida puede tener efecto contra Dirofilaria spp. (gusano del corazón), si bien a la dosis recomendada no está indicada para su control. Por ello no se pueden excluir problemas en perros y gatos infectados con dicho parásito. Lea el artículo correspondiente en este sitio sobre dicho parásito, su prevención y tratamiento (enlace).
  • Nunca usar pipetas o tabletas para perros en gatos, o para perros medianos o grandes en perros pequeños. Ocurre que algunos usuarios pretenden ahorrar dinero usando las pipetas o tabletas grandes para varios perros pequeños, o para varios tratamientos del mismo perro pequeño, o para el gato... El riesgo de sobredosis por error de cálculo o por falta de destreza es considerable.

Antídoto, tratamiento de intoxicaciones de emodepsida

  • La emodepsida no tiene un antídoto específico.
  • El tratamiento de intoxicaciones es sintomático y de apoyo.


Toxicidad medioambiental de la emodepsida

  • La emodepsida es tóxica para invertebrados acuáticos.
  • Al no usarse en el ganado ni en la agricultura, apenas se han realizado estudios de impacto medioambiental. No obstante, puede considerarse que usada correctamente en perros y gatos, el riesgo de contaminación medioambiental con emodepsida es mínimo.

Otras informaciones

  • La emodepsida no se emplea ni en la agricultura, ni en medicina humana.
  • La emodepsida no se emplea en el ganado.
  • La emodepsida bloquea las sinapsis neuromusculares de la musculatura corporal de los helmintos acoplándose a receptores del tipo de las latrofilinas. En mamíferos, este tipo de receptores se dan también en el cerebro, como subgrupo de los receptores del tipo de las secretinas. De ahí la elevada sensibilidad a la emodepsida de los perros afectados por la mutación MDR-1, en los que la emodepsida puede atravesar en mayor o menor medida dicha barrera, de modo similar a las lactonas macrocíclicas como la ivermectina.
  • Tras administración tópica u oral, una buena parte de la sustancia activa se absorbe a sangre y se deposita rápidamente en la grasa corporal, desde donde se va liberando lentamente.
  • Aproximadamente la mitad de la dosis se elemina ya a las 24 horas, el resto sólo muy lentamente. Casi la totalidad se elimina por vía fecal, sólo 2-3% por la orina. 43 a 56% de la dosis se excreta como emodepsida, el resto en forma de diferentes metabolitos. La vida media de eliminación es de unos 9 días.

Pulse aquí para ver la lista de todas las fichas toxicológicas en este sitio.


Otros artículos relacionados en este sitio

  • Ficha técnica de la emodepsida (enlace) con información adicional sobre espectro de eficacia, formulaciones, comercialización, etc.

Información general sobre:

  • Toxicología de las sustancias activas (enlace)
  • Toxicología de las formulaciones (enlace)
  • Clases de toxicidad de la OMS (enlace)
  • Residuos en el ganado (enlace)
  • Riesgos generales del uso de antiparasitarios (enlace)


¡ ADVERTENCIA !

No olvide que la formulación (es decir, el producto terminado) contiene otros ingredientes (disolventes, emulgantes, estabilizantes, etc.) que pueden ser también relevantes desde el punto de vista toxicológico. Y que la toxicidad del producto comercial depende sobre todo de su contenido en sustancia(s) activa(s).

El objetivo de esta ficha es ofrecer información sobre los aspectos toxicológicos de las sustancias activas parasiticidas veterinarias, complementaria a la que suelen ofrecer las etiquetas de los productos o las Hojas de datos de seguridad (=Material and Safety Data Sheet = MSDS), y sobre todo relativa a su administración al ganado, perros y gatos. Puede ser útil a quien no está familiarizado con el uso de los antiparasitarios veterinarios.

Por lo tanto esta ficha no sustituye a la etiqueta del producto comercial concreto, ni le exime de leerla atentamente antes de usarlo. Si piensa emplear el producto, en cualquier caso debe seguir estrictamente las indicaciones que contiene dicha etiqueta, entre otras razones porque LAS FORMULACIONES DISPONIBLES, LAS INDICACIONES ESPECÍFICAS Y LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD PUEDEN VARIAR DE UN PAÍS A OTRO, según las normativas nacionales.

En caso de duda consulte al laboratorio que fabrica o distribuye el producto concreto, o a un médico veterinario.

Otros artículos interesantes