PERMETRINA: Ficha Toxicológica


Toxicidad y tolerancia de la permetrina

  • DL50 aguda en rata: p.o. 400 a 1350 mg/kg, según el vehículo (lipídico o acuoso)
  • DL50 aguda en rata: dermal 4000 mg/kg; para gatos 100 mg/kg !
  • La permetrina es una mezcla de isómeros cis:trans. La relación de estos isómeros varía según los productos y puede ser 80:20, 40:60 o 25:75. El isómero cis es unas 10 veces más tóxico que el isómero trans.
  • Como todos los piretroides, la permetrina es neurotóxica: bloquea o retarda el transporte de sodio a través de la membrana celular (tanto de los parásitos, como de los hospedadores). Esto provoca descargas repetitivas o despolarización espontánea de las membranas. Las células sensitivas y neurosecretoras son especialmente sensibles.
  • Por lo general, el ganado y los perros toleran bien la permetrina, pues la toxicidad de éste compuesto es aprox. 1000 veces mayor contra los parásitos que contra los mamíferos. Pero la toxicidad puede aumentar en caso de contacto prolongado con la piel o por inhalación, o en caso de contacto directo con heridas.
  • La permetrina también es hepatotóxica e induce las enzimas hepáticas microsomales.
  • Atención: la permetrina es tóxica para los gatos. No toleran las dosis terapéuticas, pues no son capaces de metabolizar la permetrina mediante glucuronización, como el resto de los mamíferos. Esto hace que la permetrina absorbida permanezca mucho más tiempo en sangre en gatos que en perros o en el ganado.


Síntomas de intoxicación con permetrina

  • Los síntomas principales de todas las intoxicaciones con piretroides afectan al sistema nervioso central y al sistema muscular.
  • Los síntomas más frecuentes son hiperreactibilidad, hipersalivación, vómito, diarrea, temblores, ataxia (descoordinación de movimientos), parestesia (sensación anormal de los sentidos como hormigueo, adormecimiento, etc.) y agotamiento. También pueden darse pérdida del control de la micción.
  • En casos de intoxicación grave puede darse también hipertermia (fiebre) o hipotermia (lo contrario), disnea (dificultad para respirar, falta de aire), fuertes temblores, desorientación y espasmos o calambres.
  • Los síntomas suelen aparecer pocas horas tras la exposición, aunque dependen mucho del compuesto, la dosis y la vía de contacto.
  • Tras contacto prolongado con la piel pueden darse irritaciones locales, con prurito (picor), enrojecimiento de la piel (eritema). Especialmente sensibles son las mucosas, p.ej. nasales y respiratorias con desarrollo de tos, oculares con desarrollo de conjuntivitis, genitales, etc.
  • Tras inhalación puede desarrollarse una sensibilización alérgica del paciente con cuadros asmáticos. En casos extremos, la inhalación persistente a altas dosis puede provocar parálisis respiratoria y muerte.
  • En gatos, el simple lamido de la piel tras la administración, o el uso de spot-ons (pipetas) a altas concentraciones como los indicados para perros, pueden causar 1 a 72 horas tras la administración los síntomas previamente mencionados.

Contraindicaciones, incompatibilidades, efectos indeseables de la permetrina

  • No administrar permetrina si hay lesiones cutáneas de cierta extensión, pues podría seguirse intoxicación por excesiva absorción a través de la herida.
  • En perros pequeños puede darse parestesia (sensación anormal de los sentidos como hormigueo, adormecimiento, etc.) que suele resolverse en unas 12 a 24 horas.
  • Los efectos tóxicos pueden potenciarse por la exposición simultánea a piretroides y organofosforados.
  • En caballos la permetrina puede prolongar los efectos de los barbituratos.
  • Nunca usar spot-ons ( = pipetas) para perros en gatos, ni pipetas para perros medianos o grandes en perros pequeños. Ocurre que algunos usuarios pretenden ahorrar dinero usando las pipetas grandes para varios perros pequeños, o para varios tratamientos del mismo perro pequeño, o también para el gato... El riesgo de sobredosis por error de cálculo o por falta de destreza es considerable; además, en una pipeta abierta el producto puede deteriorarse; y, en este caso, la permetrina es tóxica para los gatos.


Antídoto, tratamiento de intoxicaciones de permetrina

  • La permetrina no tiene un antídoto específico
  • El tratamiento consiste en evitar el contacto adicional y en el tratamiento sintomático y de apoyo.
  • Los espasmos pueden tratarse con anticonvulsivos, p.ej. diazepam. Si no da resultado puede intentarse con fenobarbital o pentobarbital.
  • En caso de hipersalivación puede administrarse atropina.
  • En caso de fuertes vómitos o diarreas puede ser necesario rehidratar al paciente y restituir las sales.
  • Tras exposición dérmica lavar con agua abundante y detergentes suaves.
  • Tras ingestión accidental administrar carbón activo (2g/kg) o sulfato de magnesio o de sodio (0,5 mg/kg en solución acuosa al 10%).
  • Como hepatoprotectores pueden emplearse el gluconato cálcico y vitaminas del complejo B

Toxicidad medioambiental de la permetrina

  • La permetrina, como todos los piretroides es extremadamente tóxica para los peces y para invertebrados acuáticos. Es prácticamente inocua para las aves.
  • La permetrina es bastante fotoresistente, es decir, se descompone lentamente por efecto de la luz solar.
  • La persistencia en suelos es moderada, y depende en buena parte de su estructura. Se descompone más rápidamente en suelos arenosos y pobres en materia orgánica, que en suelos arcillosos o muy orgánicos.
  • Las bacterias del suelo también contribuyen a descomponer la permetrina.
  • La persistencia en aguas depende del pH y a la temperatura. En las condiciones habituales la vida media en agua suele ser de unos 5 días.
  • La permetrina no es soluble en agua y tiende a adherirse a partículas del suelo, por lo que es poco probable que provoque contaminaciones de aguas freáticas.

Otras informaciones

  • La permetrina pertenece al grupo químico de los piretroides (enlace) del tipo I (sin grupo ciano en la estructura molecular)
  • La permetrina se emplea abundantemente en la agricultura y en la higiene pública y doméstica.
  • La permetrina se emplea también en medicina humana en numerosos países, sobre todo contra piojos y sarna.
  • La permetrina es uno de los antiparasitarios externos más empleados en perros, mucho menos en el ganado. De ordinario, su empleo no suele causar problemas. Pero conviene no subestimar el riesgo de posibles complicaciones, sobre todo al usar spot-ons o pipetas con permetrina a altas concentraciones en cachorros y perros de razas pequeñas, o pour-ons con permetrina a altas concentraciones en ganado joven o debilitado. Con spot-ons y pipetas siempre hay un cierto riesgo de ingestión de sustancia activa por lamido de unos animales a otros o a si mismo.
  • Con la introdución de spot-ons (pipetas) para perros, han surgido productos con permetrina a concentraciones de hasta el 65%, que resultan en dosis de hasta 100 mg/kg. Un error del usuario (p.ej. equivocarse en el peso del animal, o en el tamaño de la pipeta) puede fácilmente doblar esta dosis. Considerando que concentraciones de <10 mg/kg de piretroides pueden ya resultar irritantes para el ganado, no es de extrañar que haya perros que, por su situación sanitaria o características individuales, no toleren tales dosis.

Pulse aquí para ver la lista de todas las fichas toxicológicas en este sitio.


Otros artículos relacionados en este sitio

  • Ficha técnica de la permetrina (enlace) con información adicional sobre espectro de eficacia, formulaciones, comercialización, etc.

Información general sobre:

  • Toxicología de las sustancias activas (enlace)
  • Toxicología de las formulaciones (enlace)
  • Clases de toxicidad de la OMS (enlace)
  • Residuos en el ganado (enlace)
  • Riesgos generales del uso de antiparasitarios (enlace)

¡ ADVERTENCIA !

No olvide que la formulación (es decir, el producto terminado) contiene otros ingredientes (disolventes, emulgantes, estabilizantes, etc.) que pueden ser también relevantes desde el punto de vista toxicológico. Y que la toxicidad del producto comercial depende sobre todo de su contenido en sustancia(s) activa(s).

El objetivo de esta ficha es ofrecer información sobre los aspectos toxicológicos de las sustancias activas parasiticidas veterinarias, complementaria a la que suelen ofrecer las etiquetas de los productos o las Hojas de datos de seguridad (=Material and Safety Data Sheet = MSDS), y sobre todo relativa a su administración al ganado, perros y gatos. Puede ser útil a quien no está familiarizado con el uso de los antiparasitarios veterinarios.

Por lo tanto esta ficha no sustituye a la etiqueta del producto comercial concreto, ni le exime de leerla atentamente antes de usarlo. Si piensa emplear el producto, en cualquier caso debe seguir estrictamente las indicaciones que contiene dicha etiqueta, entre otras razones porque LAS FORMULACIONES DISPONIBLES, LAS INDICACIONES ESPECÍFICAS Y LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD PUEDEN VARIAR DE UN PAÍS A OTRO, según las normativas nacionales.

En caso de duda consulte al laboratorio que fabrica o distribuye el producto concreto, o a un médico veterinario.

Otros artículos interesantes