Marca comercial: TRIPLEMIC ®

Laboratorio: MICROSULES (enlace)


FORMULACIÓN

  • Suspensión para administración oral (enlace)

Pueden interesarle también los siguientes artículos generales en este sitio sobre los antiparasitarios veterinarios:


CONTENIDO

Sustancias activas:

  • TRICLABENDAZOL (enlace)*: 10% (equivale a 100 g por litro)
  • LEVAMISOL CLORHIDRATO (enlace)*: 8% (equivale a 80 g por litro)
  • IVERMECTINA (enlace): 0,2% (equivale a 0,2 g por litro)

Clases químicas de las sustancias activas:

  • TRICLABENDAZOL: BENZIMIDAZOL (enlace)
  • LEVAMISOL: IMIDAZOTIAZOL (enlace)
  • IVERMECTINA: ENDECTOCIDA - LACTONA MACROCÍCLICA (enlace)

INDICACIONES*

Ganado

  • Ovinos

¿Autorizado para ganado lechero en producción de leche para el consumo humano? NO

Parásitos (espectro de acción)

Endoparásitos:

Ectoparásitos:

  • Larvas de Oestrus ovis, Dermatobia hominis, Cochliomyia hominivorax
  • Puede ser utilizado como preventivo de miasis de ombligo en recién nacidos y en las heridas de castración, etc.
  • Piojos: Haematopinus sp., Linognathus vituli, Solenopotes capillatus.

*Atención: pueden variar de un país a otro. ¡Aténgase a la etiqueta!
Lea también el artículo en este sitio sobre las diferencias entre las etiquetas de los diferentes países (enlace).


DOSIS RECOMENDADA*

  • 1 ml de producto cada 10 kg de peso vivo (equivalente a: 200 mcg/kg p.v. de ivermectina; 8 mg/kg p.v. de levamisol clorhidrato; 10 mg/kg p.v. de triclabendazol)

*Atención: puede variar de un país a otro. ¡Aténgase a la etiqueta!


SEGURIDAD

Clase de toxicidad OMS: no aplicable por tratarse de un medicamento veterinario, no de un plaguicida

DL50 en ratas (aguda oral)*: ~2'250 mg/kg

*Calculado según la directiva 2009 de la OMS en base al LD50 de la(s) sustancia(s) activas (enlace).
Pueden interesarle los artículos en este sitio sobre la toxicología de los antiparasitarios (enlace).

¿Sospecha de intoxicación?

Consulte las fichas toxicológicas del triclabendazol (enlace), del levamisol (enlace) y de la ivermectina (enlace) para más detalles sobre toxicidad, tolerancia, síntomas y tratamiento de envenenamiento, antídoto, etc.

Periodo (o tiempo) de espera (o de carencia, retiro, resguardo, retención, prefaena, etc.) puede variar de un país a otro:

  • Carne: 28 días
  • Leche: No autorizado

Pueden interesarle los artículos en este sitio sobre los residuos de los antiparasitarios (enlace).

Consulte los artículos en este sitio sobre los riesgos de los antiparasitarios para:


MANEJO Y PREVENCIÓN DE LA RESISTENCIA

¿Qué parásitos, de los indicados en la etiqueta, pueden tener ya resistencia a este producto o pueden desarrollarla con el tiempo si no se toman medidas preventivas?

  • Nematodos gastrointestinales (Haemonchus, Ostertagia, Cooperia, Trichostrongylus, etc.) (enlace)
  • Duela del hígado (Fasciola hepatica) (enlace)

La resistencia de los nematodos gastrointestinales a los imidazotiazoles (levamisol, tetramisol), a la ivermectina y otros endectocidas, y a los benzimidazoles está enormemente extendida en casi todo el mundo en ovinos y caprinos, algo menos en bovinos. No está reportada en porcinos.

La resistencia de Fasciola hepatica a los benzimidazoles (triclabendazol y/o albendazol) ha sido reportada en América Latina en bovinos (p.ej. en Argentina y Perú). La resistencia en ovinos, no es rara en Europa (Irlanda, Inglaterra, Países bajos, España), en Australia y Nueva Zelanda, y ha sido reportada también en América Latina (p.ej. en Argentina).

La lógica de combinar varios nematicidas (en este caso levamisol e ivermectina) con mecanismos de acción diferentes en un mismo producto es asegurar que al menos uno controle los nematodos ya resistentes a los otros. Ahora bien, si combinar sustancias activas con mecanismos de acción diferentes tiene sentido para prevenir o retrasar el desarrollo de resistencia antes de que haya aparecido, este efecto no se logra cuando ya hay resistencia a alguno de los componentes de la mezcla. Es más, el uso de tales mezclas contra poblaciones de nematodos ya resistentes a uno o varios de los componentes aumenta notablemente el riesgo de desarrollo de resistencia múltiple. Pulse aquí para saber más sobre la prevención y el manejo de la resistencia.

¿A qué clases químicas de antiparasitarios conviene cambiar (rotación) si ya hay resistencia confirmada, se sospecha que pueda haberla, o se quiere retardar su aparición?

  • Clorsulón (enlace)
  • Monepantel (enlace) sólo para ovinos en algunos países
  • Nitroxinil (enlace)
  • Salicilanilida (enlace)
  • Tetrahidropirimidina (enlace)

Los productos aptos para la rotación pueden no tener el mismo espectro de acción que este producto.

Pueden interesarle los artículos en este sitio sobre la resistencia de los parásitos a los antiparasitarios:

  • detección y diagnóstico de la resistencia (enlace)
  • prevención y manejo de la resistencia (enlace)
  • manejo integrado de parásitos (MIP) (enlace)


FABRICACIÓN y COMERCIALIZACIÓN

¿Las sustancias activas son originales o genéricas? GENÉRICAS

Algunos países en los que se comercializa: Uruguay

Pueden interesarle los siguientes artículos en este sitio sobre los productos antiparasitarios:

  • registro u homologación (enlace)
  • fabricacion (enlace)
  • vencimiento y caducidad (enlace)
  • comercialización y distribución (enlace)
  • productos originales (enlace)
  • productos genéricos (enlace)
  • precios (cómo se explican) (enlace)

OBSERVACIONES

Se trata de una clásica formulación oral con triclabendazol, levamisol e ivermectina genéricos.

La ivermectina es la primera lactona macrocíclica introducida en la década de 1980 por MSD AGVET (hoy MERIAL). Supuso una revolución del control de parásitos: por su alta eficacia; por su efecto sistémico; y por su amplio espectro de acción contra numerosos nematodos gastrointestinales y pulmonares y, según la formulación, también contra ácaros de la sarna, piojos, barros, tórsalo, gusaneras, y moscas de los cuernos (sólo en pour-ons). Pero no es eficaz contra cestodos (tenias) o trematodos (duelas), ni contra pulgas y otros insectos picadores (tábanos, mosquitos, etc.). Hoy en día hay miles de productos veterinarios genéricos con ivermectina: es sin duda la sustancia activa parasiticida más usada en todo el mundo, tanto en el ganado como en mascotas. También se emplea moderadamente en la agricultura y contra plagas domésticas.

El levamisol es un veterano antihelmíntico nematicida introducido en la década de 1960 por JANSSEN. Es un nematicida de amplio espectro eficaz contra numerosas especies de nematodos gastrointestinales y pulmonares, también contra los estadios inmaduros o inhibidos de algunas especies. No tiene ninguna eficacia contra cestodos (tenias), Fasciola hepatica o parásitos externos. Se emplea masivamente en el ganado, mucho menos en mascotas y caballos. Se emplea algo en medicamentos humanos, pero en muchos países se ha dejado de usar por problemas de seguridad. No se emplea en la agricultura.

Lamentablemente, tras años de uso masivo del levamisol y de la ivermectina, la resistencia de los nematodos gastrointestinales a estos compuestos en ovinos y caprinos se ha convertido ya en un problema grave en muchos lugares, algo menos en bovinos. También hay casos de resistencia múltiple a ambos compuestos. Es de temer que estos problemas se agraven aún más en el futuro.

No obstante, la ivermectina es y seguirá siendo un excelente parasiticida, y hay numerosos parásitos del ganado que tras cerca de 30 años de uso no han desarrollado resistencia: los ácaros de la sarna, los piojos, numerosas miasis, los nematodos pulmonares, etc., y cuyo control sigue siendo muy importante.

El triclabendazol es un veterano benzimidazol introducido en la década de 1970 por CIBA-GEIGY (hoy ELANCO). Es el único fasciolicida eficaz contra los adultos y contra todos los estadios inmaduros (a partir de 1 semana) de Fasciola hepatica. Es el fasciolicida más eficaz y el más utilizado en rumiantes. Sin embargo, carece de eficacia contra nematodos o cestodos, por lo que a menudo se emplea en combinación con un nematicida (p.ej. ivermectina, levamisol, etc.). No se emplea en otro ganado ni en mascotas porque estos animales no suelen tener problemas de Fasciola. También se emplea en medicamentos humanos. No se emplea en agricultura.

Tanto el triclabendazol como el levamisol por vía oral carecen prácticamente de efecto residual, es decir, matan los parásitos durante las pocas horas tras el tratamiento, pero no protegen a los animales contra reinfestaciones.

En las suspensiones orales, es vital agitar bien el producto antes del uso para resuspender la sustancia activa que probablemente se ha depositado en el fondo del envase. La calidad de la formulación es muy importante precisamente para asegurar una buena suspensión: en algunos productos genéricos la formulación es peor que en el producto original y la sustancia activa precipita fácilmente y sólo se resuspende con dificultad.

Pulse aquí para saber más sobre cómo usar adecuadamente las suspensiones orales antihelmínticas.

Pulse aquí para ver la lista y visión de conjunto de las suspensiones (o soluciones) orales antihelmínticas con mezclas de sustancias activas más usados contra parásitos internos del ganado, más o menos comparables con este producto.


¡ ADVERTENCIA !

El objetivo de este artículo es ofrecer información complementaria a la que suelen ofrecer las etiquetas de los productos. Puede ser útil a quien no está familiarizado con el uso de los antiparasitarios veterinarios.

Este artículo no sustituye a la etiqueta del producto, ni le exime de leerla atentamente antes de usarlo. Si piensa emplear el producto, en cualquier caso debe seguir estrictamente las indicaciones que contiene dicha etiqueta, entre otras razones porque LAS FORMULACIONES DISPONIBLES, LAS INDICACIONES ESPECÍFICAS Y LOS PERIODOS DE ESPERA PUEDEN VARIAR DE UN PAÍS A OTRO. Lea también el artículo en este sitio sobre este tema (enlace).

Los datos específicos sobre el producto descrito en este artículo se han obtenido de publicaciones impresas o electrónicas lo más actuales posibles del laboratorio que lo fabrica o de fuentes oficiales (EMEA, FDA, USDA, etc.). Pero no se ofrece ninguna garantía de que el producto no haya sido modificado tras la publicación de tales datos, ni de que en su caso el laboratorio haya actualizado debidamente todas sus publicaciones al respecto.

En caso de duda consulte al laboratorio que fabrica o distribuye este producto o a un médico veterinario.

Otros artículos interesantes